domingo, 1 de julio de 2012

El diario de Tina

 Hola, soy Tina. Seguro que ya habéis oído hablar de mi en los Club Chiqui. Bueno, voy a la escuela 2+2 en cuarto de primaria. Llevo aparatos y ocho coletitas en la cabeza. ¡Me fascina el basquet y el tenis y soy la fan número uno de Rafa Nadal y de Pau Gasols!



Mis amigas son Carly, Nina, Janet y Lily. A Carly le encanta bailar y cantar. A Nina le gusta estudiar y hacer mates. Es un poco rara ¿verdad?. Janet es hippie.... Bueno, yo le llamo hippie porque le gustan los animales y el aire libre. Creo que tiene claustrofobia. Eso quiere decir que tiene miedo a Santa Claus ¿no? Bueno, Lily es muy coqueta y le encanta ir de compras, pero sabe guardar muy bien los secretos. ¡Y aquí empieza mi chiqui-aventura!

 Lunes 4 de mayo 

Hoy he ido al cole como siempre y a la mañana he tenido mates. Nos han enseñado a hacer círculos con el compás y las partes de la circunferencia. - ¡PROFE! ¡Los círculos me salen cuadrados!- grité yo. Y la profe me miraba como si fuera tonta. ¡Pero es que es verdad, me salían cuadrados! Eh... ¿Os imagináis un circulo cuadrado? Es imposible no?....

¡PUES YA NO LO ES! 

Luego la profe dijo:
 - Os quiero anunciar que mañana a la mañana vendrá un estudiante nuevo-.
 - "Ho no,! ,otro más no, ya tengo suficiente con el equipo de las vampiresas"- pensé yo.
 - Se llama Ramón- continuó la profe.
 - "¡Ugh que nombre tan feo! Y si el nombre es feo el también será feo"- pensé.
 - Y se sentará al lado de Sonia Mqueenfloor- repitió la profe. ¡Sonia Mqueenfloor es mi enemiga numero uno en el ranking de las chicas que me sacan de quicio!..... Bueno, la número dos. Creo que su padre es rico porque tiene de todo. Es como decir.... ¡Lo contrario de mi!. Lleva pintalabios! Y creo que también lleva pinta ojos porque una vez parpadeó y le vi los ojos de color violeta. Se los debe pintar cuando la profe no le ve. Es también la prima de Lily.



 Bueno, luego hicimos lengua y nos fuimos al patio. Yo me reuní con mis amigas en la casa de madera.
 - Qué suerte ha tenido Sonia. ¡Yo también quiero tener un niño a mi lado! Pero... ¿No estáis nerviosos?- dijo Carly, mi mejor amiga, que siempre esta intentando hacer amigos.
 - Si se sabe la raíz cuadrada del triángulo isósceles ¡yo sí que me pongo nerviosa!- dijo Nina. - PAAAZ- dijo Janet
 - Sí, ojalá pudiera chulear de algo que supere todo lo que tiene mi prima- dijo Lily. - PAAAZ- dijo Janet.
 - Sí, a mí siempre me engancha trozos de sus chicles sabor a fresa en la espalda- dije yo.
 - PAAAZ- dijo Janet. 
- ¡Ay!, ¿ Te puedes callar?- gritó Lily.
- Perdón, ¡es que es costumbre!- dijo Janet.



 Luego sonó el timbre y nos fuimos a clase. Tocaba clase de francés. Odio el francés porque no entiendo nada.
 - Bonjour étudiants- dijo el profe.
 - Bonjour- dijimos los étudiants. Empezamos la clase y nos enseñaron a describir personas. De repente tenia pipi y necesitaba ir urgente al baño. Pero como el profesor de francés quiere que TODO lo digamos en francés y YO no sabía francés me pase toda la clase pensando como se decia "puedo ir al baño". Al final me atreví y levanté la mano. Esto es lo que dije
. -Professeur-.
 - ¿Oui?- dijo el profesor
. - Can I.... No, eso es en inglés...mmmm... ¡PIPIIIIIIII!- dije yo. Toda la clase se rió a carcajadas. ¡Hasta mis amigas! El profe me dijo que sí y yo corrí desesperada al baño. Ahí estaba Sonia pintándose los labios. Cuando me vio dijo.
 - Ah!, mira quien esta aquí... ¡La chica del PIPIIIIIIII!-. Luego se rió. Entonces yo le dije: - Déjame que te ayude monina-. Entonces le arrebaté el pintalabios de las manos y le empecé a pintar todo la cara.
 - HAAAA! PARA, PARAAAA!- gritaba ella.
 - Ya está- le dije.
 Entonces ella se miró en el espejo y pegó un grito tremendo. Yo me reí. Luego ella se lavó la cara y me echó agua. Yo cogí el mocho y empece a fregarle la cara. ¡Era una auténtica lucha entre niñas de diez años! Pero entonces vino el problema, el señor que fregaba el baño apareció y nos vio luchar.
 - ¡PERO NIÑAS! ¿QUE HACEIS? ¡LE PIENSO DECIR A LA DIRECTORA TODO ESTO!- dijo el señor. Luego nos agarró de la muñeca mientras nos llevaba al despacho de la directora.
La directora nos dijo:
 - No hagáis esto otra vez o no os podréis presentaros a la elección de presidente de este trimestre-. A mí me da igual ser presidente. Solo vas a reuniones estúpidas y propones cosas estúpidas, y vas primero en las filas y te sientas en las primeras mesas del comedor. Además, es una estupidez presentarse porque todo el mundo sabe que Sonia va a ganar. ¡Ha sido presidenta tres años seguidos! Yo ninguno.
 Luego comimos, después tuvimos clase y nos fuimos a casa.


Martes 5 de mayo 

Hoy me he encontrado un poco mal y no he ido al cole. Me he quedado un poco chafada porque hoy quería conocer al chico nuevo. He vomitado y me duele la panza. También he bebido mi jarabe de vómitos. Me pasé todo el día mirando el partido de tenis, un español contra un francés. He escrito en mi diario. Pero lo peor de todo es que me ha salido un sarpullido en las orejas y las tengo muy hinchadas.


 Me pican un montón. Le he dicho a mi mamá que puede que mañana tampoco vaya al cole porque mis orejas se hincharan más, pero ella ha dicho que no es nada y que tengo que ir. Si me porto bien y me pican mucho las orejas no iré . Luego me puso crema en las orejas. ¡No puedo ir al cole con estas orejas, se reirán de mi! Y me picaran mucho. Cuando se acabó el partido de tenis mamá gritó:
 - A comer!-.
Fui a comer. Había arroz blanco. Odio el arroz blanco. Está muy soso. Siempre está soso, con aceite está soso, con sal está soso, con vinagre está soso, con salsa está soso, con vinagre, salsa, sal y aceita ¡sigue estando soso! bueno... Ya me entendéis. Mientras mi mamá iba a buscar la jarra de agua, en ese momento a mí se me ocurrió una brillante idea. Cogí el plato de arroz y metí todo el arroz en la pecera de Burbujita, mi pez de colores. Lo malo es que me pillaron y me dijeron que mañana voy al cole si o si. Entonces fui a mi habitación a buscar que gorro me pondría al día siguiente para que las orejas no se me vieran. Me probé diferentes gorros.


 Hasta que al final di con !el perfecto!¡Era genial! Tenía muchos colores que pegaban con toda la ropa. Además te tapaba las orejas, no como las gorras que te las dejan al aire. Y por dentro era muy suave y no me hacia daño en las orejas. Puede que sea un poco grande, para adultos, creo, porque lo saqué de la habitación de mi mamá. Pero da igual. Me lo guardé en mi mochila. Mañana lo llevaré y nadie se dará cuenta de que tengo las orejas hinchadas. ¡Listo! ¿¡Quién había dicho que no soy una genia!?


Pero cuando fui a la habitación de mi mamá vi algo raro. Era una ropa diminuta con unos mini zapatitos y una cosa parecida a un pijama pero en pequeño. Estos días mamá a estado muy rara. Camina un kilometro y se cansa. También se marea muy a menudo. ¿Tendrá algo en común eso con la ropa mini-pequeñita?


Miércoles 6 de mayo 

Hoy para ir a la escuela me he puesto mi gorro y mi camiseta favorita. Ahora estoy escribiendo delante de mi taquilla y todavía no me han descubierto que tengo un sarpullido. El timbre ha sonado y me voy a clase. Guardo el cuaderno en la mochila. Comienza la clase. Toca clase de lengua... ¿Pero quién es ese chico que está dos filas delante mío.?..... ¡TACHAN! ES RAMON, EL CHICO NUEVO. ¡Está guapísimo! Tiene el pelo castaño y bastante largo. Entonces en ese momento el profesor me dijo:
 - ¿Te podrías sacar el sombrero?-.
 - Mmm.... No, es que..., tengo frío- dije yo MUY nerviosa.
 - ¡Pero si hace un calor que mata!- dijo el profe.
- Es que... soy friolera ¿sabe?-. El profe me miró con una mirada fulminante. Uf.... ¡Ha faltado poco!. Cogí un papel de debajo de mi pupitre y escribí con un lápiz esta nota:
¡El chico nuevo esta guapísimo!
 Tina
 Luego hice un avión de papel y se lo envié a Carly. Pero un gran obstáculo cogió mi papel en vez de ella. Ese obstáculo era......
¡SONIA MQUEENFLOOR!
 Oh no! Oh no! OOOH NO! Tengo que solucionar esto!. Después de la clase de lengua sonó el timbre para ir al patio. Como siempre quedé última y me pisoteó toda la clase entera. Cogí mi bocadillo y bajé al patio. Pasé por delante del club Purpurina que saltaba a la cuerda. El club Purpurina esta formado por: Sonia Mqueenfloor y sus amigas Amie Johnson y Emma García. Amie es la que baila mejor del cole. Compite con Carly que está en el segundo puesto del ranking de mejores bailarinas del cole. Tiene el pelo rubio y bastante largo. Emma es la mejor saltarina de cuerda de la escuela. Ha saltado 165 saltos seguidos. ¿Te lo puedes creer?. Tiene el pelo de color castaño oscuro y rulos abundantes. De repente se me ocurrió una idea para que las profes y los profes se den cuenta de que Sonia es mala.
¡LO UNICO QUE TENGO QUE HACER ES PRESENTARME A LAS ELECCIONES DE PRESIDENTE!
Y ya está! Luego, en una reunión les diré que Sonia es mala y les enseñaré alguna prueba para que se lo crean de verdad. Los profes piensan que Sonia es un angelito.
 Bueno, yo estaba pasando por delante de la cuerda de saltar. En ese momento estaba saltando Sonia y me encontré un pendiente en el suelo.


Era un pendiente azul de perla. Se le debe haber caído a Sonia mientras saltaba, pensé. Luego pararon de saltar. - Uy ¿Qué no sabes saltar?- dijo Sonia.
- Mmm... no- dije yo.
 - Ja ja ja! ¡Que pringada, por favor! Ah, por cierto, tengo tu papel con la nota que le ibas a dar a Carly. Si no quieres que le diga a nadie no te presentes a las elecciones de presidente o si no, la noticia correrá por todo el colegio- dijo ella. Yo tragué saliva. ¡¿Y ahora qué!?




Jueves 7 de mayo

Oh no! ¡Las elecciones son mañana y no sé qué hacer! Además tengo que hacer un discurso, así que he quedado esta tarde en la casa de Nina. Ella me ayudará. Sigo llevando el gorro porque las orejas siguen irritadas. Ah, sigo notando cosas raras en mi mamá, hoy no me pudo llevar a la escuela porque se sentía mal y me llevó mi papá. Entré a mi escuela. A la mañana tocaba clase de educación física ¡YUPIIIII! ¡Mi preferida! Soy la niña que corre más de la clase y en el descanso podré conocer a Ramón. El profesor nos dijo que diéramos tres vueltas al gimnasio. Después hicimos veinte flexiones y luego descansamos. En el descanso me senté al lado del chico guapo (Ramón).

- Hola- dijo él.

- Hola...- dije yo con vergüenza.

- Soy Ramón Torres y tú debes ser...-.

- Tina, Tina González-.

- Encantada Tina-.

- ¿De dónde eres?- pregunté yo.

- De Andalucía-.

De repente se me escapó:

- ¡Precioso!- El me miró con cara rara. Yo me sonroje un montón y dije:

- La autonomía...... No tú.....Sino la autonomía- El sonrió.

Luego sonó el timbre del patio y nos fuimos todos al patio. Yo corrí a la casita de madera. Pero Ramón me paró y me dijo:

- ¡Espera! Emm... quería que yo y tú...-.

- ¿¡Salir conmigo?! ¡Pues claro! - dije yo.

- ¡Agh! ¡No! Odio ese tipo de cosas.. Quería decir que si podemos.... ser amigos- dijo él.

- ¡Pues claro!- dije yo.

- Bueno, me voy a jugar a fútbol- dijo él.

Me pasé todo el patio mirando como corría atrás de la pelota y marcaba y.... Creo que me he enamorado! El día pasó volando y después de clase me fui a casa de Nina. Me abrieron los padres de Nina. ¡Los padres de Nina son súper raros! Cuando me abrieron la puerta me dijeron:

- ¡Bonjour Tina!- dijo la mamá que no parecía nada francesa. Tenía en una mano un huevo y en la otra una cacerola. Llevaba un delantal a topos de color naranja con manchas de aceite y estaba tan maquillada que parecía un payaso.

- Hola Tina- dijo el padre de Nina que tenía una bata de color blanca toda manchada de manchas negras de carbón y unos pelos de punta. En una mano tenía un bote de experimentos y en la otra una jarra rota. Hemos hecho un discurso súper chulo.

Nina y yo nos pusimos a trabajar duro para hacer un discurso súper chachi piruli. Trataba de por qué tenia que ser presidenta y lo que haría si fuera presidenta. Escribí:

Queridos alumnos, me he presentado a las elecciones para mejorar la escuela. Si me votáis haré que mejoren la comida del comedor, haré que pongan pupitres nuevos y una pizarra digital chulísima. Si queréis, yo pagaré los nuevos lápices de colores y pondré más horas de patio. Tengo que ser presidenta porque yo soy experta y como todos los años habéis votado a Sonia querría que cambiarais y dejaseis ser presidente a otros niños desgraciados, pobres y sin nada de ropa a la moda. Os lo digo de todo corazón ¡votadme por favor!.

Lo de los niños desgraciados es mío. Nina ha dicho que no queda bien pero no le he hecho caso. Como nos sobró tiempo nos pasamos leyendo las novelas de La vida de Yolanda y mirando los nuevos capítulos de Dame tu mano que salían unas canciones muy bonitas como:



Yo te esperaré, sé que en tus ojos aún hay amor

y tu mirada dice ¡volverééé! y aún que sea toda mi vida yo te esperaré.....



Luego me vinieron a buscar.



Viernes 8 de mayo
 Hoy me he despertado con las orejas más hinchadas del mundo! Me puse mucha crema pero no funcionó. Hoy me ha llevado papá a la escuela. Es el día de las elecciones. La profesora nos dijo que cogiéramos los discursos. Pero cuando me acerqué a la mochila para coger el discurso, me acordé de lo que me dijo Sonia el miércoles, "¿Lo hago o no lo hago?", pensé. "Bah, me tengo que atrever. La Tina valiente se atreve a todo. Seguro que solo es una amenaza" volví a pensar. Pero cuando abrí la mochila...
¡SORPRESA SORPRESA!
¡El discurso no estaba! Creo que me lo habría olvidado en casa de Nina. Y Nina se lo olvidó en su casa ¡así que no sé quién es la despistada! ¡Oh no, oh no, oh no! Bueno, da igual" pensé.
Me acuerdo de todo el discurso, mira... Emm... ¡Votadme por favor!.. ¡Oh no, oh no oh no!"- volví a pensar.
- Los que se quieran presentar a las elecciones por favor que bajen conmigo al gimnasio- dijo la Profe. Yo me fui sin coger ningún discurso ni ninguna paparruchada. Corrí al gimnasio. Toda la escuela estaba ahí. La primera niña que dijo su discurso fue Sonia. Esto es lo que dijo:

- Queridos alumnos, como veis no tengo ningún papel porque me lo sé de memoria. Es que una preciosidad como yo tiene que tener mucha memoria, no como algunos que se dejan el discurso en casa- dijo Sonia y luego me miró a mí. Yo me puse roja. Luego continuó:
- Tendréis que votarme sí o sí porque ya veis, tres años seguidos de presidenta no es suficiente. Para que esta escuela mejore necesita más reformas, por eso elegidme a mí, así vuestros sueños de mejorar la escuela se harán realidad, ya lo veréis. ¡Y si me votáis os daré un billete de cincuenta a todos los que me voten! Espero que me votéis. ¡Chao!- Dijo Sonia. Todos le aplaudieron. Luego ella sopló un beso. Amie y Emma se levantaron. La profesora anunció que me tocaba salir a hacer el discurso. Sonia pasó por al lado mío y me dijo:
- Es tu oportunidad, si sales le diré a toda la escuela lo de la nota pero si no, no-. Yo le saqué la lengua y subí al escenario. Cogí el micrófono y dije:
- Emm.. Mmm... ammm.... ¿PATATAS?-. Toda la escuela se rió yo me puse roja y aun más roja cuando Ramón me guiñó el ojo. Nina movió los labios diciendo:
¡IMPROVISA!
Me puse a pensar y en ese momento se me vino a la cabeza la canción de "Yo te esperaré" del programa de "Dame tu mano". Empecé a cantarla bajito sin darme cuenta y de repente subí el volumen. Todos empezaron a hablar. ¡Hasta algunos empezaron a bailar!  Luego Carly subió al escenario y me dio su MP3.
- Sujeta esto- dijo. De repente sonó a todo volumen la canción Karaoke de Yo te esperaré. ¡Parecía un autentico concierto de pop!
¡Y YO LA SUPER ESTRELLA!
Todos gritaban y cantaban conmigo. Mis amigas me aplaudían y se levantaban.
¡Era el día más feliz de mi vida! Luego cuando acabé la canción dije:
- ¡Votadme por favor!-. Todos aplaudieron, me silbaron, se levantaron y yo empecé a llorar de emoción. Las chicas purpurinas se enrabiaron un montón, sobre todo Sonia.
- La profesora dijo -muy bien, que empiecen los votos-. Luego trajeron una olla de cristal enorme con muchos papeles votados por niños. El primer voto fue para Sonia, el segundo para Sonia otra vez. Y así  hasta el quinto voto que fue para mí. Pasaron muchos votos. Al final solo quedaba uno. Íbamos 39 a 39.
- Y el último voto es para...
¡TINA GONZÁLEZ!
¡Yo salté de emoción! Y me fui a abrazar a mis amigas que me felicitaron. Sonia estaba enrabiadísima y sus amigas le consolaban. Me fui al lado de Sonia y le dije:
- Oye, que tampoco es para tanto. Solo por un voto.-.
- Sí, un voto muy valioso. ¡Es la primera vez que pierdo! ¡TE VAS A ENTERAR CUANDO LE DIGA A LA ESCUELA TU SECRETO!- dijo Sonia entre sollozos. Yo le saqué la lengua otra vez y me fui. De repente vino la directora, nos cogió a Carly y a mí de la muñeca y nos llevó a su despacho. Esta es la conversación que tuvimos:
- ¡Tú!- dijo señalándome a mí.
- ¿¡Te crees que esto es un espectáculo de Rock?! ¿¡Qué es eso de salir ahí a cantar!? ¡Esta vez te lo perdono pero la próxima vez no te dejaré ser presidenta!- dijo ella.
- ¡Y tú!- dijo señalando a Carly.
- ¡Vas y le sigues el rollo! ¡Pero qué os pensáis! Sabes que está prohibido traer MP3 a la escuela. ¡Dámelo!. Carly le dio el MP3 un poco triste.
- El lunes las dos os quedaréis sin patio y el MP3 se queda conmigo. Te lo daré el lunes-.
Cuando llegué a casa me puse a hacer la pila de deberes que me habían dado para el lunes.  Es que yo siempre los hago en el primer momento. Trataban los deberes de una historia de un pájaro con un cuello muy largo y que quiere ir a la escuela y bla bla bla... Luego había que hacer un resumen. ¡Me pasé desde la siete de la tarde hasta la una de la mañana! Me quedé frita y soñé con un pájaro de cuello largo que entraba en nuestra escuela y se comía a nuestra profesora y luego empezó a comerse las taquillas y mesas. Y luego apareció un hipopótamo, no sé de donde salió y también el pájaro se lo comió. Luego apareció Ramón y me dijo:
- Tina...Siempre te he querido decir que...¡te amo! ¡Estaremos juntos para siempre!-. Luego me dio la mano y nos dimos un beso espectacular. Luego apareció un arco iris y Ramón y yo nos deslizamos por él y nos encontramos un unicornio mágico que con el fuimos cabalgando hasta el alba. Y luego me desperté.



Sábado 10 de mayo
¡Al fin llegó el fin de semana! Hoy me he vestido con el equipo de tenis y me toca ir al club. Pasamos con mi mamá por la casa de Carly para ir con ella. Es que hacemos tenis juntas. Fuimos al club de deportes de la ciudad. Nuestro entrenador dijo que teníamos que dar tres vueltas al campo. Nosotras lo hicimos. Luego nos dijo:
- Muy bien chicas. Ahora que ya hemos entrenado os voy a decir una cosa. He hablado con el director del club y nos ha dicho que el sábado de la próxima semana es el partido de dobles. Vosotras dos vais juntas. Es muy importante. Jugaréis contra otra niña y mi sobrina que creo que va a la misma escuela que vosotras.-.
- ¡A ver si es Nina!- dije yo.
- ¡O Janet!- dijo Carly. Las dos gritamos y saltamos.
- Bueno, hora de entrenar- dijo el entrenador. La clase fue dura.
Mientras volvíamos a casa íbamos escuchando el MP3 de Carly.
- ¿No era que te lo habían confiscado?- dije yo.
- Sí, pero ayer me quedé a hacer teatro extra escolar y cuando pedí para ir al baño, me fui a buscar mi MP3- dijo Carly.
- Guau!!! Mola mucho tu MP3- le contesté.
- Gracias- dijo ella.
Cuando llegamos a casa de Carly nos despedimos, pero antes de que se vaya le dije:
- Espera, ¿me podrías dejar el MP3 y te lo devuelvo el lunes?-.
- Vale, ten- dijo ella. Me pasé lo que quedaba del camino escuchándolo.




Domingo 11 de mayo
Hoy mi mamá me pidió que vaya a comprar una botella de leche al bazar de la otra esquina. Yo fui mientras escuchaba el MP3 de Carly. Estaba escuchando mi canción favorita cuando de repente un coche pasó por un charco y me mojó toda. Yo me caí porque me entró agua en los ojos y no veía nada. ¿Y adivináis que paso? El MP3 se fue volando y....
¡SE CAYÓ EN LAS REJILLAS DE LAS CLOACAS!
¡Oh no! ¡Oh no! Oh no! Yo me miré el bolsillo de la chaqueta. "puede que aun sea mi oportunidad" pensé. Corrí a la tienda de televisores. La tienda se llamaba Marisa. Corrí a ver el preció y así a toda máquina llegué,  a toda máquina miré el precio y así a toda máquina... ¡Me lamenté! ¡Oh no!  ¡Oh no!  ¡Oh no! ¿La tienda de televisores más barata y un MP3 vale 80,99? ¡Están locos! Esto no es como la canción de la publicidad:
¡Marisa, Marisa!
¡El sitio de televisores te encantará!
¡Marisa, Marisa!
¡El sitio más barato de la ciudad!
¡Marisa, Marisa!
¡Ella te ayudará a ahorrar!
Y así se repite unas cuatro veces. Para animarme, me fui a la tienda de caramelos de enfrente de mi casa. Entré y compré un paquete de regaliz y una bolsa de Sugus. Me senté en el escalón de mi casa. Me saqué los aparatos y empecé a comer  regaliz. Una lágrima triste cayó por mi mejilla. De repente me acordé de la leche y me fui al bazar. Pero cuando entré miré el precio de la leche. ¡Costaba 1,10 y yo solo tenía 50 céntimos! Yo me fui a casa con las manos vacías (¡pero los bolsillos estaban llenos de caramelos! ¡Je je!). Me castigaron en mi habitación pero no me importó. Me estiré en la cama. Le he fallado a una amiga.


Lunes 12 de mayo
Hoy he ido un poco triste a la escuela por lo del MP3. La primera clase fue de ciencias. Un aburrimiento. Luego tuvimos clase de inglés. Todavía más aburrido. Y luego tuvimos clase de mates. ¡Tan aburridas que casi me duermo! En el patio, Carly y yo nos quedamos castigadas solo unos 5 minutos. Luego corrimos a la casita de madera.
- Qué, ¿te gustó la música de mi MP3?- dijo ella.
- Sí pero te tengo que decir una cosa y es mejor que te sientes- dije yo. Ella se sentó. Mis amigas vinieron. Lily gritó:
- ¿Qué pasa chavalas?-. Yo le dije que no me interrumpiera y luego dije:
- Se me cayó tu MP3 por las cloacas. Lo siento. ¡Pero lo siento mucho!-. Carly tenía los ojos brillantes. Luego se fue corriendo al lavabo de chicas y mis amigas también. Me cerraron la puerta en los morros. Yo miré por el cerrojo de la puerta. Carly decía casi llorando:
- ¡En ese MP3 tenía mis canciones favoritas! Cuando escuchaba diferentes canciones era como mágico y me recordaba a mis amigas. ¡Y ahora la tonta de Tina lo pierde!-. Carly pateó la papelera con mucha fuerza. Se ve que estaba muy deprimida y enrabiada. Luego Lily dijo:
- Es verdad. Tina manda mucho. Ella se cree que somos sus amigas y no es verdad porque ella es una impostora y una  #%^#%=^-. Una lágrima me cayó por la mejilla.
- Desearía que haya ganado Sonia en lugar de ella. No sé por qué le ayudé en el discurso- dijo Nina.
- No tenemos que insultarla, eso empeoraran las cosas. Es nuestra amiga y ha hecho algo que está mal pero lo ha hecho sin querer- dijo Janet. Al menos ella estaba de mi parte. Yo me fui a la casita de madera y empecé a llorar.
¿¡POR QUÉ SIEMPRE A MÍ?!
Ramón vino y me abrazó.
- Sé lo que ha pasado. Yo estoy contigo. No pasa nada- dijo él. Yo le sonreí.
- Es que ahora Carly no me hablará nunca y no querrá hacer conmigo la final de dobles de tenis- dije.
- Yo te puedo ayudar. He ido a tenis tres años seguidos, así que puede que todavía me acuerde de algo- dijo él.
- ¡Vale!- dije yo- ¡podemos hacer la final juntos!-. De repente sonó el timbre de fin del patio. Tocó plástica. Teníamos que pintar una puesta de sol. ¡Pero estaba tan triste y despistada que pinté el sol morado! Después de clase nos fuimos a casa. ¡A ver qué desgracia me pasará mañana!


Martes 13 de mayo
Hoy me he despertado de mal humor. ¡Me da mucha pereza ir a la escuela! Me peiné un poco rápido, y me animé un poco. Es que peinarme me anima, no sé por qué. Hoy cuando he entrado todos me han mirado y han hablado flojito. Algunos se reían. Sonia pasó por al lado mío y me dijo:
- Te lo advertí-. Luego hizo una sonrisa malvada y mientras se iba movía los labios diciendo:
¡PRIN-GA-DA!
¡OH NO! ¡NO ME DIGAS QUE!...
¡SONIA LE HA DICHO A TODA LA ESCUELA MI SECRETO!
Yo corrí al baño. Me choqué con Ramón que corría al lado contrario.
- Perdón- le dije. El me sonrió. Creo que él no sabe mi secreto. Mientras me iba a clase escuchaba que me decían cosas como:
- ¡He Julieta! ¡¿Dónde  está tu Romeo?!-. O como esto:
- ¡¿Cuando os caséis, os podremos ir a visitar a Andalucía?!
La primera clase fue de educación física. Había que hacer una carrera. Siempre gano en las carreras. Soy la más rápida. Pero esta vez estaba tan triste por lo del domingo que quedé penúltima. Carly no me hablaba y las demás amigas tampoco. En el patio la directora me cogió por la muñeca y me llevó a su despacho. Esto es lo que dijo:
- ¡Tina González! ¡Sonia me ha dicho que le has robado un pendiente!-.
- No es verdad señorita,  yo...- dije yo. Pero no pude acabar porque la directora me dijo:
- Si ella dice que es verdad, es verdad. Te doy tiempo hasta el jueves para buscar el pendiente. Si no, no serás presidenta-. Sonia estaba intentando seguramente que no sea presidenta, puede que ya sepa mi plan para fastidiarla, así que tengo que hacer todo lo posible para no salir del puesto de presidenta. Después del patio tocó clase de Mates. La profesora dijo:
- Por favor, guardad los libros de mates que tenemos examen-.
- ¡ ¿Examen? ¡- pregunté yo.
- ¡Sí, examen!- dijo de mala manera Carlos, el chico mas bruto y estúpido de la clase.
¡Y YO NI ENTERADA!

"Bueno, seguro que será fácil" me dije a mi misma. Pero lo dije demasiado pronto porque cuando miré el control... ¡era muy difícil! ¡Oh no, oh no, oh no! Me trabé en las multiplicaciones con decimales. Empecé a pensar mucho y luego a sudar. ¡Los números me salían por la cabeza! Miré a Mauro. El niño que tenía más cerca. "No, Tina no copies. Copiar está mal" me decía a mí misma. Y puse cualquier cosa. Me fue bastante bien. Saque un B alto. Pero cuando era la hora de comer... ¡la directora me cogió por la muñeca! "¡Y ahora qué he hecho!" grité. Pero solo por dentro de mí.
- ¡Sonia me ha dicho que le has copiado en el examen! ¡Y además tienes el examen igual que Ágata! - dijo la directora. Ágata es la niña más guapa de la clase. Bueno, era, antes todos los niños estaban locos por ella. Ahora lo están por Sonia. Aunque sea la más guapa es la más tonta ¡y a eso no le tengo que poner un "era" delante! Ágata es rubia y tiene el pelo más largo que he visto,  !le llega hasta atrás de las rodillas! Bueno,  a lo que íbamos, yo dije que no es verdad pero no me escuchó.
- ¡Ya basta Tina! ¡Quedas fuera del puesto de presidenta!- dijo. Yo me puse nerviosa y miré en un bolsillo. Me encontré el pendiente azul de perla, lo puse encima de la mesa. Luego me fui al patio a llorar.
¡MALDITA SEA SONIA MAQUEENFLOOR!
Ya derramé unas cuatro lágrimas antes de parar de llorar. ¡Parecía un bebé! Y ahora el puesto de presidenta es para la #%<}+%^ de Sonia. Además, es muy raro que coincida con Ágata. 


Miércoles 14 de mayo
Hoy me encontré a Ágata en el autobús. Yo le dije hola, pero ella me dijo:
- ¡Oye tú, copiona de exámenes! Me copiaste en el examen.
 Una niña tan lista como yo no copiaría a nadie en un examen-. ¡Como si yo fuera una delincuente copia-exámenes!
- ¡Si, claaaaro!- dije yo sonriendo. Yo no le he copiado, sé que ha sido ella ¡porque nunca estudia en los exámenes!
 Ella hizo un suspiro y dijo:
- Vale, te copié  todo-.
- ¡Por culpa tuya me quitaron el puesto de presidenta!- grité.
- ¡Lo siento! ¡Te ayudaré a seguir siendo presidenta!- dijo, pero no le pude contestar porque bajé en esa parada.
 La primera clase fue de inglés. ¡Un rollo pollo, chaval! Después ciencias. ¡Otro rollo pollo! Nos han enseñado como pasa la sangre por el cuerpo. ¡Un asco! Tan asqueroso que en la hora del patio casi vomito. En el patio hemos pensado con Ágata las posibilidades para que yo vuelva a mi puesto de presidenta
POSIBILIDADES Y PLANES PARA QUE YO SEA PRESIDENTA
Plan A: Insistirle e insistirle a la directora cada día pero con el riesgo de castigarnos y retarnos.
Esa idea fue de Ágata.
Sí, fue idea mía
Oye ¡¿tú, qué haces escribiendo en mi diario!?
Pensaba que era un concurso de preguntas
¡Tonta! Aunque tengo que admitir que tienes una letra preciosa
Plan B: Convencerle diciéndole piropos.
Sí claro, no creo que se los vaya a tragar.
Pues yo creo que es buena idea
Plan C: Sacar excelentes en todas las materias
Será muy difícil.
Sí, es verdad... ¡Ah! Tengo una idea
Plan D: ¡Decirle que si no te pone en el puesto de presidenta se la llevaran unos marcianos verdes!
¡Qué tontería!
¡Pero si es una magnífica idea!
Sí claro, y luego le decimos que existen los cerdos voladores ¿no?
Plan E: Hacer una buena acción
¡Sí, claro, es perfecto! Solo tenemos que ayudar a alguien.
¿Y a quién podemos ayudar?
No sé, ya se nos ocurrirá.
Bueno, después de esta conversación que tuve con Ágata vino Ramón y me dijo:
- Oye, ¿te gusta patinar?-.
- Sí- dije yo.
- ¿Sabes patinar?- dijo él.
- Más o menos ¡pero me puedo aguantar en un solo pie!-.
- Genial- dijo el riendo- ¿quieres ir el viernes a las cinco a patinar conmigo?-.
- Vale- dije bastante tranquila. Pero por dentro estaba saltando de alegría.
¡MI PRIMERA CITA!
Corrí a un banco donde estaba sentada Carly. Le dije:
- ¡¿Carly sabes?! ¡Ramón me ha pedido que salga con él!-. Ella me miró y no me dijo nada.
- ¿Sigues enfadada, no? Lo entiendo- dije yo desilusionada. Me fui a la casita de madera. Después de clase nos fuimos a casa. Estaba mi mamá. Yo le dije:
- ¿Por qué no me has llevado al cole hoy, mamá?-. Ella suspiró y dijo:
- Te tendré que decir la verdad, fui al hospital-.
- ¿Por qué?- pregunté.
- Porque vas a tener un hermanito.- dijo mi mamá.
¡¿QUÉ?!
- ¡Como lo has oído, vas a tener un hermanito el próximo martes! ¿¡No es genial!?- dijo mi mamá sonriendo.
- ¡¿Pero por qué me lo ocultaste?!- dije yo muy nerviosa.
- Porque pensaba que te enfadarías. ¡Además quería que fuera una sorpresa! - dijo mi mamá.
- Pues vaya sorpresa- dije yo muy bajito. Después de la conversación mi mamá me dio lápiz y papel y dijo:
- Ten, ¡ya puedes empezar a escribir nombres para tu hermanito!-.
NOMBRES PARA MI ESTÚPIDO HERMANO
He pensado que se llame Peter porque para un pelirrojo queda muy bien.
También he pensado Ramón porque así coincide con el chico de mis sueños.
Por si le gustan las bromas pesadas de su nombre le pondría Max, así le podrán decir Maximiliano u otras cosas. También podríamos ponerle Gabriel  ¡porque es un nombre muy mono! Pero si os gustan los nombres ingleses ponedle Walter
OTRAS OPCIONES:
Carlos, Marcos, Marc, Brian, Alex, Miguel, Adrián, Alfonso, Biel y... ¡Ya no se me ocurren más nombres!


Al final, mis padres no le pusieron ninguno de mis nombres sino que le pusieron:
Benjamín
A mí no me gusta pero a mis padres les encanta.


Jueves 15 de mayo
La primera clase de hoy es lengua. Nos enseñaron lo de las faltas ortográficas y nos hicieron un dictado que trataba de una niña que se iba a comprar un paquete de arroz. Era bastante fácil. Luego hicimos mates y luego educación física. En el patio me reuní con Ágata para ver cómo hacer una buena acción.
- ¡Ya sé!, ¡podemos ayudar a la directora a regar las plantas!- dijo Ágata.
- ¡Vale!- dije yo. Las dos corrimos a preguntarle a la directora y ella dijo que sí. Nos dio regaderas pero en vez de regar las plantas hicimos una fiesta de agua. La fiesta empezó así:
Yo tropecé y sin querer tiré agua al suelo. Le mojé los pies a Ágata que se enfadó y me empezó a mojar toda. Yo le dije que pare, pero ella seguía. Así que yo le tiré el agua que quedaba en mi regadera y la mojé, y ahora tengo un resfriado tremendo y la directora nos ha dicho que no nos dejará regar las plantas nunca más.
- ¿Y ahora qué buena acción hacemos?- dijo Ágata. Vimos que el señor de la limpieza estaba fregando el suelo en la biblioteca y corrimos a ayudarle. El dijo que podríamos limpiar el suelo y limpiar las ventanas. Nos repartimos el papel. Ágata limpió el suelo y yo las ventanas.
- ¿Has acabado ya?- le pregunté. Pero cuando me giré ¡vi a Ágata fregando un ventilador!
- ¡¿PERO QUE HACES?!- grité.
- ¡Pues fregar un ventilador para que quedé brillante! Pero no sé por qué el ventilador se ha trabado y su alitas ya no giran- dijo ella.
- Primero, se llaman aspas, no alitas, y segundo... ¡Acabas de estropear un ventilador!- dije yo. Vi como venia el señor de la limpieza así que cogí a Ágata por la muñeca y nos fuimos volando de allí. En el patio me fui caminando hacia la casita de madera cuando un jarrón de cristal cayó en mis manos. “¿qué es esto?" me pregunté. Vi a la directora corriendo hacia a mí. Ella dijo:
- ¡Oh, mi querido jarrón! ¡Lo has salvado! Es que me tropecé y el jarrón se fue volando. Aunque no lo creas es un jarrón muy valioso. Es de toda mi familia. Sabes que, ¡Vuelves a estar en el puesto de presidenta!-. Yo salté de alegría.
¡CHÚPATE ESA SONIA MAQUEENFLOOR!
Después de clase nos fuimos a casa.


Viernes 16 de mayo
Hoy he pensado buscar pruebas para ponerlas en la reunión de presidentes que es el próximo viernes He traído mi súper cámara para hacer vídeos. También me he preparado porque esta tarde voy con Ramón a patinar. ¡Yuuupi! ¡Estaba esperando que llegue el día de hoy! Bueno, hoy me he despertado y como hoy tenia la cita he decidido cambiar un poco el look. Me ondularé el pelo y de momento pondré el pintalabios en la mochila porque ya me arreglaré el pelo mas tarde. La primera clase de hoy fue Música. Aquí no he podido sacar la cámara porque no nos han dejado. Una pena porque quería grabar a Sonia pegándome chicles en la espalda. La segunda clase fue de francés, nos han hecho un dictado y también el verbo sentir. Pero tampoco nos han dejado sacar las cámaras, otra pena porque Sonia no me paraba de dar patadas y me pintó la hoja. En el patio salí con la cámara. Primero dije:
- ¡Ahora veréis el demonio de Sonia!-. Y luego hice una risa malvada. Después grabé a Sonia saltando a la cuerda. Sonia se dio cuenta que le estaba grabando y me dijo:
- ¿Qué haces, idiota?-. Yo improvisé y dije:
- Pues Emm.. ¡Un documental para la escuela!-. Sonia no tiene que saber que la estoy grabando porque intentaría sacarme del puesto de presidente otra vez.
- Bien, sigue con el documental ¡pero no me grabes!- dijo ella. Sonia me empujó. La cámara y yo salimos volando y la cámara casi se rompe. Antes de cortar el video dije:
- Y ya veis, aquí os hemos mostrado el demonio de Sonia. Luego Ramón se me acercó y me dijo:
- ¿Qué haces?-. 
- Pues Emm... ¡Grabando un video! De la maldad de Sonia- le dije.
- ¿Para qué?-.
- Para mostrarle a la directora y que se enfade con Sonia. Así no me molestará más-.
- Es una buena idea. Si quieres te puedo ayudar-.
- Bueno, sí, pero ahora no necesito ayuda- dije.
- Ok, cuando me necesites me llamas ¿vale?- dijo.
- Vale- dije. Después del patio nos tocó clase de mates y luego fuimos a comer. ¡La comida estaba asquerosa! Comimos puré de verduras. ¡Puaj! Y lo peor de todo.

¡ME TOCÓ AL LADO DE SONIA!
Lo malo fue que dijo:
- Uy, no me gusta esta comida-. Y me tiró el puré encima. Después de comer me fui a lavar la ropa y Ramón dijo:
- ¡Tengo una foto de Sonia tirándote el puré de verdura!-.
- ¡Genial!- grité. Después de clase me fui a casa a prepárame para la cita. ¡Estaba tan nerviosa!
Me ondulé el pelo y me saqué las coletas. También me puse un pinta labios sabor fresa y me puse mi top favorito. Me puse una falda verde y un cinturón dorado con una estrella en el medio. Por último me puse mis patines blancos de cuatro ruedas.
¡ESTABA COMO UNA PRINCESA!
Después me fui al parque patinando. Me resultó un poco difícil porque no patinaba desde los seis años. Allí en el parque estaba mi amado apoyado en un árbol. ¡Estaba guapísimo! Llevaba una camisa a cuadros estilo mantel, unos vaqueros azules y unos patines igual que los míos.
- Hola- dijo él.
- Hola- dije yo.
- ¿Qué, empezamos a patinar?-.
- Vale- dije yo. Nos dimos la mano y empezamos a patinar por los caminos del parque. Mientras hablábamos:
- Veo que te has hecho algo en el pelo- dijo él.
- Si, ¿te gusta?- dije yo cogiendo un mechón de pelo.
- ¡Me encanta! Estas preciosa- dijo él. Yo me sonrojé.
- Gracias-. Luego patinamos un rato más. Cruzamos todo el parque y cuando me caía Ramón me daba la mano. ¡Es tan dulce! Pero mientras estaba patinando un trozo de helado que estaba en el suelo...
¡HIZO QUE ME RESBALARA Y CHOCARA CONTRA UNA FAROLA!
Me rompí una pierna. Después de la caída me fui al hospital. No pude saludar a Ramón porque directamente vino una ambulancia. Después de una hora Ramón apareció en la habitación del hospital.
- Hola- dijo.
- Hola- dije.
- ¿Te encuentras mejor?-.
- Sí, solo me tienen que poner una venda-.
- ¿Pero no te vas a quedar a dormir en el hospital?- dijo.
- No, a mi mamá no le gusta lo de dormir en hospitales. Ramón se rió y dijo:
- Tengo una sorpresa para ti-. Y de la espalda sacó... ¡Un ramo de flores!
- ¡Oh, que dulce eres!- dije. El sonrió. Luego miró su reloj y dijo:
- ¡Uy, me tengo que ir! Chau-. ¿Y adivináis que hizo, lo sabéis?...
¡ME DIO UN BESO!
¡Casi me desmayo¡ ¡Nunca me lavaré la mejilla derecha! ¡Casi salto de la camilla! B
Bueno, después me vendaron la pierna y me dieron unas muletas. ¡Ya veré a Ramón mañana!


Sábado 17 de Mayo
Hoy tenemos que pasar a buscar a Ramón por su casa. Hoy nos toca tenis y le tenemos que enseñar al entrenador mi nueva pareja de dobles. Cuando hemos llegado el entrenador nos dijo:
- ¡Ah Tina! Mi favorita y... ¿Quién es tu amiguito?-.
- ¡Ah! ¿El? Es Ramón, mi nueva pareja de dobles. Es que ha pasado un problemilla con Carly pero no es muy importante- dije.
- Ah, vamos a ver Ramón. Empecemos sacando la pelota- dijo el entrenador. Los dos se pusieron en la pista de tenis y Ramón hizo un saque impresionante.
- Vaya, eres bueno- dijo.  Yo no pude jugar porque ya sabéis, tengo la pierna rota. Después de los partidos el entrenador dijo:
- ¡Mirad, ahí viene mi sobrina!-. Vi que en la acera de la calle aparecía un coche negro de marca carísima y era largo casi como una limusina. Después salió una chica rubia que llevaba unas gafas de sol de leopardo, una falda elástica de purpurina, un top rosa, una chaqueta también rosa y unas zapatillas carísimas. Como llevaba puestas las gafas de sol no le veía la cara. Luego entró en el campo y se saco la chaqueta y lo más importante, las gafas ¿y adivináis quien era?
¡ERA SONIA MAQUEENFLOOR!
¡Oh no, oh no, oh no! ¿Sonia Maqueenfloor es la sobrina del entrenador? Bueno, creo que ella también se asombró al verme porque puso unos ojos como platos.
- Tito, ¿tendré que jugar contra ella?- dijo Sonia sacando de una bolsa violeta con purpurina una raqueta rosa con lentejuelas y diamantes falsos pero con la otra mano señalándome.
- No, hoy no, porque como ves Tina se rompió la pierna, pero sí que tendrás que jugar con Ramón- dijo el entrenador.
 Jugaron. ¡Ramón le dio una paliza! Porque Sonia no sabe jugar al tenis, solo se miraba las uñas y decía:
- ¡Ay! ¡Maldita uña! ¡Me la he roto!-. Cuando acabó el partido, Ramón me dijo:
- !Creo que será fácil!-. Yo me reí. Después de la clase fuimos a casa. Cada uno a la suya claro. Yo comí espagueti con salsa de tomate y he comprobado que nunca más tengo que comer espaguetis con salsa de tomate delante de Brus. Brus es nuestro perro, es un *Golden Retriever (*Golden Retriever es una raza de perro.
Bueno, yo estaba comiendo espaguetis cuando Brus vio por la ventana la gata de la vecina y empezó a ladrar. Y luego fue corriendo al balcón que cuando pasó por al lado mío me empujó de tal manera que los espaguetis salieron volando y...
¡TACHAAAN! ¡CAYERON SOBRE MI CABEZA! ¡YUUUPI!
Estaba embarrada desde los pies a la cabeza de espaguetis. ¡YUUJU!


Domingo 18 de mayo
Hoy fuimos a comprar ropa al centro comercial para mi futuro hermano. Pasamos por una tienda de deportes y me paré a mirar. ¡Había unas raquetas de tenis chulísimas!
- Mira estas raquetas, mamá- le dije a mi mamá, pero cuando me giré no vi a nadie.
- ¡Oh no, me he perdido!- dije yo-  A ver Tina, no te pongas nerviosa, seguro que están en la tienda de ropa para niños pequeños. Hemos ido a este centro comercial muchas veces, así que ya sabes el camino. No te has perdido- me dije. Di unas cuantas vueltas al centro comercial.
¡NO ESTABAN POR NINGUNA PARTE!
“¿Y si han salido del centro comercial?" pensé. Salí a la calle pero decidí no irme muy lejos, así que entré otra vez al centro comercial. De repente, vi a Amie, la mejor amiga de Sonia, en una tienda de ropa cara. Estaba sola. Entré corriendo y le dije:
- ¡Amie! Tienes que ayudarme, me he perdido en el centro comercial y no encuentro el camino-. Ella se rió y dijo:
- ¿Yo?, ¿ayudarte a ti? Ni lo sueñes, nena. En este centro comercial hay muchos chicos guapos que van a la misma escuela que nosotras. Si me ven contigo no querrán ser mis amigos así que búscate la vida. guapa-.
- ¡Por favor!- supliqué yo.
- ¿Que me darás a cambio?- dijo ella.
- Emm... ¡Un pack grande de maquillajes!- dije yo.
- Trato hecho- dijo Amie. Las dos caminamos hasta llegar a la otra punta del centro comercial.
- ¿Y tus padres?- dije yo.
- Voy sola, mis padres me dejan-. Subimos por las escaleras mecánicas para llegar al segundo piso.
- ¿Seguro que están por aquí?- dije.
- ¡Has lo que te diga idiota, o sino no te ayudo!-. Vaya, esta es peor que Sonia.
- ¡Pero si pasamos por aquí cuatro veces!-. Amie no me hizo caso y siguió caminando. Luego sonó un teléfono móvil.
- Uy, es mi móvil- dijo Amie.
¿¡TIENE MÓVIL!?
¿Desde cuándo? Nunca se lo he visto en clase porque nunca le suena.
- Hola papá.... Si papá.... Oh que pena..... ¿¡En serio!? Guau.... Sí, ahora voy, solo me tengo que despedir de mi amiga.... Un beso Chau, nos vemos en casa- dijo Amie hablando por teléfono. Luego me dijo:
- Lo siento, me tengo que ir, chau- dijo Amie y se fue corriendo. Yo me senté en un escalón de una tienda y empecé a llorar. De repente escuché una voz delante de mí que decía:
- ¿Tina, que te pasa?-. Era Ramón.
- Es que me he perdido. Ya sé que soy una llorica, me lo puedes decir delante de la cara- dije sollozando.
- ¡¿Qué?! No. Eso no es verdad. Tú eres muy valiente y lo sabes. He venido a ayudarte-.
- He visto a tus padres comprando ropa de bebe- dijo Ramón de nuevo.
- ¿Me puedes llevar con ellos?- dije yo.
- Sí, claro- dijo él.
- Gracias-. El me llevó a la tienda. Pasamos por un supermercado y entramos.
- Tengo una idea- dijo Ramón sonriendo con una sonrisa malvada. El fue cogió un carrito de la compra y me dijo:
- Sube-. Yo subí. El me empujó a toda máquina y luego él también se subió. Fue muy chulo y atravesamos el centro comercial en un plis plas. Mi mamá, cuando me vio, salto de alegría. Me dio un beso y un abrazo y nos dijo:
- ¡Oh mi querida Tina! ¿Dónde estabas?- dijo con una voz dulce. Pero luego cambió de actitud y dijo:
- ¡ES QUE HAY QUE VER! ¡TE DISTRAES Y MIRA LO QUE PASA! NOS HAS PREOCUPADO MUCHO TINA, PERO MUCHO-. Después dio las gracias a Ramón, me cogió de la muñeca y salimos del centro comercial.


Lunes 19 de mayo

Hoy he ido a desayunar. Comí mis cereales y mi leche caliente. Después me fui a preparar la mochila. Puse mis cuadernos, mis carpetas, mis libros y unas galletas por si tengo hambre en la clase. Fui a buscar mi cámara de fotos para hacer más vídeos de Sonia. ¡Pero la cámara no estaba! Me la dejé en el colé ¡toma ya! La cogeré en la clase. ¡Estoy muy nerviosa porque mañana nace Benjamin y no iré al colé por la mañana, porque estaré en el hospital! Hoy me ha podido llevar mi mamá a la escuela. A veces iba hablando con su panza como si el bebe ya estuviera aquí. He llegado muy pronto a la escuela. Fui a mi taquilla a coger mi cámara pero cuando la encendí...
¡LOS VIDEOS NO ESTABAN!
¡Oh no, oh no oh no! ¡Qué demonio infeliz y malvado me ha borrado los vídeos! !Tendré que investigar¡ A ver, es muy probable que haya sido Sonia Maqueenfloor, seguro que ha descubierto mi plan, pero por otra parte puede ser Carly que para vengarse de lo del Mp3 me ha borrado los videos de la cámara. ¡Son las más sospechosas! Primero hemos tenido clase de lengua.
ANOTACIONES
He notado cosas raras en la clase de lengua. Carly no me para de mirar y Sonia no para de preguntar cosas como:
- ¿Y cómo va el documental? ¿Y cuánto te falta?  ¿Le pasó algo grave a tu cámara?-. Ágata no para de reír mientras me mira  y Carlos no para de hablar de mí con su amigo Juan.
Bueno y de momento no he notado nada más raro. En el patio he ido a hablar con Ramón. Ah,  por cierto, sigo llevando vendas en el pie. También he oído decir que ha venido una señora de la limpieza nueva.
Bueno, después de clase de lengua tuvimos clase de mates y después clase de educación física que no la pude hacer porque tenía el pie mal. En el patio escuché ruidos en el lavabo de chicas. Me escondí detrás de la puerta y miré por el cerrojo. Allí estaba Sonia Mqueenfloor que  hablaba con sus amigas. Escuché lo que decían pero solo escuché algunas palabras:
- Bla bla bla, Tina, bla bla bla, cámara, bla bla bla, documental, bla bla bla, escuela- escuhé que decía Sonia Mqueenfloor.
¡ASI QUE FUE ELLA!
¡Derribé la puerta de una patada como los súper ninjas! Y grité:
- ¡SONIA MQUEENFLOOR CULPABLE!-.
- ¿Culpable de qué?- dijo ella.
¡LO ACABO DE ESCUCHAR AHORA! NO DIGAS QUE NO- dije.
- No, solo estaba hablando de que tienes una cámara y que haces un documental, nada más-dijo ella.
- Aaaaah- dije yo.
- Bueno, pues ya te puedes ir marchando, este sitio es solo para guapas, no permiten entrar feas- dijo Sonia. Yo me fui. ¿Entonces si no ha sido Sonia, quien ha sido?


Martes 20 de mayo
Hoy es el gran día. Bueno, el gran día para mi mamá que hoy va a tener a Benjamín. Hoy no he ido al cole por la mañana porque mi mamá ha dicho que le haga compañía en el hospital. Me he tenido que esperar fuera en el pasillo. Mientras espero a que nazca mi hermano decidí dar una vuelta por el hospital. Pase por un café. Pero pasé por una sala donde había una niña que me resultaba familiar...
¡ERA ÁGATA PRADAS!
Entré en esa sala.
- Ágata ¿qué haces aquí?- dije.
- Vengo a visitar a un familiar.- dijo ella. ¡Puedo observarle para ver si ella es la que me borró los vídeos! Vi sobre una mesa de la sala una libreta cerrada con candado y llave. "¡Su diario!" pensé. Se me ocurrió un plan. Se llamará:
OPERACIÓN DIARIO
Si, ya sé que es un poco soso pero bueno. Ágata me empezó a hablar de su vida, pero entonces, mientras ella hablaba vi que algo brillaba en su bolsillo. ¡Era la llave de su diario! Yo le dije:
- ¡Uy! ¿No es ese el actor de esa película?-.
- ¿Dónde?- dijo ella. Ágata corrió para verlo pero yo rápidamente le puse el pie delante para que se tropezara. Ella se cayó.
- ¡Uy! Lo siento. ¡Pero date prisa que ese actor todavía está allí!- dije. Ella se fue. Al caerse, se le cayó del bolsillo la llave del diario.
¡SI, UN PLAN GENIAL!
Rápidamente abrí el diario y leí:
Tina me cae muy bien aunque a veces hace cosas malas. Por eso le he borrado los videos de...
Yo paré de leer.
- ¡HA SIDO ELLA!-. Seguí leyendo:
...Los vídeos del trabajo de ciencias...
Yo paré de leer. No había más cosas escritas en su diario.
- Tampoco ha sido ella...-dije. Rápidamente cerré el diario con llave y lo dejé en la mesa. En ese momento, vino Ágata que dijo enfadada:
- ¡No está ese actor tan famoso! ¿Por qué me has mentido?-. Mi padre, que apareció en ese momento, me salvó y dijo:
- Tina, tu hermanito ya ha nacido-. Fui con mi mamá que estaba acostada en la camilla. Tenía un bebé que parecía un pimiento de tan rojo y arrugado que estaba. ¡Era asqueroso!
- ¿A que es mono?- dijo mi mamá.
- ¡Sí, monísimo!- dije yo. Lo más mono que un pimiento puede ser" pensé. Después volví a la escuela. La profesora me dijo cuando yo llegué:
- Felicidades por el Hermanito, Tina. ¡Todos te hemos hecho una tarjeta de felicitación por el hermanito!-. Todos los niños de la clase me dieron su tarjeta. Después hicimos clase de ciencias y después nos fuimos a casa. Antes de cenar leí todas las tarjetas de los niños. Cogí la primera tarjeta. Era de Emma García, la amiga de Sonia. Era bastante bonita. Tenía un bebé gigante en la portada y adentro ponía:
Felicidades por el hermano, Tina.
Y en la parte de atrás tenía un chupete. La segunda que cogí fue la de Sonia. En la portada había dibujado un mono muy mal hecho y abajo ponía:
¡Esta eres Tú!
Adentro ponía:
¡Felicidades Idiota!
¡Y en la parte trasera había una caca de perro! Con un poema:

Tu cara Tina
Es como el culo de una vaca, y tu hermanito,
¡Es como la caca de mi perra Paca!

Sonia Maqueenfloor


¡Mira que es cochina! Luego cogí otra tarjeta. Era la de Carly Bones. En la portada había una calavera triste. En el interior había un montón de garabatos y arriba ponía:
¡TE ODIO! :(
¡No era la tarjeta más bonita!  Leí unas cuantas tarjetas más y luego me fui a cenar y luego, a dormir. 


Miércoles 21 de mayo
Hoy he decidido investigar a Carly en la hora del recreo para ver si ha sido ella la que me borró los vídeos.. Carlos es imposible que haya sido él porque siempre tiene fútbol cada tarde, así que lo descarto.
- Carly....-dije yo sentándome en un banco al lado de ella. Carly me miró.
- ¿Has sido tú quien me borro los vídeos de la cámara?- lo he ido escribiendo cada vez más pequeño porque cada vez bajaba el volumen.
- ¡NO!- gritó Carly.
- ¡Demuéstramelo!- dije yo poniéndome de pie.
- Mira Tina, yo nunca haría eso, de verdad, te lo prometo que no fui yo- dijo Carly muy dulcemente. Yo le sonreí.
- ¡Ahora que me acuerdo,  ESTABA ENFADADA CONTIGO!- dijo Carly. Y se fue del banco. Sí, tiene razón ella nunca hubiera hecho eso. Entonces si ella no fue no quedan más sospechosos.....
¿Quién será?


Jueves 22 de mayo
Hoy he llegado muy pronto a la escuela. Me he puesto delante de mi taquilla y la nueva señora de la limpieza vino y me dijo:
- Ah, lo siento, es que el otro día estaba limpiando tu taquilla cuando sin querer se me cayó tu cámara y borré tus vídeos-. "¡CULPABLE! ¡LA DEBERÍAN PONER EN LA CÁRCEL POR SUS DELITOS DE BORRAR VIDEOS MUY IMPORTANTES DE LA GENTE!" Le quería soltar en la cara. Pero sólo le dije:
- Ah, no pasa nada, no era nada importante-. Luego fuimos a clase de mates. Me dormí en la clase...¡je je! Pero me despertó Sonia gritando:
- ¡YO LO SE, SEÑORITA, YO LO SE!-. Bueno, como era presidenta, solo tenía que sobrevivir UN día mas con Sonia intentándome fastidiar la vida porque mañana.... ¡SERÁ LA REUNIÓN DE PRESIDENTES! ¡YUUUUJU! Luego en clase de inglés nos hicieron una prueba para ver en qué nivel estás. Y lo hice bastante bien. Pero Sonia va y dice a toda la clase:
- ¿Sabéis que? Seguro que muchos lo sabréis pero para los que no lo saben.... ¡A TINA LE GUSTA RAMOOOOON!-. Ramón me miró y mis amigas también. ¡Estaba tan enfadada con Sonia que la quería estrangular como hace el padre de los Simsons cuando se enfada con su hijo! Así que me levanté y le dije:
- ¡Y A TI TE GUSTA CARLOS!-. Sonia se enfadó un montón porque toda la clase le miró y  les soltaron un ¡OOOOOOOHHH! de admiración. Pero esto pasó cuando el profe se fue a buscar una cosa a otra clase ¿Eh?
- ¡YA BASTA!- dijo Sonia acercándose a mí. Pensaba que me iba a estrangular pero me dijo:
- ¡CAYATE LA BOCA NENITA PORQUE ESTE FIN DE SEMANA TE VOY A MACHACAR EN EL PARTIDO DE TENIS!- dijo Sonia con una voz de pija total y pavoneándose delante de mis narices.
- ¿Como me vas a machacar? ¿Tienes alguna arma secreta o qué?- dije yo intentando imitarla. Los niños de la clase miraban la discusión como si fuera una pelea de lucha libre.
- Pues sí,- dijo Sonia con una sonrisa malvada- ¡TENGO A LAURA GIMÉNEZ COMO COMPAÑERA DE DOBLES!-. ¡Y luego hizo su gesto de victoria, ese que hacen todas las pijas y es muy común en la pijería actual!. Amie y Emma se levantaron de la silla y soltaron un "WOOOOW!" de victoria al escuchar que tenía a Laura Giménez como compañera de dobles. Laura Giménez es la mejor tenista de la ciudad de nuestra edad ¡y la tenía Sonia!
- ¡CHÚPATE ESA PRINGAAAAADA!- dijo Sonia.
- Dime todo lo que quieras- dije con una voz dulce pero malvada a la vez- porque el profe te está escuchando...-. Sonia miró a su derecha, estaba el Profe con la cara roja.
- ¡Ja! ¡Con las manos en la masa!- le dije yo bajito, y el profe se la llevó al despacho de la directora.


Viernes 23 de mayo
¡SIIIIIIIII HOY ES EL DIA QUE DEMOSTRARÉ QUE SONIA NO ES NINGÚN ANGELITO!!! La reunión es ahora a la mañana. Aunque no tenga los vídeos les podré demostrar porque ayer el profe de ingles la pilló. Voy a la clase. Toca francés. ¡Qué enouyeuse! (que quiere decir que aburrido en francés). Estábamos haciendo clase cuando la directora dijo:
- ¡TINAAAA! ¡A la reunión de presidenteees! Yo fui pitando pero Sonia me impidió el paso y me dijo:
- Tina, ¿no te olvidas algo?-.
- ¡Ah sí! Me olvidaba la libreta en la taquilla, la necesito para ahora. ¡Gracias Sonia!-dije, y corrí a buscar mi libreta. Cuando abrí la puerta me metí en la taquilla y empecé a rebuscar.
- Libreta, libreta, donde esta mi libreta...-. Pero de repente una cabeza muy maquillada y diabólica (ya sabéis quien es) apareció por la puerta y me dijo:
- ¡Chao pringada! ¡Espero que tengas buena compañía con tus libros aquí dentro de tu taquilla!-. Luego me cerró la puerta delante de mi cara y se fue riéndose con una risa malvada. Yo intenté abrir. ¡NO PODÍA!
¡AHHHN MALDITA SEAS SONIAAAAA!
¡Me había encerrado en la taquilla! Si no llegaba a la reunión dentro de diez minutos me expulsarían del puesto de presidente. Empecé a dar patadas a la puerta como una loca. Entonces comencé a gritar "¡AHHHHH SOCORRO! ¡QUE ALGUIEN ME AYUDE!" Luego se me ocurrió una idea. Saqué el móvil que le robé a mi madre... ¿Qué? Y luego llamé a la directora.
- ¡Contesta, Contesta, Contesta!- dije yo muy bajito. Pero la directora no atendió. Solo faltaban cinco minutos para la reunión. Empecé a sentirme muy triste. Si no llegaba a tiempo mi plan se desmoronaría. Sonia seguiría siendo mala y me destrozaría la vida hasta el final. Pero por suerte pasó un milagro. La nueva señora de la limpieza abrió la taquilla y me sacó de este apuro.
- ¡Oh, muchas gracias! ¡Eres mi heroína!- dije yo con mucha prisa.
- Yo solo venía a limpiar- dijo ella. Corrí tanto como mi vida me lo permitía y llegue a la reunión justo a tiempo.
- Al fin llegas, estábamos hablando de que faltan cubiertos en el comedor- dijo la directora.
- Lo siento pero tendré que cambiar de tema- dije yo- Sonia Mqueenfloor me molesta y tengo pruebas, al menos por favor castigadle una o dos semanas-.
- ¿Cuáles son esas pruebas?- dijo la directora. Y le fuimos a preguntar al profe de inglés.
- Le dijo pringada, pero solo vi eso- dijo él.
- Bueno, vale, te creo, pero solo una semana-dijo la directora. Yo salté de alegría. ¡Una semana sin Sonia! ¡Es el paraíso!


Sábado 24 de mayo
¡Ahhyy, qué nerviosa estoy! ¡Hoy es la final de dobles! Si gano me darán la copa de oro y a Ramón también. Nos clasificarán en el ranking de los mejores jugadores y podremos participar el próximo año, pero si pierdo....mmmm..¡no gano nada! Pero al menos aprendo a no hacer errores y eso. Toda mi familia está en las gradas y la de Sonia y Ramón también. Y la de Carly no sé por qué pues ya deberían saber que Carly no participa. Mientras espero, paseo por las gradas mirando a todos los parientes de los jugadores. Los padres de Sonia tienen una pinta! La madre es igualita a Sonia. Es rubia, lleva gafas de sol, está muy morena, y parece una Barbie. El padre tiene el pelo negro, ojos azules, un bigote, lleva traje y en las manos tiene esas manos para animar. En una mano pone Go y en la otra Sonia "¡Go Sonia!". Los padres de Ramón son muy simpáticos. Yo les he ido a decir:
- ¡Hola!-.
- ¡Ah, hola! ¿Tú deberías ser Tina, no? Ramón me ha hablado de ti- dijo la madre.
- ¡Ah sí, soy Tina! Encantada!-.
- Encantada Tina!- dijo el padre.
- Mira, tenemos unas manos para animar que en una pone "Go Ramón!" y en la otra "Go Tina!-dijo la madre.
- ¡Guau, vaya!- dije yo. Luego me fui porque el partido estaba a punto de empezar. Me encontré con Ramón en la pista.
-Hola- dije yo.
- Hola- dijo él.
- Una pregunta Tina, ¿Lo que dijo Sonia en la clase es verdad?-.
- Ah ¿eso de que me gustas? No! No le hagas caso a Sonia, ya sabes cómo es- dije yo.
- Vale!- dijo Ramón y sonrió.
 Luego, un señor dijo en los altavoces del campo:
- ¡Bienvenidos a la final de dobles del Casal de tenis! ¡En este lado tenemos a Laura Giménez!-. Su familia aplaudió y todos se levantaron, pero Laura cuando dijeron su nombre no hizo más que prepararse para el partido.
- ¡Con su compañera Sonia Mqueenfloor!- dijo ese señor. Cuando dijeron su nombre Sonia se puso a soplar besos y luego se pavoneó delante mío y me miro de manera diabólica. Sus padres se levantaron y se pusieron locos y gritaron moviendo las manos de plástico que tenían para animar.
- ¡Y del otro lado Ramón Torres!- dijo el señor. Sus padres le gritaron y a mí se me escapó un ¡WOOOOOOOOW! de la boca y Ramón se empezó a reír. Cuando dijeron "Ramón Torres" Ramón solo saludó al público y sonrió.
- ¡Y con Tina Gonzales!- dijo el señor. Yo sonreí y miré a mi familia que me aplaudían como locos. Ramón también me aplaudía y yo me puse roja al verlo aplaudir.
- ¡QUE EMPIECE EL PARTIDO!- dijo el señor. Laura Giménez sacó. Hizo un saque impresionante, Ramón lo paró con su súper raqueta. Y se la pasó a Sonia que solo se miraba las uñas y le aplastó la pelota en la cara.
- ¡UNO A CEROO! ¡WOOOOOOOOW!- Grité. Entonces vi a Sonia decirle a su mamá:
- ¡Mamá! ¡Esto no me gusta! ¡Voy perdiendo!- dijo Sonia. Y luego dio patadas en el suelo. "que infantil" pensé. Saqué yo. El saque me salió bastante bien, pero Laura Giménez remató con un revés perfecto que Yo paré, no sé como lo hice. Le cayó a Sonia que de casualidad le dio. Y luego fue a parar a Ramón que se la pasó a Laura, que hizo un drive y me la tiró a mí, que me resbalé y no la pude parar.
- ¡UNO A UNO!-dijo Sonia y luego puso cara de mala. Ramón vino y me cogió de la mano y me ayudó a subir.
- ¿Estás bien,  princesa del tenis?- dijo Ramón. Yo me sonrojé y le dije:
- Si, gracias-. Luego dije bajito.
- Príncipe azul-. Bueno seguimos un rato mas. Íbamos 13 a 19, iban ganando ellas. Cuando de repente, el señor dijo:
- Empieza el intermedio-. Yo me fui al banco a descansar, de repente vino Carly y me dijo:
- Hola Tina, siento enfadarme, he llegado justo a tiempo para el intermedio y te perdono-.
- ¿En serio? ¡YUUUUUUUUUUJUUUUUUUUUUUU!, ¿Y por qué me perdonas?- dije yo.
- Ah, porque...ehh, je, je... ¡me compré el MP4 y es mejor que el que tú me perdiste!- dijo ella. Yo me reí.
- Crees que a Ramón le importará que cambie de pareja?- le dije.
- Nah, no problem- dijo Carly. Y luego le pregunté a Ramón y me dijo que no había problema. Después del intermedio jugamos a tenis con Carly. No sabía que Carly era tan buena. Al final les alcanzamos, íbamos 19 a 19. Era hasta 21 puntos. Luego estábamos pasándonos la pelota hasta que Laura me la pasó a mi yo le pase a Sonia, que no le dio.  Me puse de lo más nerviosa porque nos faltaba solo un punto. Luego Sonia saco y le dio a Carly que se la pasó a Laura que se la pasó a Carly de nuevo que no le dio. Ahora estaba MÁS nerviosa todavía porque si ellos hacían un punto más perdíamos y si nosotras hacíamos otro punto ganábamos. Estábamos jugando cuando de repente le tocó a Sonia que se esforzó todo lo que pudo para ganar e hizo un revés bastante bueno. Le pasó a Carly que saltó para darle a la pelota pero.... ¡No le dio! Todo pasaba en cámara lenta. Era como en las pelis. Yo grité:
- ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!- con voz grave y Sonia levantó las manos de victoria cuando paso un milagro. La pelota pasaba en cámara lenta por arriba nuestro. Cuando pensábamos que todo se había acabado y que la pelota iba a entrar seguro, se desvió y se fue a parar a......¡LAS GRADAS! Yo grité:
- ¡OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHH YEEEEEEAHHH!-. Lo hice tan fuere que hasta la otra punta de la ciudad lo podría oír. Luego empecé a bailar como Michael Jackson delante de todos. Carly se partía de risa. ¡Estaba tan contenta! Le había dado una paliza a Sonia Mqueenfloor y a Laura Giménez, la mejor jugadora de tenis de la ciudad!. ¡Eso quería decir que Carly y YO estábamos en los primeros puestos de las mejores jugadoras de tenis más jóvenes de la ciudad! Subimos a un podio y nos dieron una copa más grande que nosotras. Tiraron papelitos de colores. Luego nos dijeron que estábamos en los primeros puestos de las mejores tenistas de la ciudad. Y todo fue muy bien. A Sonia la castigaron por una semana y yo gané el partido.
¡TODO ACABÓ GENIAL!
FIN
De: Paula Tomasini 12/10/12 Dedicado a mi tía Lili que ayer fue su cumple. ¡Felicidades!.