lunes, 1 de julio de 2013

La hora del té



"¡Chicas, chicas! ¡Os invito a mi casa esta tarde a tomar el té! A las cinco" Dijo Blancanieves enviando el mensaje a todas sus amigas princesas. Jazmín, Rapunzel, Cenicienta, la Bella Durmiente, Bella, la Sirenita...todas le contestaron. A las cinco todas llegaron a la casa de Blancanieves. Todas, menos una,La Bella Durmiente.
- Hola! hola! hola! Pasad ¡Pasad! ¿Y Bella Durmiente no ha venido?- dijo Blancanieves.
- Sí, lo que pasa es que se ha vuelto a dormir- dijo Jazmín - Es que es muy dormilona. Así que es mejor que no esperemos a tomar el té con ella porque estará frío cuando ella llegue. ¿Sabéis que la alfombra mágica de Aladin se ha roto y he tenido que ir en elefante hasta aquí?-.
- ¡Ja! ¡Pues yo he tenido que ir sin un zapato que es peor!- dijo Cenicienta - tengo que comprarme cuatro tallas menos de zapato porque si no siempre los pierdo. Pero es que siempre me acuerdo después de haber comprado el par de zapatos-.
- ¡Hola! Sabéis? Suerte que le he dicho a mi príncipe que no venga. ¡Ya os acordáis de como es Bestia!- dijo Bella.
- ¡Uy si! ¡El mes anterior rompió mis preciadas tacitas de té! ¡Y se tiraba eructos en la mesa!- dijo Blancanieves.
- ¡Hola! ¡No sabéis que bien es estar fuera del mar!. Si, siento tantas algas en mi vestido, pero es que no sabéis cuantas algas hay en el mar!- dijo la Sirenita.
- Hay! hay! Mi pelo! Cuidado no lo piséis! Es que hoy no me ha dado tiempo para recogérmelo. Es que me lo peiné a las cuatro y a las cinco tenía que estar aquí. Para recogérmelo tendría que haberme peinado a las tres- dijo Rapunzel.
- Holaaaa- dijo la Bella Durmiente. Pero cuando entró en la casa de Blancanieves, se tumbó en el sofá y se durmió.
- ¡Siempre igual Bella durmiente! ¡Anda despierta y vayamos a tomar el te!-. Todas las princesas se sentaron alrededor de una mesa y tomaron su té mientras halaban.
- Oye Rapunzel, ¿Seguro que no quieres que te recoja el pelo? ¡Estas metiendo tu pelo en mi té!- Dijo Bella.
- Pues seria un poco más cómodo, la verdad- dijo Rapunzel. Entonces Bella le empezó a hacer dos moños en el pelo. Uno a cada lado de su cabeza.
- ¿Qué es este bulto que hay en mi bolso?....¡AHHH sí! ¡Es una manzana!- dijo la Sirenita.- ¿Por qué tendré yo una manzana en mi bolso?...Blancanieves, ¿La quieres?-.
- ¡Uy no! Desde que me comí la manzana envenenada tengo Manzanafobia- dijo Blancanieves.
- ¿Qué es Manzanafobia?- Dijo Cenicienta.
- ¡Pues fobia a las manzanas, tonta!- dijo Jazmín.
- ¡Mirad! ¡Bella Durmiente se está despertando!- dijo Rapunzel.
- ¿Es que se había dormido?- preguntó Ariel (la Sirenita).
- Sí, ¡Se durmió encima de su té!- dijo Blancanieves.
- ¡Vaya siesta que me he pegado!- dijo Bella Durmiente.
- ¿De qué te asombras? ¡Si siempre estas durmiendo!- dijo Jazmín.
- Oye Jazmín, estás un poco insoportable hoy. ¿Te despertaste con el pie izquierdo?- dijo la Sirenita.
- ¡Bueno! ¿Qué has hecho esta mañana Bella Durmiente? ¿Dormir? ¡Tienes que hacer un poco más de ejercicio!- dijo Blancanieves.
- No, visité a mi prima Alicia-.
- ¡Ahh! ¿Y cómo está la pequeñaja de Alicia? ¿Aún va al país de las maravillas?- preguntó Cenicienta.
- No, sus padres la han enviado al psicólogo porque aún se imagina al conejo blanco-.
- ¡Pobrecita!- dijo Jazmín.
- ¡Al menos te preocupas por alguien Jazmín!- dijo Ariel. Jazmín gruñó.
- Yo hoy fui a visitar a Tiana (la princesa y el sapo)- dijo Blancanieves.
- ¡Ah! ¿Y que tal está? ¡Es mi mejor amiga!- dijo la Bella durmiente- Lo que pasa es que nunca la puedo ir a visitar porque siempre estoy durmiendo-.
- Bueno, me la encontré besando sapos porque me ha informado de que una bruja ha vuelto a hechizar a su novio, se ha convertido en sapo y se ha mezclado con los demás sapos de la charca y aún Tiana no lo ha encontrado-.
- ¡Ya está Rapunzel! ¡Tus dos moños están terminados!- dijo Bella.
- ¡Wow estoy genial- dijo Rapunzel.
- ¡Jajajaja! ¡Te pareces a la princesa Leia Organa de la Guerra de las galaxias!- dijo Jazmín.
- ¡No, que va! Es amiga mía pero ella es más valiente que yo. ¡Yo ni en sueños estaría en una nave ni tendría una pistola!- dijo Rapunzel.
- ¡Aquí tenéis! Ricos pastelitos que he hecho hoy con las ardillas ¡Y tenedores pequeñitos para comer!- dijo Blancanieves. Todas las princesas miraron a Ariel que se estaba peinando con el tenedor.
- ¿Qué pasa? ¡Es que tengo la costumbre de peinarme con esto!- dijo Ariel.
- ¡Ja! ¡Eres ridícula Ariel!- dijo Jazmín.  Ariel gruñó, tiró el tenedor al suelo y dijo:
- ¡YA BASTA JAZMÍN!-. Entonces se tiró encima de Jazmín y se estiraron de los pelos, se pegaron, se insultaron....
- ¡Por mi zapatito de cristal! ¡Comportaos! ¡Parecéis el novio de Bella cuando tiene hambre!- dijo Cenicienta.
- ¡Oye, mi novio no hace eso!- dijo Bella.
- ¿Podéis volver a ser amigas?- dijo Blancanieves.
- Ahhhh, sí, lo siento Ariel, me comporté como una boba-.
- Y yo también lo siento Jazmín-. Las dos se abrazaron.
- ¡Bueno, sigamos hablando!, ¿Sabéis Gruñón? ¿El enanito ese? Bueno, pues ¡Está saliendo con Risitos de oro!- dijo Bella.
- ¿En serio? ¡Pero si es imposible que un gruñón como él y una niña tan fina salgan juntos!- dijo Rapunzel.
- ¿Ahora os enteráis? ¡Yo me enteré la semana pasada!- dijo Cenicienta.
- ¡Uy, me tengo que ir! ¡Es mi hora de la siesta!- dijo La bella durmiente- ¡Adiós amigas!-.
- ¡Y yo también me tengo que ir! ¡Neptuno se enfada conmigo si voy tarde a casa!- dijo Ariel- Chau!-.
- ¡A mí Aladin me espera en casa!- dijo Jazmín- ¡Adios!-.
- ¡Yo me tengo que ir a comprar zapatos- dijo Cenicienta.
- ¡Pero si es el sexto par que te compras esta semana!- dijo Blancanieves.
- Ya lo sé pero es que ¡ADORO LOS ZAPATOS! ¡Adiós!- dijo Cenicienta.
- Mi novio se enfada mucho si no estoy con él, ¡Chao!- dijo Bella.
- Bueno, ¿Te quedas, Rapunzel?- dijo Blancanieves.
- Sí, no tengo nada que hacer-.
- ¿Te apuntas a una fiesta de pijamas esta noche? ¡Haré Palomitas, jugaremos a guerra de almohadas y te presentaré al señor búho!- dijo Blancanieves.
- ¡Vale, me apunto! ¡Me encantan las fiestas!- dijo Rapunzel.

FIN