domingo, 12 de junio de 2011

El fantama de la discoteca

Había una vez, hace mucho tiempo, Discoland. Era una ciudad del país Dancepart y se llamaba así porque era muy discotequero y había una disco de la ciudad llamada Oh yeah. Era la más famosa de todas pero nadie sabía que dentro del altavoz izquierdo había un fantasma llamado Boo que odiaba la gente que venía porque no le dejaban sitio para bailar. Un día con su teléfono móvil fantasmal envió unos cuantos SMS que decían

Hola fantasmikos, os espero en mi casa mañana a media noche
Chau Miki, chau carnivoris chau Gugu chau Fantasniki chau Pesadilla hasta mañana
De: Boo
Al día siguiente entraron a la disco y pusieron una silla para que no entre nadie.
Pesadilla y Carnivoris eran sus dos mejores amigos y Boo estaba enamorado de Fantasniki, una fantasmita con una rosa siempre puesta en la cabeza, los ojos pintados de azul y los labios rojo carmín. Le encantaba ir así. Las mejores amigas de Fantasniki eran Miki y Gugu. Prepararon fantosmiedo, una bebida con gas, fantosmiedo light sin gas, pesalidino, una mezcla de zumos con mucha fruta, Miedosfinitos, unas patatas fritas, batidolandia unos batidos (estilo fantasmal) y chocomiedo, chocolate caliente. Pusieron la canción boooooooooo boooooooooo requetebooooooooo, del autor Milmiedos, el disco se llamaba Pesadillas al poder. Boo les dio a cada uno un papel que ponía:

Bienvenidos todos a la discoteca de Boo
Os espero en el salón de las reuniones secreto a las 3 de la mañana.
Si queréis comprar cosas entrad en el altavoz contrario y os encontraréis al dueño de la tienda. Preguntadle si tiene postales de la disco, así tenéis un recuerdo.
Hay postales como estas:

Empezó a sonar la música de vals y Boo se puso un lazo en el cuello.
- ¿Me concede este baile bella dama? - le dijo Boo a Fantasniki.
- Emmmm ¿Tú qué crees ?
- Que sí ¿verdad? pues vamos.
Y empezaron a bailar el vals y los demás fantasmas también bailaron el vals con las chicas.
A las tres de la mañana se reunieron todos en el altavoz y bajaron por unas escaleras que les llevó a una sala subterránea de reuniones. Los fantasmas se sentaron en unas sillas llenas de moho y delante de las sillas había una mesa vieja y rota con telarañas.
- Bueno, amigos y amigas, bienvenidos a la reunión del club Fantasmikos, nos hemos reunido aquí porque como vivimos en discotecas la gente no nos deja ni un solo espacio para bailar y nosotros queremos bailar pero no podemos. Ahora quien tenga una idea que levante la mano que yo daré la palabra. Miki y Pesadilla levantaron la mano y Boo eligió a Pesadilla.
- A ver Boo, somos invisibles y atravesamos las personas que bailan, entonces no hay que hacer nada, yo ya estoy bien.
- Pues a mí me gusta estar solo con los fantasmas, los vampiros y todas las cosas de miedo que asustan a los miedicas humanos, no quiero bailar con gente. Además sus bebidas son asquerosas como esa que se llama Cocola, no, Clococola, no, a sí, Coca cola. Miki es tu turno.




- Podemos pedirle a los humanos que nos dejen bailar todas las noches.
- Emm...Miki, las discotecas están abiertas en la noche.
- Ho sí, es verdad.
En ese momento Gugu levantó la mano:
- Gugu, te doy la palabra.
- Podemos disfrazarnos de personas y luego traemos las bebidas.
-¿De dónde sacamos la ropa?
- No sé.
En ese momento Carnivoris y Fantasniki levantaron la mano.
- Fantasniki, te doy la palabra.
- Podemos hacer nuestra discoteca aquí abajo y sería una discoteca solo para fantasmas.
- Es genial, vamos con tu plan Fantasniki, ¿Carnivoris, que querías decir?
- Lo mismo, pero ahora que ya tenemos lo que vamos ha hacer ya sé donde conseguiremos todo lo que necesitamos para hacer una disco, y eso está enterrado en el cementerio, en la tumba de Discolisto, el mejor bailarín de Discoland, que cuando se murió tenia sus cosas ahí.
- ¡Genial idea!, bueno, manos a la obra, Gugu y Carnivoris id a buscar la decoración, Miki y Pesadilla la música y Fantasniki y yo los batidos y la bebida.
Gugu y Carnivoris ya estaban en el cementerio y ellos empezaron a hacer un agujero grande en la tierra. Encontraron al fantasma de Discolisto que ahora se llamaba Fantaslisto y Gugu le preguntó:
-Hola Fantaslisto, hemos venido para ver si nos puedes regalar tus cosas discotequeras por favor.
-Lo siento, las cosas las han dado al museo, sólo me queda la ropa de Discolisto.
- Tengo una idea- dijo Carnivoris y los dos se disfrazaron, Carnivoris de Discolisto y Gugu no se sabe de qué se disfrazó, porque se puso toda la cabeza de flores, un traje de hojas y se hizo unos pelos con enredaderas. Entraron al museo sin que nadie se diera cuenta y cogieron: una bola de disco, un DJ, 11 mesas y 11 sillas y la alfombra multicolor.



Llevaron todo y luego prepararon la discoteca que quedó genial.
- Hemos hecho chocomiedo a mano y también hemos comprado batidolandia - dijo Boo
- Yo escribí unos cuantos nombres para la disco- dijo Miki y en el pape decía:

1) fantasmikos disco
2) boooooo diiiiiscoo
3) requetete disco
4) corazón negro
5) club fan de los fantasmas
6) feria del miedo
7) oh yeah terrorífico

- Guau cuantos, yo voto el numero 7, ¿vosotros? - dijo Boo.
Todos eligieron el 7 menos Pesadilla que eligió el 5.
- ¡Yupiiiii, ganó el 7! - gritó Gugu.
- Ahora que ya está todo vamos abrir la disco sólo para vampiros, fantasmas, esqueletos, zombis, brujas y demonios - dijo Boo
- Pero es de día, ningún muerto viviente ni una bruja vendrá, todos están en sus tumbas o castillos encantados- dijo Fantasniki .

-Es verdad, pero bueno, da igual, por que pondremos la música muy alta a la noche y así no escuchamos la música de los humanos y... ¡POR LAS BRUJAS Y SUS RENACUAJOS! Tenemos un problema.
- ¿Qué pasa? - dijeron todos a la vez.
- Tiene que ser luna llena, si no no se despiertan.
- Podemos llamar a las brujas Trixi, Mixi y Pixi que siempre están despiertas -dijo Miki.
- Ok- dijeron todos a la vez.


La bruja de abajo y del vestido violeta es Mixi, tiene 15 años y es la mayor.
La bruja de arriba, del pelo rosa, negro y amarillo, es Pixi, que tiene la misma edad que Trixi y ellas tienen 10 años, pero Trixi tiene casi igual que Pixi porque ella tiene 9 años y casi 10. Ya me entendéis. Trixi es la rubia con esa falda violeta. Dijeron palabras mágicas y en un plis plas fue luna llena y la discoteca se llenó de fantasmas. Fue una súper fiesta y fue chulísima. Pero a las doce de la noche unos policías se dieron cuenta de que había una discoteca abajo y fueron a ver lo que pasaba. Entraron y se desmayaron y nunca mas vino gente a la discoteca encantada que ahora se llama Ho yeah terrorífico. Fue la discoteca más famosa del mundo.
Fin

Paula Tomasini
Marzo 2011