miércoles, 29 de junio de 2011

Soy chiquitita




Hace mucho tiempo había una niña llamada Alicia que un día se despertó siendo muy pequeña, como Pulgarcita. Era tan pequeña que se perdió en las sábanas y mantas pero salió de ese bosque blandito.

Alicia tenia una amiga llamada Susi


Y una hermana llamada Laia.


Alicia se fue a la habitación de su hermana tan desordenada como siempre.

- Laia, Laia, ¡me he hecho mini y ahora no nos podemos divertir juntas!
- ¿Cómo que no? Invita a Susi que lo pasaremos bomba. En cinco minutos estaba Susi en su casa.
- ¡Ho, que pequeñita!- dijo Susi.
- No me lo recuerdes.
- Mira, este día será el mejor de tu vida- dijo Sisi.
- Tengo una idea- dijo Laia.
Ella hizo un avión de papel y puso a Alicia encima. Tiró el avión de papel y Alicia fue volando por toda la habitación. Después fueron al parque con una cometa. Se subió a la cometa e hizo ala delta en miniatura. En el parque Sisi y Laia hicieron una montaña de arena y Alicia la escalaba. Jugaba con Sisi y Laia al escondite pero nunca la encontraban. A la tarde se bañaron en la bañera y para Alicia eso era un mar.
- ¡Es el mejor día de mi vida!
Después se fueron a dormir. Al día siguiente, Susi, Laia y Alicia estaban en el balcón. Alicia se fabricó un paracaídas con un globo y unos hilos. Se tiró por el balcón y escaló por la pared. Suerte que estaban cerca de la calle, ¡vivían en el primer piso! Después cogieron un papel grande, Alicia, puso sus patitas en pintura y empezó a patinar por el papel y escribiendo:
Susi, Laia y yo
Mejores amigas
Ser pequeña es muy guay, tenéis razón.

Después se metió en un vaso de agua y Laia sopló y era como un jacuzzi. A un parque al que fueron había un estanque con peces y Alicia se tiraba al agua y buceaba con los peces. También se subió encima de una rana. Se acabó el día y todos se fueron a dormir. Al día siguiente Alicia se encontró una nota en su cama que decía:

Corre, rápido que no es para todo el día, encuentra el hongo de oro, haz una sopa con el hongo para que te hagas grande, sino te harás mas pequeña y al final desaparecerás.

Alicia se miró en un espejo. ¡Estaba más pequeña todavía!



- ¡Ho no!, soy mas pequeña- dijo Alicia. Se fue con su hermana y le enseñó el papel.
- Es verdad, eres mas pequeña, hay que encontrar ese hongo, llama a Sisi, yo llamaré a Claudia - dijo Laia.
Claudia era una amiga de Laia.
 Entraron en un plis plas y Laia les contó lo que había pasado.
- ¿Cómo has hecho para hacerte mini?- preguntaron Claudia, Laia y Sisi a la vez.
- Ni yo lo sé - dijo Alicia.
- No hay tiempo para preguntas- dijo Laia poniendo a Alicia en un frasco.
- No quiero estar en un frasco- dijo Alicia.
- Aquí estarás más segura- dijo Sisi.




Salieron a buscar el hongo y a Laia se le cayó el frasco con Alicia adentro. El frasco se rompió en mil pedazos yAlicia cayó al suelo. Se le acercó algo que era de su tamaño. ¡Eran dos hadas!








- Hola, soy Cristal- dijo un hada.
- Y yo soy Mermelada.





Alicia miró a su alrededor. Vio un hada pequeñita intentando subir a una rama de un árbol.
- Es increíble, ¡sois de mi tamaño!- dijo Alicia.
- Bienvenida al pueblo de las hadas- dijo Cristal.



- Primero necesitarás unas alas- dijo Mermelada.
- Te llevaremos al taller de Cinta- dijo Cristal.
Pasaron por una plaza y llegaron al taller de Cinta. Entraron y vieron a otra hada con tijeras, papeles, telas, pinturas y mucho más.




- Hola chicas, ¿qué queréis?
- Unas alas para nuestra invitada- dijo Cristal.
- ¿Cómo te llamas?
- Me llamo...- dijo Alicia
- ¡Margarita!, que nombre más bonito, te haré unos retoques y serás un hada. Cuando acabó de hacer retoques, Alicia ya era un hada.



-Uy, se me olvidó algo- dijo Cinta sacando unos pendientes de estrella dorados.




-Bueno, es hora de ver el castillo de la reina hada- dijo Mermelada.                                                                   
Cuando estaban delante del castillo Alicia dijo:
- ¡Oh no, el hongo de oro! me olvidé de buscarlo. Cristal le tapó la boca a Alicia.
- ¿Cómo sabes lo del hongo de oro?- dijo Cristal.
- Lo necesito para hacerme más grande- dijo Alicia sacándose la mano de la boca.
- Shhhh, no digas nada del hongo, la reina de las hadas esta en este palacio y nos puede oír- dijo Mermelada.
- ¿Por qué no puedo decir nada del hongo?
- Porque es el secreto de la reina de las hadas y no lo tiene que saber nadie, si descubre que lo sabemos nos tirará al volcán- dijo Cristal.
- ¡NECESITO ESE HONGO! - gritó Alicia. Un guardia la escuchó y preguntó:
- ¿Qué hongo?
- El hongo...¡rojo! - Dijo Mermelada.
- ¡Pero ese hongo es venenoso!- dijo el guardia.
- Pues...¡A ti que te importa! - dijo Cristal.
En ese momento salió la reina de las hadas del castillo.

- Ayudadme, ayudad al pueblo, ayudad- dijo la reina.
- ¿Qué pasa?- dijo Alicia.
- Un forastero me ha dicho que la urraca viene hoy a la tarde, ¡devorará a todo el pueblo!
Mermelada y Cristal empezaron a gritar como locas.
- Quien nos salve le daré mi tesoro- dijo la reina.
- Yo me enfrentaré contra ese bichejo- dijo Alicia.
- No lo hagas, es un monstruo, un triturador, come todo a su paso- dijo Cristal con miedo, con mucho miedo.
- Sí, ¡se comió un día a mi abuelita!- dijo Mermelada con lágrimas.
- Yo lucharé- dijoAlicia.
- Vale, pero si te come, recuerda que te lo hemos advertido, si quieres cambiar de opinión este es el momento- dijo Cristal.
- No cambiaré de opinión- dijo Alicia.
- Vale, te llevaremos a la casa de Otoño para que te consiga un caballo o algo parecido- dijo Mermelada con lágrimas todavía. Llegaron a una pequeña casa donde vivía Otoño.


Alicia llamó a la puerta y salió Otoño.


- Hola- dijo Otoño- con mucho miedo.
- ¿Qué pasa?- preguntó Alicia
- La urraca viene dentro de quince minutos.
- Necesitamos una rana- dijo Mermelada.
- ¿Para montar?
- Sí, para montar- dijo Cristal.
- Aquí tenéis.

Cuando llego la hora de la urraca, vino toda la gente a la plaza del pueblo. Alicia iba montada en la rana. La urraca fue volando por la plaza.

La rana de Alicia saltó y Alicia empezó a volar. La urraca la persiguió y la agarró con el pico. Se la iba a tragar. Cristal y Mermelada se tapaban los ojos.
A Alicia se le ocurrió una idea. Se sacó los pendientes dorados y brillantes de estrella y los tiró muy lejos. La urraca escupió aAlicia y se fue volando a buscar los pendientes.¡Todos gritaron de alegría y como derrotó a la urraca le dio el tesoro la reina hada que era el hongo de oro! Cenaron en el castillo de la reina y comieron sopa de hongo de oro y Alicia se hizo grande, volvió con su hermana y fueron felices.
Fin

Paula Tomasini
Junio 2011

lunes, 13 de junio de 2011

La aventura de la varita mágica



Había una vez una niña llamada Rita con una hermana que se llamaba Carla y era su hermana mayor. Un día Rita se fue con el colegio a una excursión a un parque natural y cuando estaban por la mitad del camino Rita vio una flor nueva que nunca había visto:
- Profe- dijo Rita
- ¿Qué pasa Rita?
- ¿Qué tipo de rosa es esa?



- Bueno, yo...yo diría, es casi imposible... ¡No la conozco! Cincuenta años trabajando de profesor y ahora no sé cual es.
El niño que lleva el herbario busca en la letra R.
- No está, Profe- dijo el niño.
- Bueno, ya la estudiaré.
Rita, sin que el Profe la vea, arrancó una de esas flores y se la guardó en el bolsillo. Cuando acabó la excursión Rita se fue a casa y llegó la noche. Claro, antes de ir a dormir puso la camiseta y los pantalones en el cesto de la ropa sucia. Al día Siguiente Rita fue a lavarse los dientes y vio algo que salía del canasto de la ropa sucia. Primero era una hormiga, después una estrella, después un planeta, pero Rita se fijo bien y...¡vio un hada!.


- Hola, me llamo Mermelada pero me puedes llamar Mermy y nací ayer de la flor que cogiste - dijo la pequeña hada poniéndose en la mano de Rita.
- Eres.. eres, no me lo puedo creer, ¡un hada real!- gritó Rita.
- Lo siento, me olvidé decir...
En ese momento entró Carla al baño para lavarse los dientes. Cuando vio a Mermy se quedó con la boca abierta.
- Eres...eres - dijo Carla.
- ¡Ho no! por favor, odio repetir las cosas, me llamo Mermy, soy un hada, nací ayer etcétera etcétera etcétera.
- Pero... ¿ Cómo es que si naciste ayer ya eres niña?
- Es que las hadas crecemos muy rápido, pero eso no importa, os concedo tres deseos.
- ¡Guau! no sabia que concedían tres deseos- dijo Rita.
- ¿ Es que no has visto la película de Cenicienta? ¡Hay por favor!, bueno vayamos al grano, ¿qué queréis?
- Quiero...- dijo Rita pensativa.
- Ay, ay, ay, ¡qué distraída soy!, primero, hay unas reglas, no podéis desear que alguien se enamore de ti, tampoco que alguien se muera o que alguien vuelva a estar vivo, no podéis desear tener mucho dinero ni ser reyes- dijo el hada leyendo un pergamino.
- ¡Esto es emocionante! - le dijo Rita en la oreja a Carla.
- Y.. venga los deseos, que no tengo para todo el día- dijo el hada.




- Deseo...deseo, deseo.... ¡Un caballo, de verdad que pueda montar en él!- gritó Rita al hada.
-Fiqui Fiqui fum Fiqui Fiqui fam que Rita la chiquitia tenga su caballo- gritó el hada al cielo. De repente Rita tenía delante de sus narices a un caballo.
- ¡Es hermoso!
- Y yo deseo.... ¡Un tutú de ballet con sus zapatitos incluidos! - dijo Carla muy nerviosa.
El hada dijo las palabras mágicas y Carla tenia el tutú puesto y los zapatitos también.
- Os queda un deseo- dijo Mermy
- Deseo...- dijo Rita pensativa.
- ¿Qué qué? ¡Ese deseo, es para mí!- gritó Carla.
- ¿Cómo? ¡Es MI deseo porque yo encontré la flor!
- ¡Tendría que ser MÍO porque soy tu hermana mayor!
- ¿Y qué pasa si eres la hermana mayor?
- ¡ Qué las hermanas mayores tienen que tener todo!
- ¡Qué tonterías dices!
- ¡ Es verdad lo que digo!
- ¡NO!
- ¡SI!
- ¿ Qué entiendes por NO? ¡ene, o, NO!
- ¡Ya basta, no soporto las peleas! - gritó Mermy.
- Por cierto, hoy es sábado ¿no?- preguntó Rita.
- Sí, ¿por qué lo dices?
- Porque hoy nos vamos a jugar al bosque, cada sábado lo hacemos.
- ¡Genial!
- ¿Por qué dices genial si no sabes que sitio es?
- ¿Después vais a seguir peleando?
- Sí, pero no has respondido a mi pregunta.
- He dicho genial porque...vosotras dos queréis el deseo y para eso he pensado esconder la varita en un sitio muy muy lejos y quien me la traiga primero gana el deseo, pero si no me la trae ninguna de las dos a tiempo tendréis que pensar un deseo para otra persona.
- ¡Guau! Yo me apunto y Rita también- dijo Carla.
- Pero...- dijo Rita sin acabar la frase.
- Bien, tendréis este día para buscar la varita. Os acompañarán estos dos pajaritos, tendréis uno para cada una. Ellos os ayudarán en el camino, él es Pam y el de al lado es Pim, Carla tendrá a Pam y Rita a Pim.


Cuando llegaron al bosque, el hada chascó los dedos y la varita desapareció.
- ¡Hora de buscar!- gritó el hada.
El pajarito de Rita se fue por un camino y el de Carla por otro.
- Piu, Piu Piu Piu- dijo Pim delante de un agujero.
- ¿Qué? ¿Quieres que me tire por ese agujero?- dijo Rita. Pim dijo que sí con la cabeza.
- No, eso ni hablar.
Rita se cayó por el agujero y se encontró con un conejo tomando el té y hablando con un topo.
- ¡Más Invitados! - gritó el conejillo.
- Bienvenida a la hora del te- dijo el topo.
- ¿Los conejos también hablan? - preguntó Rita
- Pues claro, y los topos también- dijo el conejo.
- ¡Quédate a tomar el té!
- No, no puedo, tengo que encontrar una varita mágica.
- ¿Una qué?- dijeron el topo y el conejo a la vez.
- Una varita mágica.
- Ahh, bueno, pero antes de que te vayas te voy a mostrar mi colección de antigüedades o de cosas raras. Esto es una corona del 1996 del rey Carlos Palo. Palo que quiere decir segundo , lo vi por internet.
- Un momento, eso no es una antigüedad- dijo Rita señalando un mapa.
- Eso es un mapa de algo, lo encontré esta mañana.
A Rita se le ocurrió una idea.
- ¿Me prestas el mapa?
- Claro, y... ¿ Cómo te llamas ?
- Rita.
- Hola Righta.
- No, Righta no, Rita
- Ritjga
- R- i - t- a
- Rita.
- Muy bien, así me llamo, Rita.
- Bueno, te presto el mapa, adiós.
- Adiós - dijo Rita subiendo por un agujero.
- Bueno, vamos a echar un vistazo al mapa - dijo Rita.
- *¡Piu Piu Piu Piu requete Piu!
* Traducción: ¡es el mapa de la varita mágica!
Rita saltó con el mapa de alegría pero notó como si algo le arrancara el mapa de las manos y era verdad, Carla tirándose por las lianas, pasó por delante de Rita y le sacó el mapa.
- ¡ El deseo es MÍO!- gritó Carla triunfante.
- ¡No por mucho tiempo!- gritó Rita y empezó a seguirla en secreto. Carla fue por selvas, bosques, playas hasta que Rita la perdió de vista.
- ¡Ho no, ya la he perdido de vista! - dijo Rita, ella miró para abajo y vio el mapa.
-* Piu Piu Piu Piu Piu- dijo Pim
* Traducción: se le ha caído el mapa de tanta prisa.
Rita abrió el mapa y vio un montón de caminos que pasaban por muchos sitios.
Carla se dio cuenta que perdió el mapa y fue a buscarlo. Se encontró con Rita y empezaron a pelearse hasta que rompieron el mapa por la mitad.
- ¡ Ho no! ¿Qué le voy a decir al conejo? Estará tan disgustado.
- Bueno, tú has lo que quieras, yo me voy a buscar ese deseo- dijo Carla desapareciendo entre lianas de una selva. Rita miró el mapa. Ahora solo había una selva, dos playas y un súper desierto inmenso. Ella caminó y caminó y llegó a una playa. Unos señores la miraron y algo la golpeó, Rita se desmayó. Cuando se despertó estaba en el medio del mar. Llego a una isla donde una niña le recibió.


- Hola, soy Kakakukukaka - dijo la niña.
- Hola -dijo Rita.
- ¡Ho! No puede ser.
- ¿Qué pasa?
- ¡Eres tú!
- ¡He encontrado la niña del pelo de algas!- dijo Kakakukukaka corriendo hacia un pueblo.
- ¿Quién es la niña del pelo de algas? Dijo Rita.
Ella se miró la cabeza y tenia toda la cabeza llena de algas.
Una tribu se acercó a Rita y la llevaron hasta un trono hecho con Cañas de bambú.
- Tú eres nuestra jefa.
- Ho, esto me empieza a gustar- se dijo Rita a ella misma.
- Traedme un batido de coco- dijo Rita. En un plis plas se lo tomó. Después se hizo de noche y comieron, la tribu y ella, unos pescados con alguitas.
- Piu Piu piuuuuuuu requete Piu piuuuuuuuu piuuuuuuu pi pi pi piuuuuuu- dijo Pim.
Traducción: - Te olvidaste de buscar la varita y ya no tenemos tiempo para buscarla.
- Es verdad, lo siento chicos, me tengo que ir- dijo Rita.
- Un momento, antes de que te vayas te tenemos que dar una cosa, nuestro tesoro más preciado- dijo un señor de la tribu. ¡El tesoro era la varita mágica! De repente, Carla saltó y cogió la varita. Empezaron a Pelearse hasta que llegaron donde estaba el hada.
- Bueno, no llegasteis a tiempo.
Carla y Rita hicieron un suspiro.
- Bueno, Carla, ¿para quién quieres el deseo y cuál deseo?
- Deseo...deseo...deseo...¡Que nuestra tía tenga una nueva tienda de Caramelos!
El hada dijo las palabras mágicas y su tía ya tenía una nueva tienda,
- Vale, ¿y tú, Rita?
- Deseo...deseo...deseo...Que los niños pobres tengan comida,casa, agua y dinero.
El hada dijo las palabras mágicas y todos los niños pobres fueron felices.
- Has hecho un deseo muy generoso Rita, por eso ahora tienes un deseo para ti.- dijo el hada.
- Deseo...Deseo...deseo... ¡Un viaje a París con mis padres y mi hermana!
El hada dijo las palabras mágicas y estaban en París.
- Gracias Mermy- dijo Rita, pero el hada ya desapareció y dejó en sus manos tenia una carta:
Querida Rita y Carla, el viaje a París durara dos semanas. Ahora estoy con un niño llamado Alex, ¿Os cuento un secreto? ¡Que sois las mejores niñas que he tenido, y eso no se lo digo a todos! Os mando un regalo que está en tus manos Rita, Muchos Besos:
Mermelada.
Rita abrió el regalo y era...¡Dos estrellas del cielo, una para Carla y otra para Rita!
Y así se acaba todo...
Fin

Paula Tomasini
Junio 2011

domingo, 12 de junio de 2011

El fantama de la discoteca

Había una vez, hace mucho tiempo, Discoland. Era una ciudad del país Dancepart y se llamaba así porque era muy discotequero y había una disco de la ciudad llamada Oh yeah. Era la más famosa de todas pero nadie sabía que dentro del altavoz izquierdo había un fantasma llamado Boo que odiaba la gente que venía porque no le dejaban sitio para bailar. Un día con su teléfono móvil fantasmal envió unos cuantos SMS que decían

Hola fantasmikos, os espero en mi casa mañana a media noche
Chau Miki, chau carnivoris chau Gugu chau Fantasniki chau Pesadilla hasta mañana
De: Boo
Al día siguiente entraron a la disco y pusieron una silla para que no entre nadie.
Pesadilla y Carnivoris eran sus dos mejores amigos y Boo estaba enamorado de Fantasniki, una fantasmita con una rosa siempre puesta en la cabeza, los ojos pintados de azul y los labios rojo carmín. Le encantaba ir así. Las mejores amigas de Fantasniki eran Miki y Gugu. Prepararon fantosmiedo, una bebida con gas, fantosmiedo light sin gas, pesalidino, una mezcla de zumos con mucha fruta, Miedosfinitos, unas patatas fritas, batidolandia unos batidos (estilo fantasmal) y chocomiedo, chocolate caliente. Pusieron la canción boooooooooo boooooooooo requetebooooooooo, del autor Milmiedos, el disco se llamaba Pesadillas al poder. Boo les dio a cada uno un papel que ponía:

Bienvenidos todos a la discoteca de Boo
Os espero en el salón de las reuniones secreto a las 3 de la mañana.
Si queréis comprar cosas entrad en el altavoz contrario y os encontraréis al dueño de la tienda. Preguntadle si tiene postales de la disco, así tenéis un recuerdo.
Hay postales como estas:

Empezó a sonar la música de vals y Boo se puso un lazo en el cuello.
- ¿Me concede este baile bella dama? - le dijo Boo a Fantasniki.
- Emmmm ¿Tú qué crees ?
- Que sí ¿verdad? pues vamos.
Y empezaron a bailar el vals y los demás fantasmas también bailaron el vals con las chicas.
A las tres de la mañana se reunieron todos en el altavoz y bajaron por unas escaleras que les llevó a una sala subterránea de reuniones. Los fantasmas se sentaron en unas sillas llenas de moho y delante de las sillas había una mesa vieja y rota con telarañas.
- Bueno, amigos y amigas, bienvenidos a la reunión del club Fantasmikos, nos hemos reunido aquí porque como vivimos en discotecas la gente no nos deja ni un solo espacio para bailar y nosotros queremos bailar pero no podemos. Ahora quien tenga una idea que levante la mano que yo daré la palabra. Miki y Pesadilla levantaron la mano y Boo eligió a Pesadilla.
- A ver Boo, somos invisibles y atravesamos las personas que bailan, entonces no hay que hacer nada, yo ya estoy bien.
- Pues a mí me gusta estar solo con los fantasmas, los vampiros y todas las cosas de miedo que asustan a los miedicas humanos, no quiero bailar con gente. Además sus bebidas son asquerosas como esa que se llama Cocola, no, Clococola, no, a sí, Coca cola. Miki es tu turno.




- Podemos pedirle a los humanos que nos dejen bailar todas las noches.
- Emm...Miki, las discotecas están abiertas en la noche.
- Ho sí, es verdad.
En ese momento Gugu levantó la mano:
- Gugu, te doy la palabra.
- Podemos disfrazarnos de personas y luego traemos las bebidas.
-¿De dónde sacamos la ropa?
- No sé.
En ese momento Carnivoris y Fantasniki levantaron la mano.
- Fantasniki, te doy la palabra.
- Podemos hacer nuestra discoteca aquí abajo y sería una discoteca solo para fantasmas.
- Es genial, vamos con tu plan Fantasniki, ¿Carnivoris, que querías decir?
- Lo mismo, pero ahora que ya tenemos lo que vamos ha hacer ya sé donde conseguiremos todo lo que necesitamos para hacer una disco, y eso está enterrado en el cementerio, en la tumba de Discolisto, el mejor bailarín de Discoland, que cuando se murió tenia sus cosas ahí.
- ¡Genial idea!, bueno, manos a la obra, Gugu y Carnivoris id a buscar la decoración, Miki y Pesadilla la música y Fantasniki y yo los batidos y la bebida.
Gugu y Carnivoris ya estaban en el cementerio y ellos empezaron a hacer un agujero grande en la tierra. Encontraron al fantasma de Discolisto que ahora se llamaba Fantaslisto y Gugu le preguntó:
-Hola Fantaslisto, hemos venido para ver si nos puedes regalar tus cosas discotequeras por favor.
-Lo siento, las cosas las han dado al museo, sólo me queda la ropa de Discolisto.
- Tengo una idea- dijo Carnivoris y los dos se disfrazaron, Carnivoris de Discolisto y Gugu no se sabe de qué se disfrazó, porque se puso toda la cabeza de flores, un traje de hojas y se hizo unos pelos con enredaderas. Entraron al museo sin que nadie se diera cuenta y cogieron: una bola de disco, un DJ, 11 mesas y 11 sillas y la alfombra multicolor.



Llevaron todo y luego prepararon la discoteca que quedó genial.
- Hemos hecho chocomiedo a mano y también hemos comprado batidolandia - dijo Boo
- Yo escribí unos cuantos nombres para la disco- dijo Miki y en el pape decía:

1) fantasmikos disco
2) boooooo diiiiiscoo
3) requetete disco
4) corazón negro
5) club fan de los fantasmas
6) feria del miedo
7) oh yeah terrorífico

- Guau cuantos, yo voto el numero 7, ¿vosotros? - dijo Boo.
Todos eligieron el 7 menos Pesadilla que eligió el 5.
- ¡Yupiiiii, ganó el 7! - gritó Gugu.
- Ahora que ya está todo vamos abrir la disco sólo para vampiros, fantasmas, esqueletos, zombis, brujas y demonios - dijo Boo
- Pero es de día, ningún muerto viviente ni una bruja vendrá, todos están en sus tumbas o castillos encantados- dijo Fantasniki .

-Es verdad, pero bueno, da igual, por que pondremos la música muy alta a la noche y así no escuchamos la música de los humanos y... ¡POR LAS BRUJAS Y SUS RENACUAJOS! Tenemos un problema.
- ¿Qué pasa? - dijeron todos a la vez.
- Tiene que ser luna llena, si no no se despiertan.
- Podemos llamar a las brujas Trixi, Mixi y Pixi que siempre están despiertas -dijo Miki.
- Ok- dijeron todos a la vez.


La bruja de abajo y del vestido violeta es Mixi, tiene 15 años y es la mayor.
La bruja de arriba, del pelo rosa, negro y amarillo, es Pixi, que tiene la misma edad que Trixi y ellas tienen 10 años, pero Trixi tiene casi igual que Pixi porque ella tiene 9 años y casi 10. Ya me entendéis. Trixi es la rubia con esa falda violeta. Dijeron palabras mágicas y en un plis plas fue luna llena y la discoteca se llenó de fantasmas. Fue una súper fiesta y fue chulísima. Pero a las doce de la noche unos policías se dieron cuenta de que había una discoteca abajo y fueron a ver lo que pasaba. Entraron y se desmayaron y nunca mas vino gente a la discoteca encantada que ahora se llama Ho yeah terrorífico. Fue la discoteca más famosa del mundo.
Fin

Paula Tomasini
Marzo 2011

jueves, 9 de junio de 2011

Superhéroes


Había una vez  la familia  Rokafuerte  que la  mamá  era una súper  heroína.  Tomi,  Ice, Foxi   y  Nevado eran  sus hijos y también querían ser superhéroes. 

Un día los cuatro hermanitos se fueron a pasear  y encontraron una caja. De la  caja salió un señor y les dijo:
- Yo soy mago y como  os portáis bien voy   a  cumplir vuestros sueños.  ¡Ser superhéroes! Venga Ice, tú ¿qué poder quieres?
- Hielo, contestó Ice.
-  Bueno aquí tienes tu poder. Venga Tomi,  ¿qué poder quieres?
- Agua, contestó Tomi .
- ¿Y tú Nevado?
-  De nieve, contestó Nevado.
- Ahora  Foxi,   ¿qué quieres?
-  Poder de fuego,  contestó Foxi.

Ice  empezó a hablar del poder que quería­.
- Quiero tener el poder del hielo y quiero tirar estalactitas de hielo.
 Ice  tiró unas estalactitas de hielo. Seguía hablando, bla  bla bla  y  empezó a salirle trenzas en el pelo. También su  ropa normal se le transformó en un vestido azul. Le salieron coletas. Le salió una perla en la frente y tenía los ojos pintados.  Le salieron pendientes. ¡Se había transformado en una súper heroína!

Tomi  dijo:
-  ¡Cómo desearía ser un superhéroe!
Empezó a convertirse su pie de color azul. Tomi corrió asustado. Sus brazos se convirtieron de color azul. Cabeza, cuello, pierna, rodilla, todo su cuerpo se trasformó  de color  azul. Le salió una línea azul  alrededor de la boca. Tomi se tiró al agua y dijo:
- ¡Ho no! me he convertido en un monstruo y ahora,  ¿qué voy a hacer?
Salió del agua y  se miró en un espejo. Estaba todo su cuerpo azul. Tenía una bola en la panza  y seguía teniendo la línea alrededor de la boca y dijo:
- Espera un momento, el genio de la caja me dio poderes, intentaré tirar una bola de agua. Tomi tiró una bola de agua y empezó a cantar:
- ¡Soy un superhéroe, soy un superhéroe!
- ¿Qué te pasa? Dijo Ice
-  ¡Soy un superhéroe!, le dijo Tomi.
 - A ver, demuéstramelo.
Tomi tiró una bola de agua. Ice la esquivó.
-  Te has convertido en un superhéroe, dijo Ice.
- Ya van dos superhéroes, dijo nevado. 

Siguieron  caminando por la ciudad. Nevado dijo:
-  ¿Qué es esa bola blanca que viene hacia  nosotros, Foxi?  
- No lo sé.
- ¡Es una bola de nieve! dijo Nevado.
La bola de nieve aplastó a  Nevado. Todos decían:
-¿Estás bien?
No contestaba. Se dieron cuenta de que tenía otro traje, una capa y una tela de araña en la  cabeza.
-  ¿Qué pasa? ¡Me he convertido en un superhéroe! dijo Nevado.
- ¿A ver? tira una bola de nieve si puedes, dijo Foxi.
El tiró una bola de nieve. Otro superhéroe.  
Vieron un incendio, todos salieron de él menos   Foxi , que  se quedó desmayada. Le  tocó un poco de fuego en la mano y le brilló la mano. Le salieron mechas negras y  una marca de llama en la cara. Era una superhéroe. Y así salió del incendio, volando con fuego en los pies. 


 Era un grupo de …….. ¡SUPERHÉROES!
  Volvieron a casa y decidieron hacer un laboratorio  en  un lugar secreto de su casa. Se  pusieron a trabajar. Ice pintó las paredes  Tomi  puso una bombilla nueva. Nevado puso una pantalla y arregló los cables. Foxi  puso mesa y sillas.

También  se  apuntaron a una escuela  de superhéroes.  Controlaban la fuerza rompiendo una roca con la mano, practicaban puntería con muñecos, aprendían técnicas del profesor y aprendían a conducir.
En la hora del patio sonó la alarma del reloj de Nevado y fue  a avisar a los demás.
Se  fueron a casa, se sentaron en las sillas y escucharon atentamente al  señor que les dio los poderes  que  salía en la pantalla.
- Os presento al rey de la luz.
-Hola, soy el rey  de  la  luz. Ahora os diré vuestra primera misión.  Mi  hija  está en  peligro, la han secuestrado los demonios. Os doy una máquina que podáis hablar conmigo. Ponedla   en el vehículo. La  hija del rey de la luz salió en la pantalla. Nevado se enamoró de la hija del rey de la luz. Ice lo miró dejando la máquina que  le dio el rey de la luz y dijo:
- Sigue soñando.


Cogieron  los  vehículos  y  se abrió una puerta grande. Nevado  seguía  pensando  en la  hija del rey de la  luz. Cogió un papel  que  tenía  en el bolsillo y dijo:
- He chicos, ¿este poema de amor está bien para mi  bomboncito?  Haaaaaaaaaaa, te quiero  amapola roja  haaaaaaaaaaaa. Ice le tapó la boca y le arrancó el papel de las manos de Nevado y lo rompió en pedacitos pequeñitos.          
 Llegaron al castillo de los demonios y estaba el rey de los demonios con su hija al  lado y la princesa atada a una olla. Nevado cuando vio a la princesa en carne y huesos  se desmayó  por su belleza.  Nevado dijo en voz alta como si  cantara en un coro:
- Pues a salvar a la princesa.
El rey de los demonios dijo  con voz de TRUENO: 
-Ja ha ha ha ha,  es el cumpleaños de  mi hija y haré todo lo que sea para conseguir un regalo y  pidió matar a la princesa del  rey  de la luz para quedarse con su poder.
-¿ HA SI? PUES NO VA A DURAR NADA PORQUE ESTE EQUIPO Y YO  HAREMOS PAPILLA DE MALVADO, dijo Tomi a punto de tirar una bola de agua.
 El rey de los demonios dijo:
- Kelly prepárate. Y la hija se transformó en una guerrera, mejor dicho, en una malvadaguerrera. Todos escaparon de ella  menos Foxi  que se quedó en la pared. Le iba a clavar la espada pero Foxi  recordó que cuando eran pequeñas eran amigas y  a Kelly le picó una  araña y se convirtió en un demonio  y  ya no eran amigas. Kelly también recordó que antes eran amigas y dejó la espada en el suelo. Se abrasaron y de la espada salieron polvos  mágicos que envolvieron a Kelly y se convirtió en una persona normal y buena. Kelly le dio a Foxi una caracola y dijo:
- Cuando necesites ayuda  sopla y vendre.


El  rey de los demonios cogió a Ice y le dijo a Nevado:
- O a Ice o  tu  princesita  ¡jajajajaja¡. 
 Nevado  tardó un poco en elegir.
Y  después  dijo:
-  ¡ A Ice ! 
En su  casa   la  mamá  se  fue a lavar la  ropa y dijo:
-Qué  raro, nunca  había visto este botón.
De repente se abrió una puerta en el suelo. La madre se cayó por un agujero. Y se encontró la guarida de Ice, Foxi, Nevado y Tomi. La madre  se asustó  al ver la cara del señor de la luz y el también se asustó al verla.  Tú no eres Ice ni eres Foxi ni eres Nevado ni Tomi. Dijo el señor de la luz asustado.
- ¿Qué es esto? Preguntó enfadada.
El señor de la luz le contó todo.
-A SI QUE MIS HIJOS SE HAN IDO DE CASA SIN PERMISO ¿EH? Dijo la madre.
-Y ADEMÁS SON SUPERHÉROES. Un momento…… yo a ti te conozco.
- Es verdad tú….tú eres…..la…. a sí es y tú eres….como te llamabas……ammmmm……a si tú eres el……. SEÑOR DE LA LUZ.
Tengo que ir a buscar a esos chicos, están en peligro. Su madre se transformó en una superhéroe del poder del aire.
Sus gafas desaparecieron, le salió una cinta en el pelo, su  camiseta desapareció y salió un traje fucsia y unas alas. Se fue a buscarlos. Cuando llegó vio a Nevado pegando un salto mortal, intentando coger a la princesa.
-  ¡MAMÁ!
Gritaron Ice, foxi y Tomi. ¡Pero no pudieron decir nada más porque Nevado traía a la princesa en brazos! Todos gritaron de alegría: ¡YUPI! ¡HURRA! NEVADO - NEVADO- NEVADO N – E- V – A – D – O. 
- GUARDIAS LLEVENLO A LA CÁRCEL LA PRINCESA YA NO IMPORTA Y A ESOS SACADLOS DE AQUÍ.
- CHICOOOOOOOOS. Dijo la madre enfadada ¿QUE SINGNIFICA TODO ÉSTO?
Tomi le contó todo.
- AHORA NOS VAMOS DE AQUÍ. ESTOY MUY ENFADADA CON VOSOTROS. CUANDO LLEGUEMOS  A CASA  ESTARÉIS TODOS CASTIGADOS Y ESTARÉIS TODO EL DIA EN VUESTRA  HABITACIÓN.
- Pero mamá, tenemos que salvar a Nevado. Dijo Ice preocupada. 
 La madre le puso una mano en la espalda y dijo:
- Hija, esto ya no se puede solucionar. El rey de los demonios es muy poderoso. Hemos perdido a Nevado, lo sé, y es muy triste.
-  ¡ Pero mamá! dijo Ice llorando.
-   Vale, vamos a buscar a Nevado, pero solo lo hago para que no te pongas triste y a ver si conseguimos rescatarlo.
Entraron al castillo sin que nadie los viera
- Ahí está. Dijo la madre
- ¿El qué? Pregunto Foxi.
  Donde están los prisioneros
- ¿Cómo entraremos? Nos van a descubrir.
- Tengo una idea,  dijo Tomi.
Sacó la máquina que le dio el rey de la luz.
- Hola Rey. Dijo Tomi.

- Necesitamos disfraces de demonios.  Y de repente sus trajes de superhéroes desaparecieron y aparecieron trajes de demonios.

Les salieron colmillos y cuernos. Parecían auténticos……….
Entraron a la sala de prisioneros pero se toparon con un policía demonio que estaba vigilando.
- ¿QUIEN SOIS VOSOTROS?
- Somos…….. ehem……..somos…….! nuevos súbditos del rey¡ ¡eso¡ ¡somos súbditos del rey y estamos  conociendo el castillo y estamos  paseando por aquí para conocer la cárcel! Dijo Ice.
-  VALE, OS DEJO PASAR.  
-  He he Ice. Dijo la madre muy bajito
-  Congela al policía por detrás.
- Vale
El policía quedo congelado.
- Allá esta Nevado. Dijo Foxi. 
- Rey de la luz, por favor, busque algo con que podamos abrir la puerta. Dijo  Tomi.
- Perdón, es que no tengo nada para abrir puertas.
- Tengo una idea dijo Foxi.
Sacó la caracola que le dio Kelly y  sopló:
- TUTUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU
De repente salió Kelly y Foxi le contó lo que pasaba. Kelly sacó una llave y dijo:
- Esta llave abre todas las puertas y  abrió la de la jaula.
-Corred, hay que llegar a casa- dijo la madre.
 Salieron rápido  de la cárcel  pero se encontraron un montón de guardias demonios con lanzas. Nevado saltó y tiró bolas de nieve a todas las caras de los guardias. Ice tiró hielo al rey y lo congeló. Los guardias se enfadaron tanto que empezaron a perseguirlos.  La madre tiró dos tornados de viento a la vez y todos los guardias volaron por los aires. Salieron del castillo con Nevado y la princesa a salvo.
- ¡BIEN, HURRA, UUUUUU, EL REY DE LOS DEMONIOS,  OE OE OE OE!
Volvieron a la guarida.
- Os felicito a todos, lo habéis hecho muy bien y además era vuestra primera misión-dijo el rey de la luz.
- ¡HURRA , BIEN!  pero se tendría que felicitar a usted mismo, ha sido usted el que ha hecho todo esto. Ha salvado a la princesa. Si no fuera por usted Nevado y la princesa ya estarían atados. Por eso, como  nos has salvado a todos te hemos hecho un regalo- dijo Ice.
- Ábrelo, pero…… no se preocupe, lo abriré yo ¡TACHAN! un bastón de mando nuevo y además  tira rayos de luz.
- Es es…………….. ¡Precioso! pero no hacía falta esto.
Y vivieron felices y comieron perdices.




 PAULA TOMAINI
Enero 2010











domingo, 5 de junio de 2011

Tarzán y Tarzana

Erase  una  vez  una  chica  que  se  llamaba  Tarzana.   Vivía  en la selva.  Era la única  chica que  vivía en la selva.  Pero  un  día se encontró  un   chico que se  llamaba Tarzán.
Tarzana  estaba  sorprendida , pensaba  que  ella  era  la  única que  vivía  en  la  selva.


Tarzán  también  estaba  sorprendido. El  también  pensaba  que  era  el  único  que  vivía  en  la  selva.

Ellos  se  hicieron  amigos.  Se  colgaban  por  las  lianas  y  hacían aventuras.  Se  mandaban  cartas.  



Tarzana   se   enamoró de  él.  Ella  le  regaló una  rosa.  Cuando  era  de noche  los  dos   amigos  se  fueron a casa.   Comieron   y  se  fueron  a  dormir. Al  día  siguiente  vino   una  niña  que  se llamaba Laia que  vivía  en  Barcelona.  Los  dos   se  la  llevaron  a  casa.  La  niña  con  miedo  les  dijo: si  me  sacáis  de   aquí  os  llevare a  mi  ciudad. Tarzana y  Tarzan estaban  muy  contentos.  Y  aceptaron.  La niña, Tarzana  y Tarzan  se fueron  en  un  helicóptero.


A Tarzana  y a Tarzan  no  les  gustó.  Los  dos  se escaparon  con  el helicóptero.   La  niña  los  buscó  y  los   buscó  pero no  los  encontró.  Tarzana  y Tarzan   no sabían conducir. Entonces hicieron  un  desastre. 


Llegaron  a  la  selva  pero  chocando con los  árboles.  Y   se quedaron   enganchados  en  las  lianas.
Antes  de  que   fueran   a  la  selva,  en  Barcelona,  Laia,  la  niña,  les  mostró  una   peluquería.  A  Tarzana   le  gustó  mucho.   Le  hicieron  trenzas   y  le  pusieron  un  lazo nuevo.  Así  que ella  quería  hacer una.  Y  lo   hizo.  Ella  cortaba  el  pelo  a   los  monos.  Y  a  Tarzán.


A   Tarzán  le  gustó  hacer  surf.   E hizo  un  molino de  viento.   Laia  le  compró una  tabla  y  un  bañador.  A  Tarzana   también  le  compró un  bañador.  En  la  selva  Tarzán  probó  su  invento.  Y  funcionó. El  se  puso  a  surfear  por  las  olas.


Laia  estaba  cansada  de  tanto buscar a  Tarzana  y  a    Tarzan.  Y  decidió  volver a la selva.  Pero no  estaba  el   helicóptero.   Laia  pensó  que  Tarzana  y  Tarzan  se  fueron con  el helicóptero,  entonces se    fue  en  avión.  Cuando  llego  vio  el   helicóptero roto,  se enfureció tanto  que le  salió  fuego  de las orejas.  Fue a  buscar a  Tarzana  y a Tarzan.  Y  les grito:  ¿que  habéis  hecho con  el  helicóptero? Y  les dio una patada a  los dos. Y les  dijo ese es el helicóptero de  mi  padre.

Tarzana  se  puso  a  llorar.  Y  Tarzán  se  enfadó  con  ella.  Y  se pelearon. Tarzán  le  dijo: nosotros no hemos hecho  nada y  ella  le  dijo ¿ a si?  entonces quinen ha  sido. Vale,  miento lo hemos  hecho nosotros.  Entonces  vete  cara  de  patata. Tarzán  le dijo a  Tarzana  vamos Tarzana  antes  de  que  esa  tonta nos atrape. Tarzana y Tarzán se escaparon por las lianas. Iban tan rápido que  Laia no  los alcanzaba. Pasaron por  el  lago de los cocodrilos y Tarzana  se cayó.   Tarzan no la alcanzó.
Pero los cocodrilos no se la comieron. Eran los amigos de Tarzana  y ellos le ayudaron a cruzar el lago.
Tarzana  les dijo: por ayudarme os daré una recompensa que son peces. Adiós amigos. Laia ya estaba cerca pero Tarzana se dio prisa y encontró a Tarzan. Laia ya no estaba enfadada. Entonces llamó a sus amigos.  Tarzana y Tarzan  vinieron y cuando vinieron se encontraron al padre  de Laia. El padre se enfadó con Laia y Laia le dijo: yo  no he sido  papá, han sido Tarzana y Tarzan . El padre los miró y les dijo: pues entonces me tenéis que comprar otro. Laia le dijo a su padre: no tienen dinero. El padre le dijo: dale tu dinero yo le daré el mío.    Y así fue, se  fueron a una tienda de Barcelona y compraron el helicóptero más bonito que había.

Laia  decidió vivir en la  selva.  Tarzana yTarzan  le hicieron trajes  de selva y dos  lazos y  se fueron a la  selva.  Le  hicieron peinados  de la selva.
Tarzana  le dijo a Tarzán: estoy enamorada de ti. Tarzan  estaba sorprendido. Y le dijo : yo también y  hicieron una boda. Laia vino a la boda.  También vino la familia de Tarzana y  la de Tarzán.
Después  de la boda Tarzana y Tarzan  se fueron  a un árbol
FIN

Paula Tomasini
12 de octubre del 2009