domingo, 2 de marzo de 2014

Karla y Carla nº2

KARLA
&
CARLA ¡2!
El misterio del mensaje
- Madre mía, esto de hacer giras mundiales cansa!- dijo Carla abriendo la puerta de un portazo y tirando las maletas.
- ¡Mogollón!- dijo Karla tirándose al sofá de su nueva habitación de un hotel en París. Y aquí empezó todo. El duo más famoso, K&C, estaba dando una gira mundial después de haber sacado a la venta su nuevo y primer disco. Ahora estaban en París, cuatro días antes de su próximo concierto. Y es que pasaron tanto tiempo juntas que se hicieron mejores amigas.
- ¡Hey,Hey,Hey! ¿Cómo van mis campeonas? ¡Estamos en la habitación de al lado!- dijo Helena, la amiga de Karla que ademas era la manager.
- ¡Sí! ¡Que emoción, vuestro onceavo concierto que os consiguió Helena es dentro de cuatro días!- dijo Olivia que era la diseñadora de los videoclips y otra amiga de ellas.
- La verdad es que estoy agotada. Odio viajar y eso que solo hemos ido a Italia e Inglaterra. ¡Y es que hay tantas tiendas chachis que al final me compro todo y después me quedo sin dinero y tengo que pedir prestado y eso es lo que no me gusta!- dijo Carla.
- Vaya Carla, creo que te he enseñado demasiado sobre moda. ¡Ahora eres más fashion que yo!- dijo Karla sacando sus pantalones de manchitas leopardo de la maleta y colgándolos en el armario de la habitación.
- ¡Es verdad! Ahora te gusta más la moda que antes. ¡Y esas nuevas mechas violeta californianas te quedan de maravilla!- dijo Helena. De repente el móvil de Karla sonó:
- ¿Diga?....aja...aja....¿Qué?....¿¡Por qué?!...¡Pero te necesitamos! ¡No quedan bien las canciones sin una corista menos!....si...bueno...que te mejores...adiós-.
- Adivino, una corista está enferma y necesitáis otra- dijo Olivia.
- Exacto...- dijo Karla.
- ¿Y ahora qué hacemos?- dijo Carla.
- ¡Tengo una idea! ¿Que tal si hacemos un casting?- dijo Helena.
- ¡Buena idea! ¡Helena, eres una genia!- dijo Karla. Y así lo hicieron. Colgaron carteles en francés por todas las calles de París en los que ponía:
SE BUSCA CORISTA PARA EL ESPECTÁCULO DE K&C
PRESENTAOS MAÑANA PARA LAS AUDICIONES EN EL ESTADIO DONDE SE HARÁ EL CONCIERTO.
 Y así lo hicieron. Al día siguiente muchas chicas estaban haciendo una cola para ser la corista de K&C. Las dos Carlas estaban sentadas en un escritorio delante del escenario en el que tenían unos vasos con agua.
- ¡Bueno, empezamos! ¡Que pase la primera!- gritó Carla. Una chica con aparatos, granos y gafas subió al escenario.
- Hola, me llamo Zofia y zoy una gran admirazora vueztra y no me puedo creer que eztoy delante de vozotraz y zoyz reales- dijo, que como tenía aparatos y se los acababan de poner hablaba con la zeta- Voy a cantar "Some where  over the rainbow"- dijo. Entonces empezó a cantar pero con la zeta claro:
Zome wheeeere
Over the raimbow
....
Con la zeta sonaba muy mal y además desafinaba mucho.
- Ehhh... Ya te llamaremos, cariño- dijo Karla con mucho cariño.
- ¡MEJOR NO TE LLAMAMOS PORQUE NO NECESITAMOS ALGUIEN QUE CANTA TAN MAL COMO TU! ¡SIGUIENTEEEEEE!- gritó Carla. Sofía, que era la chica que hablaba con la zeta, se fue llorando.
- ¡Carla! ¿Pero qué haces? Tienes que ser dulce con ellas- dijo Karla. Y otra chica entró y se subió al escenario. Era bastante gorda y bajita. Tenía el pelo rubio e iba muy maquillada.
- ¡BONJOUR! Me llamo Tinaj y os voy a cantag una pagte de la flauta mágica de Mozagt - dijo con acento francés.
- ¿Pero ésta canta opera o qué?- susurró Carla a Karla, que se encogió de hombros. Y efectivamente, cantaba opera. Y cantó la canción que dijo. Cantaba tan fuerte que cuando Karla se acercó el vaso a los labios se le rompió y se le cayó toda el agua encima. Por suerte no se hizo daño con los cristales.
- ¡SIGUIENTE!- gritó Karla cuando se le cayó todo el agua encima. Una chica con el pelo larguísimo, despeinado y que le tapaba toda la cara entró y se puso de espaldas.
- Ehhh... ¿Te puedes poner de frente?- dijo Carla.
- es que....tengo vergüenza - dijo la chica muy bajito.
- ¿Qué?- preguntó Karla. La chica suspiró y se puso de frente pero mirando el suelo y empezó a cantar pero muy, muy bajito:
La cucaracha
La cucaracha
Ya no puede caminar
Porque le faltan
Porque le faltan
Las patitas de atrás
- ¡Esto es un desastre!- susurró Karla.
- ¡SIGUIENTE!- gritó Carla. Al cabo de un rato, habían pasado ya todas las chicas y ninguna cantaba como ellas esperaban.
- ¡Ya se han acabado! ¡Y cantan de pena! No sé que haremos, no podremos hacer bien el concierto y todo nos saldrá fatal y...- dijo Karla poniéndose una mano en la frente mientras subía al escenario y no paraba de dar vueltas.
- Bueno tranquila, tranquila, ya encontraremos una solución...- dijo Carla. Pero entonces escucharon una voz que decía:
- ¿Hola? ¿Llego tarde para la audición?-.
- ¿Quién habla?- dijo Carla.
- Estoy aquí al lado de las cortinas- dijo la voz. Las dos Carlas miraron hacia allí y vieron a una chica con el pelo totalmente rojo, rizado y lo tenía todo para un lado. Llevaba una camiseta rosa flúor de tirantes en la cual había una letra A y unos shorts verdes. Llevaba también unos calentadores turquesa y unas zapatillas rosa flúor. Tenía los ojos verdes y los labios muy rosas. En una mano llevaba una radiocasete.
- ¡Ahh hola! Pasa, pasa, aún hay tiempo- dijo Karla. Se subió al escenario y dijo:
- Hola, me llamo Adriana y soy muy fan vuestro. ¡Tan fan que os he hecho un club de fans! ¡En internet! Y bueno, ser una corista vuestra seria un gran honor. Soy de Estados Unidos y ¡Adoro mi país! Pero mi madre es de España, así que se español. Mejor empiezo a cantar. Voy a cantar una canción que me he inventado yo y espero que os guste- dijo sonriendo todo el rato. Después de hablar puso un disco en el radiocasete y empezó a sonar una canción. Ella empezó a cantar. Cantaba muy bien. Y en comparación a las otras cantaba genial. También empezó a hacer una coreografía.
- Oye, no está mal- susurró Carla.
- Sí, está bastante bien, canta muy bien. Creo que nos quedamos con esta- susurró Karla. Cuando acabó de cantar Karla y Carla le aplaudieron mogollón.
- ¡Genial! ¡Estas dentro del coro!- dijo Carla. Adriana sonrió. Al día siguiente ensayaron en el escenario. El escenario era todo blanco y había un piso de arriba donde había una puerta en la que ponía:
GIRA MUNDIAL
K&C
EN VIVO
Por esa puerta salían, bajaban por unas escaleras y estaban en el piso de abajo donde podían bailar y cantar. Ese día ensayaron con los músicos, los coros, las luces y todo. Todo junto sonaba impresionante.
- ¡Vaya, nos ha quedado genial!- dijo Karla después de haber visto y hecho el ensayo - Coristas, os felicito, nunca habíais estado tan bien, por cierto, la ropa para el espectáculo os queda de maravilla-. Las coristas iban vestidas con una camisa blanca con botones dorados y una falda de tubo negra. Llevaban unas medias blancas con notas musicales doradas y unos zapatos de tacón negro. En el cuello llevaban un pañuelo negro con notas musicales doradas.
- Ya, pero una preguntita de nada- dijo Susi que era una de las coristas- ¿No podemos estar más cerca del publico?-.
- No Susi, sino no tenemos espacio para bailar- dijo Karla.
- Pues vaya rollo, por favor, este concierto se debería cancelar porque si las coristas no estan delante es injusto- dijo apartándose su pelo castaño hacia atrás y dejando ver sus orejas con pendientes de estrella. Susi siempre llevaba ropa o accesorios con estrellas.
- Sí, además la ropa que llevamos no me gusta- dijo Linda, otra corista.
-  ¡Y yo quiero salir de una bola de discoteca plateada y no me quejo!- dijo Carla a las coristas que no paraban de quejarse.
- Carla, no tenemos tanto dinero para hacer eso- dijo Karla. Desde que habían hecho su primer concierto en el Umbrella festival las dos habían cambiado. Carla antes era tímida, lista y romántica pero ahora se había convertido en una chica que solo quiere ser ella el centro de atención, que no tiene pelos en la lengua y que siempre piensa en estar a la moda. Karla, todo lo contrario, al principio quería ser el centro de atención pero ahora se a convertido en una chica muy lista que solo piensa en disfrutar cantando y bailando.
- ¿Qué te parece este paso Carla?- dijo Emma una de las bailarinas que las acompañaba bailando en las canciones. Emma hizo un paso muy complicado.
- ¡Esta guay Emma!- dijo Karla.
- Karla no mientas, el paso esta horrible, por favor mejóralo- dijo Carla. Emma se ofendió un poco.
- ¡Karla! ¿¡Qué te he dicho de lo de ser demasiado sincera?!- susurró Karla.
Bueno, los días pasaron y llegó el gran día del concierto. K&C estaban en su camerino maquillándose y las del coro se estaban vistiendo en otra sala.
- Oye, en vez de llamar al grupo K&C podríamos haberlo llamado C&K para que salga mi nombre primero- dijo Carla mientras se ponía colorete. Karla se rió mientras movía la cabeza de lado a lado.
- A veces te debería grabar diciendo esas tonterías- dijo mientras se ponía rímel.
- ¡Y ya estoy lista! ¡Preciosa! ¡Muak!- dijo Carla mirándose en el espejo y soplándole un beso a su propia reflejo. Entonces se sentó en un sofá del camerino con una cara de preocupación.
- ¿Qué pasa? ¿Porque pones esa cara?- preguntó Karla que se había enterado de que a su amiga le pasaba algo.
- Que tengo miedo- dijo Carla.
- ¿De qué?-.
- De fallar en algún baile o canción-.
- Carla, no tienes que tener miedo, todo el mundo se equivoca- dijo Karla sentándose al lado de Carla- Además, yo estoy a tú lado-.
- Ya lo sé pero ver a tanta gente me pone nerviosa-.
- ¿Te doy un consejo? Imagínate a toda la gente en ropa interior-.
- ¡Puaj!- dijo Carla poniendo cara de asco. Karla se rió.
- Vale, no te imagines eso pero imagínate que no hay nadie. Que solo estamos tú y yo-.
- No sé si...- dijo Carla sin poder acabar la frase porque Karla la interrumpió:
- ¿Me prometes que lo harás?-.
- Sí... ¡Eres la mejor amiga del mundo!- dijo Carla abrazando a Karla.
- ¡Ya lo sé! Y....¡Yo también estoy lista! ¡Estamos! Fa..- dijo Karla
- ....Bu...- continuó Carla
- Lo....-.
- ¡SAAAS!- gritaron las dos a la vez. Karla iba vestida con un vestido corto de color rosa, con el torso lleno de lentejuelas también rosas y de cintura para bajo era de tul. Carla llevaba el mismo vestido pero de color azul oscuro y con unos zapatos de tacón enormes.
- ¡Ostras! ¡Los zapatos!- dijo Karla poniéndose una mano en la frente- ¡Me los he olvidado en el hotel!-.
- Bueno, tranquila, estamos cerca del hotel y aun hay tiempo, ves a buscarlos, yo te espero- dijo Carla mientras se enroscaba en un dedo sus mechas onduladas de color violeta. Karla se fue corriendo hacia el hotel. Entonces sucedió. A Karla le llegó un mensaje en el móvil diciéndole que se lo había enviado Carla pero en realidad no había sido ella. Y esto es lo que ponía:
"Karla el concierto se ha cancelado porque las luces se han cortado. Quédate en la habitación del hotel que ahora voy. Voy a hacer unas compritas antes. Estamos todos muy tristes por el concierto".
Pero en verdad eso era falso. No se había cancelado el concierto pero Karla se lo creyó y también se creyó que Carla le había enviado el mensaje. ¿Sería una trampa?.
- ¡Jope! ¡Que fastidio que se corte la luz ahora y en los ensayos no!- dijo Karla caminando hacia su habitación del hotel mientras guardaba su móvil fucsia con una cereza de purpurina atrás.
  Mientras, en el camerino del concierto Carla se estaba preocupando.
- ¿Por que tarda tanto? ¿Es que me ha abandonado?  ¿Le habrá pasado algo? ¡SOLO FALTAN CINCO MINUTOS PARA QUE EMPIECE EL CONCIERTO Y NOS FALTA UNA CANTANTE!- dijo moviéndose por todo el camerino- Bueno, tranquila, aun faltan cinco minutos y puede que venga en estos cinco minutos-. Pero pasó un minuto...dos....tres...
- ¡MADRE MÍA NO LLEGA! ¡NO SE QUE HARÉ! ¡YA NO PUEDO CANCELAR EL CONCIERTO!- gritó Carla. Entonces, en ese momento, alguien tocó la puerta. Era Adriana que se estaba asomando por la puerta.
- ¿Puedo pasar? Me he enterado de que Karla no viene y ya sé que aun es muy pronto pero para solucionar el problema....- dijo Adriana entrando y poniéndose un poco roja.
- ¿Qué?- dijo Carla.
- ...Si podría sustituir a Karla en el concierto, me sé todas las letras y las coreografías y además sé el orden de las canciones y todo-. Carla hizo una sonrisa de oreja a oreja mientras decía:
- ¡Buena idea! ¡Cámbiate ya porque falta muy poco para empezar!-. Adriana se cambió lo más rápido que pudo pero como no tenía el mismo vestido que se tendría que haber puesto Karla se puso el mismo que Carla pero de color naranja con unos súper tacones. Entonces, llegó la hora del espectáculo y K&C que en ese momento se tendría que haber llamado A&C estaban en la puerta donde tendrían que salir para empezar el espectáculo. Se escuchaba a muchísima gente gritando.
- Me sabe tan mal que Karla se pierda este concierto...- susurró Carla mirando sus zapatos de tacón alto azul oscuro.
- ¡Madre mía, esto se esta llenando! No sé si podré hacerlo estoy nerviosísima...- dijo Adriana mirando por una ranura de la puerta.
- Seguro que sí, tienes una voz increíble. Imagínate que no hay nadie. Solo nosotras cantando y bailando- dijo Carla.
- ¡Vaya! ¿De dónde has sacado ese consejo?-.
- Una amiga me lo enseñó- dijo Carla. Adriana sonrió- Bueno, solo falta medio minuto.... ¿Adriana? ¿Dónde estas?- volvió a hablar Carla que de repente Adriana había desaparecido como si nada.
- Madre mía, hoy desaparece todo el mundo....¡ADRIANAAAA APARECE YA QUE SI NO NO SE QUE HACER!- gritó Carla mientras miraba su reloj. Vio que ya era la hora de salir por la puerta donde bajarían al escenario a cantar y bailar. Carla se puso en una pose detrás de la puerta. Pero la puerta no se abrió.
- ¿Qué pasa? ¡Esta trabada!- dijo Carla intentando abrir. De repente, escuchó un ruido que venia del escenario.
- ¿¡Pero qué?!...- dijo Carla un poco liada. Miró por la ranura de la puerta y vio a Adriana  en el escenario diciendo algo.
- ¿¡Pero qué hace esta loca?!- susurró Carla poniendo la oreja en la puerta para escuchar mejor lo que decía. Esto decía:
- ¡Hola público! Me llamo Adriana y ya sé que estáis esperando a K&C pero me temo que Karla está....enferma hoy y yo la sustituyo y mientras Carla se prepara os voy a cantar una canción- Lo dijo en francés, claro, porque estaban en París. Carla sabia un poco de francés y entendió la frase.
- ¿¡Pero qué hace!? ¡Tengo que salir de aquí!- dijo Carla intentando abrir la puerta con todas sus fuerzas. Pero no había manera, la puerta no se habría. Vio como Adriana sacaba una guitarra de su espaldas como por arte de magia y empezaba a cantar la misma canción que cantó para el casting de corista pero en acústica. Carla cada vez intentaba abrir la puerta con más ganas. Intentó de todo. Hasta empezó a tirar cosas hacia la puerta como un extintor, una caja, un zapato... Hasta que al final se le ocurrió una idea. Fue hacia unos guardias que estaban vigilando las puertas de los camerinos y les pidió ayuda. Los guardias eran grandes y fuertes así que pudieron abrir la puerta un poquito pero lo suficiente para que Carla pudiera pasar. Así que puso un zapato en medio de la puerta para que la puerta se trabara y pudiera pasar y pasó. Adriana ya había acabado la canción. Cuando todo el público vio a Carla empezaron a gritar. Entonces Carla se dirigió hacia Adriana y le susurró:
- ¡Adriana! ¿Por qué has hecho eso de la canción? ¡Si querías cantarla la hubiéramos puesto en el programa y así cantabas, pero me tendrías que haber avisado-. Adriana solo se puso roja.
- ¡Bonne nuit público parisino! Me sabe muy mal pero Karla está....enferma y Adriana será su sustituta ¡Pero vosotros habéis venido aquí a saltar y a bailar, no a escucharme hablar!- dijo Carla al público mientras se acomodaba el micrófono que le colgaba de la oreja - ¡Empecemos con la primera canción! ¡Cinco, seis, siete, ocho!- dijo haciéndole una seña a la banda. Y una canción sonó. Carla cantaba y Adriana la acompañaba. A la vez hacían una coreografía pero con los cacho tacones que se habían puesto no se podían mover mucho, la verdad. Todas las canciones les salieron de maravilla y el concierto estaba a punto de acabar. Mientras, en la habitación del hotel Karla estaba tirada en un sofá beige envuelta en una manta, tomando un té.
- Voy a encender la tele a ver si dan noticias- dijo encendiendo la tele y haciendo zaping- A ver...un partido de fútbol...un documental aburrido...un programa que se burlan de los demás...un concierto en directo de K&C que ya está acabando...un concurso tonto.. espera un momento-. Karla retrocedió un canal hasta el concierto en directo de K&C.
- ¡NO ME LO PUEDO CREER!- dijo levantándose del sofá y tirando la manta al suelo- ¡CARLA ES UNA TRAIDORA! ¡AHHH LA ODIO! ¡ADEMÁS ME HA SUSTITUIDO POR ADRIANA! ¡SE VA ENTERAR ESTA ESTÚPIDA! ¡QUERÍA SALIR SOLO ELLA EN EL CONCIERTO Y YA ES LA SEGUNDA VEZ QUE ME HACE ESTO!-. Entonces se vistió en un minuto (porque estaba en pijama) con lo que encontró en el armario y se fue en pantuflas (porque se había olvidado los zapatos) hacia el concierto. Cuando llegó un guardia estaba en la entrada.
- ¿Entgada?- preguntó el guardia con acento francés.
- ¡No volvamos a pasar por esto! ¡Soy Karla!- dijo Karla intentando pasar pero el guardia no le dejaba. Karla le hizo una llave (como la ultima vez) y se quedó inmovilizado.
- ¡Ja! Este truco siempre me funciona- dijo Karla. Ella pasó hacia los camerinos. En ese momento, Carla se estaba cambiando de ropa para su próxima canción. Karla pateó la puerta que se abrió de un portazo. Carla se estaba pintando los labios y se dio tal susto que se pintó con el pinta labios todo el moflete.
- ¡AHÍ ESTAS SUCIA TRAIDORA!- dijo Karla furiosa.
- ¡Karla! ¿Eh, por qué me llamas así?- Preguntó Carla extrañada de que su amiga le llamara así.
- ¡AHORA NO TE HAGAS LA QUE NO SABES NADA! ¡NO ME PUEDO CREER QUE ME HAYAS HECHO ESTO OTRA VEZ! ¿¡POR QUE LO HAS HECHO?!- gritó Karla. Carla iba a contestar que no tenía ni idea de lo que hablaba pero Karla le interrumpió:
- ¡NO HACE FALTA QUE DIGAS NADA! ¡YA SE LA HISTORIA! ¡CLARO, TU CREES QUE ADRIANA ES MEJOR CANTANTE QUE YO Y QUERÍAS QUE ENTRE EN EL GRUPO O QUE AL MENOS YO SALIERA PARA QUE ELLA ENTRARA Y POR ESO ME ENVIASTE EL MENSAJE!-.
- ¡NO SE DE QUE ME HABLAS PERO TENGO QUE ESTAR YO ENFADADA PORQUE ME ABANDONASTE AQUÍ Y NO VOLVISTE! ¡CLARO, TU QUIERES SER CANTANTE SOLISTA Y NO QUERÍAS DECIRME QUE QUERÍAS SALIR DEL GRUPO Y PARA ESO ME DEJASTE AQUÍ, ¿¡NO?!- gritó Carla mientras se despintaba con el dedo el pinta labios del moflete. Karla iba a contestar que eso no era verdad pero Carla le interrumpió:
- ¡ME DA IGUAL, NO CONTESTES!-. Helena y Olivia estaban espiando por el cerradura de la puerta del camerino.
- Chicas, pasad...- dijo Carla triste por la discusión que había tenido con su mejor amiga - ...Sabemos que estáis ahí-. Las dos pasaron.
-  Hemos escuchado todo- dijo Olivia un poco triste.
- ... Entonces...¿Este es el fin de K&C?- dijo Helena aun más triste. Las dos Carlas se miraron sin decir nada. Karla iba a contestar pero Olvia le interrumpió:
- ¡Karla, no puede ser que Carla te haya hecho algo así! ¡Yo no la he visto enviarte un mensaje en todo el día!-.
- ¡Eso es verdad! ¡Ni ha tocado el móvil!- dijo Helena.
- Aquí ha pasado algo- dijo Olivia. Carla cogió su móvil de color verde con una flor fucsia de purpurina en la parte de atrás y le enseñó todos los mensajes que había enviado en el día.
- Es verdad...No lo has enviado...¡PERO ESO ES PORQUE LO HAS BORRADO SUCIA TRAIDORA!- dijo Karla. Carla rápidamente le enseñó a Karla los mensajes borrados. Y no había ninguno parecido al que había dicho Karla.
- Es verdad.... ¡Carla, lo siento tanto haberte llamado esas cosas!- dijo Karla abrazando a Carla. Carla ni se movió y le dijo a Karla que le enseñara su móvil porque no se creía que a Karla le hayan enviado ese mensaje. Pero si, se lo habían enviado.
- ¡Al tonto o la tonta que haya hecho eso se ha olvidado de borrar los mensajes de tu móvil!- dijo Helena.
- Hay que resolver este misterio porque no creo que haya sido un malentendido- dijo Karla.
- Sí, pero nos tenemos que prometer que será un secreto- dijo Carla. Y las dos se lo prometieron. Entonces en ese momento entró Adriana y dijo:
- Carla, ya he acabado la canción, tienes que salir ya...¡Karla! ¡Has venido! ¿Por qué has abandonado a Carla?-.
- Ehhhh... No nada, un malentendido, una larga historia...¡Bueno, ahora podré cantar la canción con Carla!- dijo Karla.
- ¡Si!.. ehhmmm...Me preguntaba si yo..- dijo Adriana poniéndose roja de nuevo.
- ¡Pues claro que puedes cantar con nosotras Adriana! ¡Eres nuestra amiga!- dijo Carla. Adriana sonrió y dijo:
- Karla, creo que será mejor que te pongas algunos zapatos porque cantar con pantuflas de conejito no queda muy bien- Dijo riendo. Karla se puso unas zapatillas verdes que como tenía una camiseta verde iba a juego. También se hizo una coleta porque para bailar el pelo suelto le parecía incómodo. Y salieron a cantar. Cuando el público vio a Karla gritaron más que cuando vieron a Carla. Karla llevaba unos leguins fucsias con manchas blancas, una camiseta corta de color verde que ponia "For Ever Love" y una camiseta de tirantes negra debajo.  Y bueno, lo hicieron genial como de costumbre. Al día siguiente Carla y Karla se dirigían con todo el equipo hacia Toulouse para hacer un concierto allí. Karla y Carla tenían cuatro días para descansar de los conciertos. Ellas se propusieron en esos cuatro días descubrir quien había enviado ese mensaje. Estaban en la estación de tren para irse en tren hacia allí. Y entonces...¡Zas! Se encontraron a Andrea.
- ¡Andrea, cuanto tiempo!- dijo Karla- ¿Qué haces por aquí?-.
- Voy hacia Toulouse a visitar a mis abuelos que son franceses- dijo Andrea.
- ¡Nosotras también vamos a Toulouse! ¡A hacer un concierto!- dijo Carla.
- Hmmff... Pues que mala casualidad, os tendré que aguantar todo el viaje- dijo Andrea acomodándose su faldita de tul rosa- Ah, ¿Sabéis qué? Fui a vuestro concierto en París-. Las dos Carlas se miraron.
- ¿Y por qué viniste si no te caemos bien?- preguntó Karla.
- Pues porque mis dos hermanas querían venir porque son fans vuestras y a mi me obligaron- dijo Andrea - No os ofendáis pero en mi opinión, esa chica con el pelo rojo cantaba mejor que vosotras-. El ten llegó. K&C se subieron en primera clase y Andrea en clase turista.
- Oye ¿no crees que podría haber sido Andrea? Ha dicho que estaba en el concierto-.
- Sí, es muy sospechosa, la añadiré a la lista de sospechosos junto con Susi, una de las coristas, Linda, otra corista y Emma una de las bailarinas-. Tardaron seis horas en llegar pero se entretuvieron escribiendo letras de canciones o escuchando su propia música
- ¡Somos más buenas de lo que pensábamos!- dijo Carla con sus auriculares rosas. Cuando llegaron fueron a ver su escenario. Era redondo. La gente se pondría alrededor. Había unas cortinas rojas un poco transparentes que las pondrían antes de empezar el concierto. El escenario no lo tendrían que compartir con nadie excepto los bailarines que las acompañaban en algunas canciones y un rapero que habían contratado para que cantase algunas partes de las canciones que se rapeaban. La banda y las coristas estaban en un piso de arriba.
- ¡Wow! nunca había actuado en un escenario tan...¡redondo!- dijo Karla. Después ensayaron todo el espectáculo y después todos se fueron a sus habitaciones del hotel menos K&C, ya que tenían que investigar.
- Entonces....¿Alguien cogió mi móvil y te envió el mensaje?- preguntó Carla.
- Exacto. Pero lo que pasa es que no sé  por donde empezar a investigar- dijo Karla.
- ¿Que tal si le decimos a Helena que nos enseñe las grabaciones de la cámara de seguridad del que era tu camerino?- preguntó Carla.
- ¡Buena idea!- dijo Karla. Y Helena le enseñó las grabaciones en su portátil. Se veía el camerino y Carla dejando el móvil en un puf y después se iba hacia el otro lado del camerino. Entonces algo negro y blanco se movía.
- ¡Mira, mira, allí hay algo que se mueve!- dijo Carla a Karla y a Helena que también estaba allí.
Se veía como esa cosa misteriosa se escondía detrás del puf y cogía el móvil. Pero de repente se veía a la cosa misteriosa asomándose solo un poquito y también vieron que algo se le caía. Vieron como lo recogía y lo tiraba hacia la cámara tapándola toda.
- ¡Ohhh! ¡Ya no se puede ver más!- dijo Helena.
- ¡No, espera! ¡Retrocede un poco y ponle zoom!- dijo Karla que se había dado cuenta de algo. Retrocedieron hacia la parte en la que a la cosa misteriosa se le caía algo y le pusieron zoom. ¡Lo que se le había caído era un pañuelo negro con notas musicales doradas! ¡Igual que el de las coristas!.
- ¡Mirad, el pañuelo de las coristas! ¡Entonces la culpable es una chica y es una corista!- dijo Karla. Al menos ya sabían algo.
- ¡Ya podemos tachar a Emma y Andrea de la lista de sospechosos haciendo que solo quedaran Linda y Susi.
- ¡Hola! ¿Que hacéis aquí tan tarde? Yo vine porque me he olvidado mi bolso- dijo.
- Creo que a Adriana hay que decírselo- susurró Karla a Carla. Y decidieron decírselo. Y le contaron todo.
- ¡La persona que hizo eso tiene que ser muy cruel!- dijo Adriana acomodándose su camiseta de los dos hombros caídos, verde flúor y con una A blanca. Adriana solía ponerse camisetas con la inicial suya.
- ¡Espero que lo resolváis pronto! Y si necesitáis alguna ayudita me lo decís que os ayudo seguro- dijo ella acomodándose su clip de estrella. Adriana, también solía llevar el pelo todo para un lado y un clip de estrella en la cabeza.
- Muchas gracias Adriana- dijo Karla sonriendo. Bueno, pasaron los días y ensayaban cada día. Ensayaron tanto que no les dio tiempo ni ha resolver el misterio. ¡Y llegó el concierto de nuevo!. Llevaba la misma ropa que en el concierto anterior, claro, porque era una gira mundial. Estaban muy guapas con sus vestidos de purpurina. Esta vez estaban las dos. Bueno, el concierto les salió muy bien...casi. A la mitad del concierto un foco se cayó. Primero empezó a hacer chispas..¡Quemando todo el escenario!. La gente gritaba desesperada y corrían hacia la salida. Por suerte no hubo ningún herido. Karla, Carla, Adriana y todo el equipo, observaban como se quemaba el edificio y vieron como los bomberos venían y lo apagaban rapidísimo. Tan rápido, que el edificio no se derrumbó. Bueno, un poco por la parte de adentro  pero por fuera, solo se había  caído un trozo de pared. Estaban tristes de que no habían podido hacer el concierto.
- ¡Bueno chicas no os pongáis tan tristes! ¡Mirad el lado positivo! ¡Al menos hemos salido todos sanos y salvos!- dijo Adriana.
- Sí...Adriana tiene razón- dijo Carla un poco triste. Entonces Adriana cogió su guitarra acústica y les hizo una seña a las dos Carlas para que la siguieran. Y la siguieron hasta una pizzería.
- Adriana ¿qué hacemos aquí?- preguntó Karla.
- ¡Ya veras, es una sorpresa!- dijo Adriana sonriendo. La pizzería se llamaba "¡Mama mía! ¡Que pizza!"y había banderas italianas por todo el restaurante. Era pequeño pero con un escenario donde a veces allí iban cantantes no muy famosos y cantaban. Un señor gordo con un mostacho negro estaba en la cocina. Adriana le fue a saludar.
- ¡Adriana! ¡Me alegro molto di guardarte!- dijo el abrazándola. Adriana le susurró en el oído algo.
- ¡Cherto que si! ¡Avisaré a la gente y colgaré carteles por tuta la porta! ¡Ya os podéis ir preparando!- contestó él. Las tres chicas se fueron y se pusieron detrás de la cortina del escenario de la pizzería.
- ¡No me digas que vamos a cantar aquí!- dijo Carla. Adriana no dijo nada. Después les dio unos papeles a Karla y Carla.
- Cantad esto- dijo.
- ¿Qué es?- preguntó Karla.
- Vosotras cantadlo a la vez-. Y así fue. Carla tuvo razón. Era verdad que iban a cantar ahí. Cuando salieron al escenario, los cuatro gatos que había en la pizzería empezaron a gritar. Pero cada vez eran más personas hasta al final tenían la pizzería llena. Estaba tan llena que no cabía ni una mozzarela más y las personas que no pudieron entrar se amontonaban mirando desde la puerta de vidrio de la entrada. Adriana cantó la primera canción con la guitarra acústica y Karla y Carla hacían los coros. La verdad es que sonó muy bien. Después, las demás canciones las cantaron K&C y Adriana las acompañaba con la guitarra. Para agradecer a Adriana la idea que había tenido (la de cantar en la pizzería) le dejaron hacer un solo y cantar la canción del final  con ellas. Al día siguiente, Karla se puso sus leguins azules y su camiseta corta gris con un corazón rojo y se puso también una camiseta negra de tirantes abajo. Se hizo una trenza y se puso una cinta del pelo de esas de tela, de color azul con un lazo rojo. En los pies, se puso botas negras de verano.
Carla se puso su camiseta con el hombro caído rosa y llena de caramelos. Se puso unos pantalones cortos blancos con un cinturón verde, el cinturón tenía tachas y llevaba las mismas botas que Karla pero en rosa. En el pelo se puso un gorrito blanco. Estaban decididas a investigar quien había sido la del mensaje.
- Yo creo que quien ha dejado que el foco se cayera ha sido la misma persona que la que envió el mensaje- dijo Karla pensando.
- Ya, pero el foco se podría haber caído porque no lo habían puesto el tornillo bien- dijo Carla.
- Tienes razón...- dijo Karla mirando el cielo.
- ¿Qué tal si vamos a las ruinas del edificio para ver si el que ha destornillado el foco ha dejado pistas o si el foco se ha caído solo?-.
- Buena idea-. Las dos fueron hacia el edificio quemado. Entraron por el agujero de la pared que era bastante grande. Estaba todo destrozado dentro. Estaba todo negro por las cenizas. Las cortinas del escenario estaban por el suelo y rotas. El escenario era lo único que no estaba tan mal. La barra que sujetaba los focos estaba mal puesta y el foco que se había roto estaba aun en el suelo.
- ¡Esto está destrozado!- dijo Carla.
- Bueno.. ¡Empecemos a buscar pistas!- dijo Karla. Se pasaron muchas horas buscando por todos lados y no encontraron nada.
- Hmmff...esta vez ha sido lista. No ha dejado ninguna pista. ¡Ah mira, rima!.- dijo Karla.
- Tal vez es porque nadie lo ha hecho. El foco se cayó solo- dijo Carla. Karla se acercó al foco.
- ¡Cuidado no te cortes con el cristal!- dijo Carla. Karla le dio vueltas al foco. Después miró al suelo. Los tornillos aun estaban por ahí tirados. Karla los recogió y los examinó.
- ¡Estos tornillos son potentísimos! ¡Es imposible que el foco se haya caído solo!- dijo Karla.


- ¡Tienes razón!- dijo Carla acercándose más - ¡Es la marca más buena que existe!-.
- Ahora solo hay que averiguar si es la misma persona que nos ha enviado el mensaje, pero aquí no hay ninguna pista....-.
- ...¡Sí que hay! ¡Hay un pendiente debajo de esa barra de hierro mal puesta!-. Carla recogió el pendiente. Era un pendiente largo, con dos bolitas marrones y al final una estrella amarilla.
- ....Hmmff, este pendiente me suena- dijo Karla mirándolo con una lupa de color negra con purpurina rosa.
- ¿De dónde has sacado eso?- preguntó Carla señalando la lupa. Karla no le contestó. Estaba muy concentrada en el pendiente.
- Oye, ahora que lo pienso, ese pendiente es unos que utiliza Susi, la corista ¡Tiene una estrella y a ella le encantan! Dice que brillan como ella....- dijo Carla que se estaba empezando a aburrir.
- ¡Eso es! ¡Susi es la culpable! Ya lo sabía....- dijo Karla haciéndose la lista.
- ¿Entonces por qué no lo has dicho al principio?- preguntó Carla. Karla no sabía qué decir y se quedó muda. Al día siguiente partían hacia Lyon en tren,  esa sería su última parada en Francia. Pero antes, Karla y Carla se fueron a reunir con Susi en la entrada del hotel donde habían dormido y comido durante esos días.
- ¡TU! ¡ERES LA CULPABLE!- dijo Karla señalándola mientras caminaba rápidamente hacia ella.
- ¿Qué?... No sé de qué me hablas- dijo Susi un poco asustada.
- ¡AH, AHORA TE HACES LA QUE NO TIENES NI IDEA DE LO QUE HABLAMOS! ¡NOS HAS INTENTADO QUEMAR VIVAS!- gritó Carla que venía corriendo por detrás porque llevaba tacones y entonces iba más lenta.
- ¡Os lo juro que yo no he sido! Si estáis pensando que yo destornillé el foco estáis tremendamente  equivocadas porque ni sé usar un destornillador...-.
- ¿¡Y por qué encontramos este pendiente en el escenario quemado?!- dijo Karla hablando ahora normal porque le dolía la garganta de gritar tanto y mostrando el pendiente con una mano.
- ¡Pues porque se me cayó en el concierto! ¡Y además yo no me moví en el concierto! Estaba demasiado lejos del foco para haberlo destornillado... Además, la falda de tubo me apretaba tanto que ni podía mover las piernas.
- Susi tiene razón.... Yo no la he visto moverse en el concierto y además estaba a la izquierda de Linda y el foco estaba a la izquierda de... Adriana- dijo Carla mirando el techo mientras pensaba - ¡Nos han puesto una pista falsa!-.
- Perdona Susi por tratarte así pero...- dijo Karla.
- ¡Ah no pasa nada!- dijo Susi. Bueno, las tres juntas se dirigieron a la estación de tren. Bueno,se subieron al tren y cuando llegaron fueron a ver como era el escenario donde actuarían (como de costumbre). Esta vez tenían también cuatro días para resolver el misterio antes de que empieza el concierto. Pero pasaron tres días y no encontraron ni una pista. Llegó la mañana del día del concierto. K&C estaban en su habitación del hotel.
- ¡Llega el concierto y todavía no hemos encontrado ni una pista!- dijo Carla.
- Ya, pero el concierto es a la noche, tenemos que buscar algo hoy, pero la verdad es que no sé por donde empezar a investigar....- dijo Karla.
- Esperemos a la tarde a ver si pasa algo...- dijo Carla tirándose en el sofá azul de la habitación del hotel.
- Buena idea-. Y así lo hicieron. En la tarde ensayaron su ultimo ensayo. Cuando acabaron, todos se fueron corriendo hacia el hotel porque solo faltaban dos horas para el concierto y tenían que prepararse lo antes posible. Todos, menos Carla y Karla. Con tanta corrida, alguien golpeó a Karla.
- ¡Oye mira por donde vas!- gritó Karla. Como la persona iba muy rápido y además estaba un poco oscuro, Karla no pudo ver quien era. Pero vio que se le cayó un papel. Karla lo miró. Ponía unas letras raras.
- ¡No entiendo nada!- dijo Karla. Carla llegó en ese momento.
- ¡Carla! ¿Dónde te habías ido? ¡Te has perdido la mitad del ensayo!-.
- ¡Ah! Es que fui a la farmacia a comprar mis pastillas para la garganta-.
- ¿Te duele?-.
- No, no me duele. Pero cuando canto mucho se me pone la garganta áspera. Yo aprendí de un libro que me dio Helena y aún no canto súper bien como tú. Y aún no llego a muchas notas altas y si canto mucho se me pone áspera la garganta- contestó Carla tocándose la garganta.
- Ah ya, ¡Me acuerdo que me lo contaste!-.
- Sí, también lo sabe Adriana y algunas del coro-.
- Ah... Oye ¿Tu sabrías descifrar esto?- dijo Karla mirando el papel. Carla cogió el papel y lo miró.
- ¡No tengo ni idea!-.
- Ni yo...¡Ostras, que tarde es! ¡Tengo que empezar a maquillarme!- dijo Karla sacando un mini espejo y un pinta labios fucsia. De repente en el espejo, se reflejó las letras del papel que habían encontrado.
- ¡Espera, deja quieto el espejo!- dijo Carla. Karla lo hizo. Carla puso el papel delante del espejo, haciendo que las letras se reflejaran. ¡Y las letras salieron bien!.
- ¡Eso es Carla! ¡Las letras estaban del revés!- dijo Karla. Leyeron que ponía. Como el papel estaba partido, las frases no estaban del todo completas y ponía esto:
20 de julio
Querido diario
... concierto en Lyon
... Va a ser brutal!
... Pobres chiquillas son idiotas
.... Picar como peces en anzuelos!
... Le voy a cambiar la pastilla a Carla por una que la haga cantar mal!
.... Cantar fatal!
... hacer que tenga una idea, las llevaré a una plaza y nos subiremos a una estatua para que no nos ataquen los fans
.... Es perfecto! Así me dejaran cantar y YO seré el centro de atención!
..... Cuando estén en los camerinos maquillándose y vistiéndose ¡Pam! Hago mi truco
- ¡Madre mía! ¡Esta es la culpable!- dijo Carla leyendo el papel.
- ¡Bien, otra pista! Pero ahora, hay que hacer un plan para pillarla y este es el plan..- dijo Karla susurrándole el plan a Carla. Y llegó el concierto. Karla y Carla estaban en el camerino y llevaban sus vestidos de purpurina que usaron en los demás conciertos.
- ¡Bien! ¡Empieza el plan!- susurró Karla. Carla hizo una seña y después hizo unos pasos grandes hacia la mini mesita que había en el camerino y dijo disimulando:
- ¡Oh! ¡Ya es la hora de poner mi pastilla en el vaso para que se disuelva!-. puso la pastilla en el vaso- Y ahora me voy a ver si los bailarines están listos-.
- ¿Quieres que te acompañe?- dijo Karla.
- Sí claro-. Las dos hicieron ver que se iban pero se escondían detrás de la puerta. De repente se cortó la luz. Carla pegó un gritito.
- ¡Carla calla!- susurró Karla.
- Perdón, es que...tengo miedo a la oscuridad - susurró Carla un poco avergonzada.
- ¿¡¿Enserio??!- preguntó Karla riéndose un poco.
- Oye, tú no digas nada que tienes miedo a las arañas-.
- ¡Eso no es verdad!... Le tengo miedo a las telarañas no a las arañas- dijo Karla aún más avergonzada. De repente, vieron algo que se movía entre la oscuridad. Se dirigía hacia la pastilla para cambiarla, tal como decía el papel.
- ¿Vamos a por ella?- susurró Carla.
- ¡SI VAMOS A POR ELLA!- gritó Karla saliendo de su escondite y corriendo hacia ella. Karla y Carla la persiguieron por toda la sala. En un momento, Carla la cogió de la mano pero la persona misteriosa la empujo y se fue corriendo hacia la salida.
- No hemos podido agarrarla- se lamentó Karla. De repente, alguien dijo:
- ¿A esta granujilla era la que perseguíais?-. Y las luces se volvieron a encender. Olivia estaba en el camerino con Adriana cogida por el brazo.
- ¿Adriana? ¡No me lo puedo creer! ¡Eras tú! ¡Traidora! ¡Pensaba que eras nuestra amiga! dijo Carla.
- ¡Lo sospechaba!- dijo Helena entrando con su faldita roja de topos blancos y su camiseta con un conejito.
- No pensaba que seriáis tan listas para pillarme...- dijo Adriana enfadada.
- ¡Pues sí lo somos y eso que no somos detectives profesionales!- dijo Karla sacando la lengua.
- Y creo que me debéis las gracias...- Dijo Olivia que no se habían dado cuenta que había sido ella quien la había atrapado.
- ¡Ja, ja! ¡Sí, muchas gracias Olivia!- dijo Karla riéndose. Olivia sonrió y se acomodo su peto. Olivia nunca llevaba faldas. Por ejemplo ese día llevaba un peto vaquero y una camiseta roja. Pero bueno, me estoy desviando del tema....
- Pero...¿Por qué hiciste todo esto?- preguntó Carla a Adriana.
- Pues porque tenía envidia. Desde pequeña he querido ser cantante como vosotras y siempre he querido ser el centro de atención. Y bueno, hace muy poco me hice fan vuestra porque yo fui al Umbrella festival y os vi cantar en directo. Y cuando vi que necesitábais una corista me presenté para estar un poco más cerca de vosotras e imitaros. Entonces...¡Se me ocurrió mi plan malvado! Intentaba que no se hicieran los conciertos para después que a mi se me ocurriera una idea genial como por ejemplo la de cuando quemé el escenario y os llevé a la pizzería para cantar. Como pudiste cantar gracias a mi, me dejasteis  cantar con vosotras todas las canciones. ¡Y YO FUI EL CENTRO DE ATENCION Y NO VOSOTRAS! O por ejemplo, cuando os envié el mensaje para que Karla se fuera y yo la sustituyera. Allí canté yo y no ella. ¡Entonces la gente me prestaba atención a mi! ¿Entendéis?- dijo Adriana.
- ¡Sí y vemos que lo que has hecho es muy egoísta!- dijo Carla.
- ¡Ya, pero he salido en las portadas de las revistas!- dijo Adriana sonriendo y señalando la portada de una revista en la que ponía:
¿Quién era esa chica misteriosa?
En el concierto de K&C en París no cantó Karla sino una chica con el pelo totalmente rojo.
Ella dijo que Karla estaba enferma y la sustituía pero después le preguntamos a Karla si estaba enferma y ella contestó que no.  ¿Quién era esa chica que cantó en el concierto junto a Carla?
Y después salía una foto de Carla y Adriana cantando en el concierto.
- Así que ya sabéis por qué. ¡Pero por favor, no me despidáis! ¡No sé que haría si salgo de las chicas del coro de K&C!-.
- No, no te vamos a despedir tranqui...- dijo Karla sin acabar la frase.
- ¡Pues claro que te vamos a despedir rata sucia y fea! No te podemos soportar más en el grupo ¡Fuera vete!- dijo Carla que estaba más enfadada que Karla. Adriana frunció las cejas y dijo:
- ¡ESTA BIEN! ¡YA QUE NO ME QUERÉIS, ME HARÉ YO FAMOSA! ¡MÁS QUE VOSOTRAS, YA VERÉIS!-. Después se fue y no la vieron más. Pero la verdad es que hizo lo que dijo. Se hizo famosa con su canción para el casting. Hasta esa canción estaba más adelante que una de K&C en la lista de más escuchadas. Y el concierto de esa noche salió de maravilla. ¡Y completaron su primera gira mundial! ¡Y al cabo de unos meses sacaron su segundo disco! ¡Estaban arrasando! Aunque Adriana que se cambio el nombre por Shanon era más famosa que ellas.
FIN