lunes, 29 de abril de 2013

EL DIARIO DE ROBERTO

HOLAAA! soy Paula, el 25 de abril fue mi cumple y unos días después  nos pidieron en castellano, que hagamos un diario de una persona, inventada o real y este es el diario:
DIARIO DE ROBERTO (Un poco cambiado y no tan resumido como lo hice en la escuela :)
Estaba yo en mi súper aburrida casa del campo mirando la súper aburrida ventana que había en el salón. Estaba ahí super empanado* mirando la ventana cuando vi delante de la casa a una niña muy guapa y muy molona*. Era de pelo castaño y tenia unos ojos muy bonitos. Llevaba un vestido rojo y dos trenzas largas. Siempre se pone delante de mi casa a leer su novela de amor. Y yo estoy enamorado desde hace meses y nunca me atrevo a decirle algo. Entonces esa vez me atreví. Estaba muy nervioso y lo primero que le dije fue:
- adffdgfghfhgashfgs?-. Y ella con cara rara me miró y dijo:
- Oye nene, ¿a ti que te pasa?-. Yo me encogí de hombros y ella casi se va pensando "Vaya friki* que se me ha acercao" pero yo para tranquilizarla, rápidamente recogí unas margaritas del suelo y se las entregué. Ella las olió y dijo sonriendo:
- Gracias, eres todo un caballero. Las margaritas son mis flores preferidas, como te llamas?-.
-Ro....Roberto- dije yo nervioso. 
- Tenia un perro que se llamaba así ... pero ahora no hablemos del tema, yo me llamo Alice-. dijo la niña.
- Bonito nombre- dije yo más relajado. Ella sonrió y empezó a hablar de su vida. Entonces me senté al lado suyo y empecé a acariciarle el pelo. ella aguantando el ramo de flores en la mano, me iba a dar un beso en la mejilla cuando....¡VIENE MI VACA BESSY Y SE COME LAS FLORES DEL RAMO MIENTRAS EMPUJA A LA NIÑA A UN CHARCO DE BARRO CERCANO!. 
- ¡OYE TÍO, CONTROLA A TU VACA!- dijo ella. Entonces, recogió su novela manchada de barro y se fue a leerla a otro lado. 
-¡ESPERA, AL MENOS DAME TU NUMERO DE TELÉFONO!- grité. Pero ella ya se había pirao*.
- ¡BESSY!- grité retando a mi vaca. Pero no la castigué porque quiero mucho, mucho, mucho pero demasiado a mi vaca. Total, esa tía no era mi tipa.... 

* EMPANADO: quiere decir (en idioma mal hablado) cuando estas mirando las nubes o cuando dices que estas en la luna de valencia. Osea, que no te enteras absolutamente de nada. 
*MOLONA: Guay, chula, divertida...
*FRIKI: Raro, extrafalario, extraño...persona que se viste raro o que es fan de los comics, videojuegos y la ciencia ficcion como harry potter y eso. 
*PIRAO: Marchado, ido...

FIN



ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO :)



domingo, 14 de abril de 2013

Daniela la súper niñera

      Daniela era una chica que empezaba la universidad. Era pelirroja, llevaba gafas enormes,  brakets y tenía pecas por toda la cara. Tenia los ojos de un color verde precioso.  Siempre lleva el pelo recogido en una trenza y una cinta rosa en el pelo. Al entrar en la universidad, ese edificio tan enorme, iba tan despistada mirando todo que se chocó con un chico.
- ¡Ay! ¡Perdón, no te había visto!- dijo ella girándose.
- ¡No! ¡Tranquila, ha sido culpa mía!- dijo él- Soy Harry-.
- Yo...yo..yo me llamo Da...Da....¡Daniela!-. Daniela se enamoró al verlo. Y pensó que después de las clases le compraría algún regalo. Y después de las clases fue a comprarle algún regalo. Metió la mano en el bolsillo y solo encontró cincuenta céntimos.




- Maldición- Pensó -Tendré que trabajar para ganar más dinero-. Y fue caminando, caminando, buscando trabajo. Ella siempre quería salir en la televisión protagonizando alguna serie. Pero era muy difícil. Ella no sabía teatro, no sabía cantar, no sabía bailar. ¡Así que se tendría que buscar otro trabajo!. Y caminando, caminando, encontró un cartel pegado en una pared de la casa. Ponía:
SE BUSCA NIÑERA
PARA CUIDAR A SEIS NIÑOS
TELÉFONO: 988987889
MÓVIL: 6667686762
- ¡Claro, es perfecto!- dijo Daniela. Llamó al móvil y una voz de señora le atendió:
- ¿Hola?-.
- Hola, leí el cartel que buscan una niñera-.
- Ah, sí-.
- Y quería serlo...-.
- ¡GENIAL, VEN ESTE SÁBADO A LAS DOCE!-. Y le cortó el teléfono en la cara.
- ¡Ha sido más fácil de lo que pensaba!- Pensó Danielle. El sábado llegó. Fue a la casa y tocó el timbre. La misma señora que le atendió en el teléfono abrió la puerta. Era muy alta y rubia. Iba muy maquillada y parecía una Barbie.
- ¡Hola, soy Daniela la canguro!-.
- ¡Hola Daniela! ¡Soy Lola, encantada! pasa, ahora te voy a enseñar la casa-. Era una casa enorme. Tenía un salón muy anchó y unas escaleras que llevaban a las habitaciones, una cocina de lujo y un jardín con piscina.
- Te presento a los niños- dijo Lola- Esta es Dawn, la hermana más mayor-. Una niña alta, flaca, de piel pálida, con el pelo negro y con pinta de gótica-punk se le acercó con una cara antipática.
- Esta es Karla, la segunda hermana- dijo Lola. Una niña con el pelo castaño largo hasta la cintura,  llevaba una cinta en el pelo con una flor. Era bastante guapa.
- Este es Tommy, te aviso, ¡Es el más travieso de todos!-. Un niño rubio con una cresta en el pelo se acercó, miró a Daniela y dijo masticando su chicle de fresa:
- ¿Quién es esta rarita fea?-. Lola se enfadó.
- ¡Tommy! ¡No le hables así a tu nueva niñera!-. Danielle se ofendió un poco por el comentario del niño.
- Bueno- Suspiró Lola- Estos son los gemelos Max y Jack.-. Era unos gemelos igualitos.
- ¡Creo que les tendrás que poner un cartelito con su nombre porque son casi iguales!- dijo Daniela. Lola se rió.
- Y por último, la adorable, la más pequeñita, la súper tierna, la más responsable de todos... ¡Zoe!-. Una niña rubia con dos coletitas en el pelo. ¡Era adorable!-  Bueno, te dejo sola con los niños. ¡Que no rompan nada que a veces han roto más de un jarrón por día!¡Me voy!-. Lola se fue y Tommy gritó:
- ¡MAMÁ SE FUE! ¡HORA DE LA FIESTAAAAAAAAA!-.





- O como nosotros llamamos... ¡EL TIEMPO DE DESPEDIR NIÑERAS!- dijo Karla con una sonrisa traviesa en la cara. Entonces todos los niños, menos Zoe, se fueron corriendo cada uno para una dirección haciendo caer todos los libros de las estanterías, haciendo caer los cuadros de las paredes, ensuciando el suelo con barro...
- ¡KARLA PARA, TE HARÁS DAÑO! ¡TOMMY, VUELVE AQUI INMEDIATAMENTE! ¡MAX, CUIDADO CON ESE JARRÓN! ¡JACK, RECOGE LOS LIBROS QUE ACABAS DE TIRAR! ¡DAWN, NO HAGAS ESO!...- Gritaba Daniela. La niñera corría de un lado para el otro intentando parar a los niños. Entonces vio a los niños que se acercaban todos a la estantería de la cocina donde estaban todos los platos carísimos. Entonces Daniela gritó y hizo un súper salto que paró a todos los niños e hizo que no se acercarán a la estantería. Daniela estaba que sudaba de cansada. Tenía la trenza desecha, estaba despeinada, tenía un vidrio de las gafas rallado, tenía la cara sucia de polvo y estaba medio afónica.
- ¡Vaya salto!, ¡Eres la única niñera que nos ha conseguido parar de romper y portarnos bien!- dijo Tommy con una mueca en la cara.
- Bien, vale ¡NO ME INTERESAN VUESTRAS HISTORIAS, ESTÁIS CASTIGADOS!- dijo Daniela.
- Vaya, así no le vas a caer bien a mis hermanos- dijo Zoe.
- Ya, pero se merecen un castigo. ¿Hacen eso con todas las niñeras?- dijo Daniela.
- Si, son muy traviesos, ¡Yo soy la niña buena!, si tuvieras súper poderes las cosas irían mejor-. Después de un rato, llegó la hora de cobrar y Daniela se fue a comprarle un regalo a Harry y como tenía bastante dinero, le fue a comprar un reloj digital. Al entrar a una tienda, vio un reloj de color negro con muchos botones y una pantalla de color verde. Después salió de la tienda y se probó el reloj.
- Mmhh..¡Es chulo este reloj! Pero no se por qué era tan caro...-.
- Luego seguro que lo descubres- dijo una voz.
- ¿Quién ha hablado?-.
- ¡Yo!-.
- ¿Yo quién?-.
- ¡Yo soy yo! ¡Soy el reloj el que habla!-.
- Tú,Tú ¿Hablas?-.
- Sí, me llamo Roby, y si alucinas porque hablo, alucinaras más si aprietas el botón grande-. Entonces Daniela apretó el botón y en unos instantes su ropa cambió a un traje de superhéroe. Era un traje amarillo y llevaba unas botas verdes. Tenía una capa negra y un antifaz también negro. Llevaba la inicial S en el pecho. Pero ahora no llevaba brackets ni gafas enormes. Tenía el pelo suelto y ondulado y muy bien peinado.



- Esto es una broma ¿Verdad?- dijo Daniela- ¡Estoy ridiculísima!-.
- Este traje tiene súper poderes.- dijo Roby.
- ¡SIIIIIII CLAAAAAARO!-.
- Créeme, tiene seis poderes- dijo Roby- prueba correr rápido, concéntrate y corre lo más rápido posible-. Daniela lo probó e iba tan rápido que no se veía.
- Voy...voy... ¡Súper rápido! ¡Esto es increíble!-.
- Ese es el poder numero uno, ahora te enseñaré el dos. Concéntrate, pon los dos dedos indices en la cabeza y haz un salto suave-. ¡Al probarlo Danielle empezó a volar!.
- ¡ESTOY VOLANDOOOOO!- dijo Daniela dando volteretas en el aire.
- En el tercero te tienes que concentrar mucho. Pon las manos como si tuvieras una esfera entre ellas. Cierra los ojos y piensa en una llama de fuego. Abre los ojos y mira en tus manos.- dijo Roby con su voz robótica. Danielle al mirar entre sus dedos, vio una llama de fuego.
- ¡AHAHHHHH!- gritó.
- Tranquila, no te quemará, es el fuego que has creado tú- dijo Roby- también puedes hacer espinas de fuego, hasta un dragón de fuego,  pero hacer eso es muy difícil-.
- ¡Va, enséñame que mas poderes tengo!- dijo Daniela al descubrir lo poderoso que era ese traje y ese reloj.
- Vale, el siguiente poder es el de teletransporte. Piensa en una tienda que esté en esta calle-. Pensó en la verdulería.
- Ahora, cierra los ojos y di: Quiero ir allí!-. Al hacerlo empezó a notar cosquillitas en la panza. Luego se mareó y notó un golpe debajo de sus pies. Al abrir los ojos, se encontraba justo delante de la verdulería.
- Vaya, ¡Así puedo viajar gratis también!- dijo Daniela
 - El siguiente poder es el de correr por las paredes y techos. Súbete en esa pared y camina como si estuvieras en el suelo-. Daniela lo consiguió e iba saltando de pared en pared como si fuera un mono.
- Y por último, mi preferido ¡LAS SÚPER FUERZA! Con este poder, puedes levantar cualquier cosa. ¿Ves esa piedra de ahí? ¡Intenta levantarla!-. Daniela lo probó pero no la levantó.
- Concéntrate- dijo Roby. Entonces Daniela levantó la roca... ¡Con solo el dedo meñique!
- ¡Vaya como mola!
- Y bueno, eso es todo. Eres la afortunada chica que lleva este reloj- dijo Roby.
- ¡Pero espera! Todos los súper héroes y las heroína, tienen nombres chulos como, "¡La chica rayo!" o "¡Súper veloz!".... Y en sus trajes llevan las iniciales "C.R" o "S.V". ¿Qué nombre tengo yo?-.
- Súper-.
- ¿Súper?-.
- Sí, súper, la ese de tu traje significa súper-.
- Vaya, ¡que nombre más soso!-.
- Según como utilices tus poderes te llamarás de una manera u otra. Por ejemplo, si utilizas los poderes para cocinar, te llamarás súper cocinera y la inicial C te aparecerá en tu traje, al lado de la S, S.C- dijo Roby.
- Creo que ya sé como utilizarlos...-. Pensó Daniela. Entonces apretó el botón grande del reloj haciendo que las brackets, las gafas y el pelo despeinado volvieran a aparecer. El fin de semana siguiente fue a trabajar de niñera en la casa de Lola y sus seis niños. Fue con su traje de súper heroína y llamó al timbre de la casa.
- ¡Hola Daniela! ¡Bonito disfraz!- dijo Lola.
- ¡No es exactamente...!- dijo Daniela sin poder acabar la frase porque el reloj le susurró:
- ¡Shhhhhh! ¡No le digas que tienes súper poderes! ¡Es un secreto! ¡Al menos sólo lo pueden saber los seis niños a los que cuidas!-.
- ¿No es exactamente qué?- dijo Lola esperando una respuesta.
- No es exactamente....No es exactamente.... ¡No es exactamente un disfraz, es un traje!- dijo Daniela disimulando. Lola le hizo una cara rara y le dijo que pasara. Cuando se fue Lola, Tommy le preguntó:
- ¡Estás muy ridícula! ¡Carnaval ya pasó ¿Lo sabes?!-.
- Piensa lo que quieras. ¡Este traje tiene súper poderes!- dijo Daniela. Todos los niños se rieron a carcajadas menos la pequeña Zoe.
- ¡SIIIII Y DE PASO LOS CERDOS VUELAN! ¡JA JA JA JA JA JA JA JA JA!- dijeron y rieron los dos gemelos a la vez.
- !A VER! ¡ENSEÑANOS, SI PUEDES, ESOS PODERES QUE NO TIENES! ¡JA JA JA JA JA JA JA JA JA!- Se rió Dawn.
- Vale, vale, entonces, si no tengo súper poderes ¿cómo puedo hacer esto?- dijo Daniela. Trepó por la pared y se puso cabeza abajo como un murciélago. Los niños pararon de reírse y se quedaron con la boca abierta al ver como la niñera no se caía. Pero entonces Tommy dijo:
- ¡Seguro que los zapatos están trucados!-. Entonces todos los niños dejaron de alucinar y  asintieron con la cabeza. Daniela bajó del techo con una voltereta en el aire y dijo:
- ¡Así que no me creéis aún! ¿eh? Pues si no tengo súper poderes, ¿Cómo puedo hacer esto?-. Ahora Daniela se elevó en el aire y empezó a volar.
- ¿Qué me decís ahora? ¿Tengo o no tengo súper poderes?- dijo Daniela sobrevolando la sala. Luego agarró a Karla y a Zoe y las llevó volando muy rápido por la sala.
- ¡WOW, COMO MOLA!- dijo Karla
- ¡YO! ¡AHORA YO! ¡YO QUIERO VOLAR!- gritaban los niños al ver como volaban Karla y Zoe. Pero Daniela ya había bajado a las dos niñas al suelo.
- ¡Y ahora con mis súper poderes ya no podréis portaros mal! ¡Os estoy vigilando a cada rato y no me podréis hacer más bromas desagradables porque soy más rápida que un rayo!- dijo Daniela.
- ¡PERO NO NOS RENDIREMOS! ¡INTENTAREMOS QUE TE DESPIDAN SI O SI!- gritó Tommy.
- Pero ¿Por qué intentáis hacer que despidan a vuestras niñeras?- preguntó Daniela. Los gemelos dijeron:
- ¡Por muchas razones!-.
- Una es porque ¡NOS DIVIERTE!- dijo Dawn.
- Otra es porque no nos gustan las niñeras mandonas- dijo Karla.
- Y porque nuestra madre no esta mucho tiempo con nosotros- dijo Tommy. Pero la hora de cobrar llegó y Daniela se fue con bastante dinero. Apretó el botón del reloj y su traje cambió a la ropa normal de siempre. Los fines de semana pasaban y los niños se iban cansando poco a poco de portarse mal y de hacerle bromas pesadas a su niñera. Hasta que se rindieron y todos se portaban bien. En el súper traje de Daniela, apareció una N al lado de la S.  S.N., súper niñera. Hasta que un fin semana la pequeña Zoe le dijo a Daniela:
- ¿Por qué no utilizas los poderes para salvar a nuestra ciudad como un súper héroe de verdad?-.
- ¡Uy no! ¡No estoy preparada para eso!- dijo Daniela.
- ¡Pero la ciudad está en peligro desde que Mega Man se jubiló!- dijo Zoe.
- ¿Quién es Mega Man?- preguntó Daniela.
- Mega Man era el antiguo súper héroe desde hace mucho tiempo. Nos salvó de tormentas y de los malvados. Entonces se jubiló y las cosas van mal. ¡Necesitamos a un súper héroe, Daniela!- dijo Zoe.
- ¿Y qué tipos de malvados hay?- dijo Daniela.
- Por ejemplo, la malvada Nelly. Es oscura, tiene el pelo largo, liso y negro y cada vez que corre deja un rastro de humo negro y contaminado. Es terrible y se intenta apoderar de la ciudad. Lleva trajes ridículos de color negro, rojo y rosa, sus tres colores preferidos. ¡Pero cuidado! A veces se le ponen los ojos rosas. Cuando se les ponen así, es señal de que intenta hipnotizar a alguien. Mejor no la mires cuando pone los ojos así porque caerás en su poder. También tiene el poder del viento y hace tornados negros y es muy poderosa. Sabe volar también. Viene de Venus. ¡Nos amenaza diciendo que si no le damos la llave de la ciudad, destruirá la ciudad y nos matará a todos!- dijo Zoe preocupada.
- ¡Qué horror de mujer! Pero es medio extraterrestre ¿No? Porque como es de Venus...- dijo Daniela.
- ¡Por favor, nos tienes que salvar!-.
- ¡Tienes razón! La ciudad me necesita, así que bajemos a la calle y entrenemos para cuando venga esa extraterrestre horrible y asquerosa- dijo Daniela decidida. Al bajar, Daniela le presentó a Zoe su reloj que habla.
- Empecemos por cosas fáciles. ¿Ves ese gatito de ahí que esta atrapado en un árbol? ¡Intenta salvarlo sin moverte del sitio!- dijo Zoe.
- ¿Y como lo hago?- preguntó Daniela.
- Me olvidé decirte que también puedes transportar objetos y animales con el poder de teletransporte. Intenta hacerlo. Es casi lo mismo que cuando te teletransportaste a ti.- dijo Roby. Daniela lo intentó, pero en vez de teletransportar al gato, le salió una llama de fuego.
- ¡CUIDADO, NO MUEVAS LA MA...!- dijo Roby sin acabar la frase. ¡Pero Daniela ya había movido la mano y la llama de fuego se hizo más grande y salió disparada quemando un banco de un parque!.
- ¡Ahhhhh! ¡Qué he hecho!- dijo Daniela agarrándose su cabeza. La llama se hizo más grande haciendo que quemara medio parque. Los bomberos vinieron y por suerte apagaron el fuego...¡Pero la policía también vino y empezaron a perseguir a Daniela, a Zoe y a Roby!.
- ¡A por ella! ¡Hay que meterla en la cárcel! ¡Quemó medio parque!- decía la policía. Daniela corría lo más rápido que podía. Entonces se acordó de sus súper poderes.  Agarró por la muñeca a Zoe y corrió a una velocidad increíble. Se escondieron detrás de un cubos de basura.
- ¡Estoy mareada!- susurró Zoe.
- ¡Lo siento, Zoe! ¡Tenía que correr así por mí!- dijo Daniela. Pero la policía los encontró.
- ¡Estás detenida, señorita!- gritó un policía cogiendo las esposas.
- ¡No, espere! ¡Lo hice sin querer! ¡por favor, no me detengan!- dijo Daniela.
- ¡Eso se lo dirás al juez!- dijo el agente. Entonces Daniela agarró a Zoe y se la puso en la espalda, a caballito. Luego  salió volando por el cielo y escuchó a los policías que decían:
- ¡Rápido, al helicóptero!-. Daniela al escuchar eso, bajó al suelo y apretó el botón grande del reloj. Ahora era una chica normal. Los policías al verla le preguntaron:
- Perdone, ¿Has visto a una chica vestida de superhéroe por aquí?-.
- Ehhhh.... ¡Sí! ¡Se ha ido en esa dirección!- dijo Daniela señalando a la derecha.
- ¡Gracias, señorita! ¡Al fin encontraremos a esa delincuente!- dijo un agente. Y los policías se fueron corriendo.
- ¡No me han reconocido!- dijo Daniela.
- No, la verdad es que no te pareces mucho a la Daniela súper heroína- dijo Roby. Entonces se fueron a la casa de los seis niños. El fin de semana siguiente Daniela se fue a trabajar como siempre. Dejó que los niños miraran la televisión mientras ella leía el diario. En la portada salía esta noticia:
LA CHICA MÁS BUSCADA
AYER UNA CHICA EXTRAÑA QUEMÓ UN PARQUE DE NUEVA YORK. PARECÍA ESTAR LOCA YA QUE IBA CON UN TRAJE RARO DE SUPER HEROÍNA. LA POLICÍA LA PERSIGUIÓ HASTA QUE DESCUBRIERON QUE TIENE SÚPER PODERES. ¿ES UNA SECUAZ DE NELLY? NO SE SABE, PERO LA ESTÁN BUSCANDO Y NO DESCANSARÁN HASTA ENCONTRARLA.

 - ¡SALGO EN PORTADA, LA POLICÍA ME BUSCA!- dijo Daniela preocupada. Pero ningún niño la escuchó ya que estaban embobados con la televisión.
- Tengo una idea. Te llevaré a la guarida de Mega Man para que te enseñé algunos trucos- dijo Roby- Pero aún no te transformes porque si te ve la policía...-. Daniela fue caminando y siguiendo las indicaciones de Roby.
- Si me pudiera transformar podría ir volando y seria más fácil- dijo Daniela.
- ¡Ya te he dicho que no!- dijo Roby.
- ¡Por favor, déjame transformarme!-.
- ¡NOOOOOO!- Gritó Roby. Al ver que Roby se enfadaba, Daniela se calló. Entonces caminaron un poco más hasta salir de la ciudad y llegar a un bosque.
- Ya te puedes transformar- dijo Roby. Daniela se transformó.
- Ahora, entra en esa puerta pequeñita que está en ese árbol- le indicó Roby. Al entrar en la puerta Daniela se cayó por dentro del árbol. Dentro había un súper héroe viejo, con un traje de súper héroe blanco y dorado. Estaba desanimado y aburrido.


Pero cuando vio a Daniela, se le pusieron los ojos como platos y miró a Daniela con una mirada furiosa.
- ¡TÚ!- dijo señalando a Daniela- ¡TÚ, DELINCUENTE, TE LAS VAS A VER CONMIGO!- gritó. Entonces hizo una bola de plasma y la tiró en dirección a Daniela.
- ¡NO, ESPERA...!- gritó Daniela. Pero ya era demasiado tarde. La bola de plasma le dio en el pecho haciendo que se cayera para atrás y chocara contra una pared. Le hizo mucho daño. Ese hombre era muy poderoso.
- Uy, eso debe doler- dijo Roby.
- ¡TOMA YA, DELINCUENTE!- dijo Mega Man.
- Yo no soy una delincuente...- dijo Daniela medio afónica.
- ¡AH, AHORA HAZTE LA BUENA!-.
- Yo tengo poderes y como me habían dicho que te jubilaste y necesitaban un súper héroe, pues estaba entrenando para teletransportar a un gatito y sin querer me salió una llama de fuego- dijo Daniela.
- Ah...- Dijo Mega Man un poco avergonzado por hacerle daño a una chica inocente- Te pasó casi lo mismo que a mí. Lo siento por la bola de plasma. ¿Estás bien?-.
-  La verdad es que no...- dijo Daniela dolorida.
- ¡AHHH, AHORA ME VAN A PONER EN LA CÁRCEL A MÍ!- dijo Mega Man preocupado.
- Da igual, ese no es el caso. Yo vine aquí para que me enseñaras las técnicas para luchar contra el mal como un verdadero súper héroe-.
- Vale, cien euros la hora- dijo Mega man.
- ¿QUÉ?- dijo Daniela que en ese instante le volvió la voz.
- ¡Ya has oído bien!- dijo.
- ¡PERO....PERO......PERO!-.
- ¡Era una broma, ese no es el precio tonta! ¡Yo nunca pongo precios así!.... Ahora en serio, quinientos euros la hora-.
- ¡PFFFFF!- dijo Daniela- Vale, una hora cada sábado ¿entendido? ¡Empecemos ahora!-.
- Es que ahora no puedo-.
- ¿Por?-.
- Jejeeje... Porque dan la ruleta de la suerte por la tele- dijo Mega Man un poco sonrojado.
- ¿Y?-.
- Que...Jejeeje....es mi concurso favorito...jejeje- dijo Mega Man.
- ¡Pero por favor, no me vas a dejar aquí tirada! ¿No?-.
- ¡Vaaaaaale! ¡Venga, vamos a practicar! En el bosque no hay policías así que puedes practicar tranquila y si hay te protegeré y les explicaré todo. Es bueno que todos confíen en mi-.
- ¡Gracias Mega Man!-.
- Primer ejercicio. Ahora te van a aparecer dianas por aquí, entonces tú tienes que tirarles llamas de fuego. Empecemos, tres, dos, uno ¡YAAAAAA!- gritó Mega Man. Un montón de dianas  delante de Daniela. Daniela les daba como podía y se le escapaban algunas. Pero al final le dio a casi todas en cinco minutos.
- ¡Muy bien, lo haces bastante bien!- le felicitó Mega Man- ahora yo te tiraré estas pelotas y tú las tienes que esquivar, tres dos, uno ¡YAAAAAA!- gritó Mega Man. Le tiró un montón de pelotas pero Daniela con su súper velocidad las esquivaba a casi todas. Iba haciendo piruetas y volteretas. Siguieron un poco más hasta que se acabó la clase. El fin de semana siguiente, Daniela volvió a las clases y el otro también y el otro también y el otro también... Los fines de semana pasaban y Daniela cada vez luchaba mejor hasta que un fin de semana Mega Man le dijo:
- ¡Lucha contra mi! ¡Creo que ya estas preparada!-.
- ¿Cómo?-.
- ¡Lo que oíste! Si me ganas ya eres una profesional y si no, te daré diez clases más-. Daniela asintió, entonces empezaron la pelea. Dejó que Mega Man haga el primer movimiento.
- ¡BOLA DE PLASMA!- gritó Mega Man. Entonces una bola de plasma fue en dirección hacia Daniela que la esquivó con facilidad.
- ¡LLAMA DE FUEGO!- gritó Daniela. La llama de fuego fue en dirección a Mega Man que también esquivo su movimiento. Mega Man agarró un árbol y lo tiró en dirección a Daniela pero Daniela lo agarró con su súper fuerza antes de que le aplastara y lo tiró hacia Mega Man que le aplastó.
- ¡TOMA YA!- gritó Daniela. Pero no se dio cuenta de que Mega Man había hecho un boumerang de plasma y le dio en la espalda, haciendo que se cayera al suelo. Entonces vio como Mega Man se quitaba el árbol de encima y le lanzaba unas flechas puntiagudas pero Daniela las esquivó con una voltereta. Entonces agarró una liana que encontró por ahí y con su súper velocidad, ató a Mega Man y lo lanzó contra un árbol.
- ¡Au, mi espalda! ¡Has ganado, te felicito y ahora te doy suerte para cuando luches contra Nelly!-. Daniela le agradeció todo lo que hizo por ella y el fin de semana siguiente volvió a su trabajo de niñera. Al entrar en la casa, Zoe corrió a sus brazos y dijo:
- ¡Daniela! ¡Tienes que salvarnos! ¡Nelly viene a atacar hoy la ciudad porque no le dimos la llave!-.
- ¿QUÉ? ¿Tan pronto?- preguntó Daniela.
- ¡Sí, ayúdanos por favor!-. Entonces un ruido fuerte y unos gritos salieron de afuera de la casa.
- ¿Qué está pasando?- dijo Daniela- voy a salir. Salió a la calle y vio a un humo negro que inundaba la ciudad.
- ¿Un humo negro? ¡AQUI SE NECESITA UNA HEROÍNA! ¡TRANSFORMACIÓN!- gritó Daniela apretando el botón del reloj. Entonces empezó a volar. Se escuchaban los gritos de la gente. Pero un policía agarró a Daniela por el brazo y dijo:
- ¡Te pillé delincuente-.
- ¡No espera, yo os salvaré de Nelly, lo juro!-.
- Sí, ya, claro-.
- Por favor agente confíe en mi-. Pero cuando el agente le puso las esposas y la llevaba hacia el coche, una voz gritó:
- ¡ESO, CONFÍE EN ELLA!-. Todas las personas miraron a un techo donde había una silueta de un superhéroe.
- ¿Mega Man?- dijo Daniela.
- ¡Exacto, Mega Man esta aquí!- gritó Mega Man - esta chica os salvará. No es ninguna delincuente. Le está pasando lo mismo que a mí hace mucho tiempo. ¿Os acordáis? Así que dejadla libre y...-. Pero unos gritos y más humo negro interrumpieron el discurso del ex superhéroe. Los policías dejaron libre a Daniela que empezó a volar esperando que pasara algo dentro de ese humo negro. Una silueta de una chica apareció dentro del humo negro. Tenia el pelo largo y negro. Iba vestida de una manera rara y se reía sin parar. ¡Era Nelly!


- ¡Bueno, bueno, bueno! ¡Llegó la hora! Tenéis la ultima oportunidad de darme la llave- dijo Nelly.
- ¡JAMAS!- gritaban los ciudadanos.
- ¡ENTONCES....!- gritó la malvada. Entonces Nelly hizo una bola de humo negro y la tiró hacia una casa que se derrumbó. Pero Daniela le lanzó una bola de fuego que ella la esquivó fácilmente.
- ¿Quién eres tú, ratita?- preguntó Nelly
- ¡LA MISMA QUE VA A IMPEDIR QUE DESTRUYAS LA CIUDAD, NELLY!- gritó Daniela.
- ¡Veo que te han hablado de mí!-.
- ¡PUES SI Y ME HAN DICHO QUE ERES UNA ASQUEROSA EXTRATERRESTRE!-. Nelly hizo otra bola de humo negro y la tiró en dirección a Daniela que la esquivó. Daniela hizo una bola de fuego y se la tiró a Nelly que también la esquivó.
- ¿Eso es lo único que sabes hacer, ratita?- preguntó Nelly.
- ¡No me llames ratita!- dijo Daniela tirando una bola de fuego que le dio en todo el pecho a Nelly e izo que se cayera al suelo.
- ¡Eres buena, ratita!- dijo Nelly.
- ¡Más buena de lo que piensas!- gritó Daniela.
- ¡PERO NO MÁS BUENA QUE YO!- dijo Nelly. Y le tiró un tornado pequeñito de viento negro a Daniela. Daniela empezó a girar y a girar hasta que se cayó al suelo. Nelly se reía como una hiena. Pero Daniela agarró con su súper fuerza una estatua que estaba por allá.
- ¿Quieres que te la tire? ¡Porque soy capaz!- dijo Daniela.
- ¡Atrévete!- dijo Nelly. Daniela le tiró la estatua que se estampó contra una pared.
 - ¡Vaya puntería que tienes! ¡Peor que mi perro!-. Entonces Nelly desapareció de la vista de Daniela.
- ¿Dónde se ha metido?- preguntó Daniela. Entonces un chorro de humo negro, le dio por la espalda a Daniela haciendo que se estampara contra una pared y cayera al suelo.
- ¡La invisibilidad me funciona muy bien!- dijo Nelly.
- ¡AHORA SE ACABÓ, VOY A COGER YO MISMA LA LLAVE DE LA CIUDAD!- repitió Nelly. Daniela estaba medio muerta, pero se levantó y gritó:
- ¡NO TAN RÁPIDO!-. E hizo una bola enorme de fuego y se la tiró a Nelly que le dio en la espalda y cayó a una fuente. ¡Se mojó entera!. La gente se reía mientras Nelly gritaba de vergüenza y de rabia. Entonces se levantó y gritó:
- ¡TE VAS A ENTERAR CUANDO TE PILLE! ¡NO SABES CUANTO ODIO MOJARME,-.
- ¡No si no me pillas!-. Nelly empezó a perseguir a Daniela pero Daniela era muy rápida. Entonces Daniela empezó a correr por una pared de una casa con sus súper poderes. Nelly la seguía volando mientras le tiraba rayos de humo negro. Pero Daniela saltaba y no le tocaban los rayos. Todos los ciudadanos miraban la pelea.


- ¡NO TE ESCAPARÁS RATITA!- gritaba Nelly. Pero Daniela corría un montón. Estaban las dos en un techo de una casa y Daniela agarró un trozo de hierro que encontró en el suelo e hizo una tirulina con los hilos de colgar la ropa que pasaban de un lado al otro de los techos de las casas. Seguían corriendo hasta que llegaron a un callejón sin salida y Nelly se puso de una manera que Daniela no podía ni correr, ni volar.
- ¡SE ACABÓ, SÚPER HEROÍNA DE PACOTILLA!- dijo Nelly. Pero Daniela se teletransportó hacia el final de la calle.
- ¡Chau, chau!- dijo Daniela. Nelly la seguía persiguiendo. Corriendo, corriendo, Daniela divisó a Harry. Pero no lo podía saludar porque el no sabe que ella tiene súper poderes y que es una súper heroína. Nelly iba tirando rayos de humo negro al suelo para darle en los pies a Daniela. Pero Harry estaba en medio y un rayo casi le da pero Daniela gritó:
- ¡CUIDADO!-. Y empujó a Harry a un lado. Luego se quedaron los dos mirándose un rato a los ojos pero Daniela salió corriendo para vencer a Nelly.
- ¡BIEN, VEO QUE PARECES INVENCIBLE!- dijo Nelly- pero con esto....¡NO TE SALDRÁS CON LA TUYA!-. Entonces Nelly cerró los ojos y se puso en posición yoga.
-¡CUIDADO, NO LE MIRES A LOS OJOS!- gritó Dawn que miraba la pelea desde un techo de una casa. Al abrir los ojos, Nelly los tenía violetas. Luego pronunció unas palabras muy raras.
- ¡NO LA MIRES NI LA ESCUCHES!- dijeron los gemelos que estaban al tanto de la pelea- ¡SI NO CAERÁS EN SU PODER!-. Pero ya era demasiado tarde. ¡DANIELA HABÍA ESCUCHADO YA A NELLY Y AHORA ESTABA HIPNOTIZADA!-.
- ¡NELLY, ESTOY A TU SERVICIO!- gritó Daniela.
- ¡Así me gusta! ¡Te ordeno que destruyas esa casa! ¡AHORA!-. Daniela empezó a quemar la casa.
- ¡WAJAJAJAJAJA!- se rió Daniela. Pero ahora los ojos de Daniela no eran verdes. Si no de un lila horroroso.
- ¡Bien! ¡Ya que vas a hacer mi secuaz, te ordeno que busques un traje para ti de color negro! ¡AHORA!-. Daniela se hizo su propio traje negro. Era tenebroso y horrible.


- ¡Ahora estas fantástica! ¡TE ORDENO QUE QUEMES ESE BANCO!-. Daniela hacia todo lo que le decía Nelly.
- ¡Hay que hacer algo!- dijo Karla que como sus hermanos, también miraba la pelea- ¡Si no Daniela será secuaz de Nelly para siempre. Entonces Karla bajó del techo, se acercó a Daniela y le dijo:
- ¡Daniela, no escuches a Nelly por favor! ¡Estas hipnotizada!-. Pero Daniela gritó:
- ¡OH, CAYATE MOCOSA!-. Y le tiró un llamarada de fuego que por suerte Karla la esquivó.
- ¡Ahhhh!- gritó Karla. Y se fue corriendo hacia sus hermanos.
- ¡Tengo una idea!- dijo Tommy- ¿Por qué no hacemos travesuras para recordarle a Daniela que es una súper niñera? ¡Podemos también decir frases que ya hemos dicho antes como "¡ES EL TIEMPO DE DESPEDIR NIÑERAS!" y cosas por el estilo!-.
- ¡Buena idea!- dijeron sus hermanos a la vez. Entonces, todos los niños corrieron cada uno para una dirección e iban rompiendo cosas.
- ¡Eh niñera!- decían los gemelos haciéndole burla. Daniela les tiró una llama de fuego que la esquivaron.
- ¡VAMOS A ROMPER PLATOS!- gritaba Karla.
- ¡ES EL TIEMPO DE DESPEDIR NIÑERAS!- dijo Tommy. Entonces Daniela empezó a recordar. Se mareó y cayo desmayada.
- ¡JAH, LA HABÉIS MATADO!- dijo Nelly. Pero Daniela se levantó rápidamente y le dijo:
- ¡NO TAN RÁPIDO NELLY!-. Y agarró un árbol y se lo tiró a Nelly que cayó al barro.
- ¡Chicos, me habéis salvado!- dijo Daniela corriendo hacia los niños.
- ¡Todo fue idea de Tommy!- dijo Dawn.
- ¡Gracias!...¿Qué es esta horrible ropa que llevo?- preguntó Daniela.
- ¡Es una larga historia!- dijeron los gemelos. Daniela se volvió a poner su traje de siempre. Entonces vio a  Nelly que caminaba enfadada hacia ella. Nelly agarró a Daniela y le dijo:
- ¡ESTOY HARTA DE TI Y DE TUS CRÍOS!-. Estaba a punto de hacerle mucho daño con sus puños a Daniela cuando la pequeña Zoe que sabia lo que pasaba, vino, se puso en medio y dijo:
- ¡NO PERMITIRÉ QUE LE HAGAS DAÑO A MI NIÑERA!-. Pero Nelly que odiaba los niños le dijo:
- ¡APARTATE, MOCOSA!-. Y le lanzó una bola enorme de humo negro que hizo que se estampara contra una pared. Daniela al verla le saltaron lagrimas de los ojos y fue hacia ella. Parecía estar muerta. Entonces Daniela empezó a llorar. Le había cogido bastante cariño a la niña.
- ¡Vamos, que solo es una estúpida niña!. ¡Ni siquiera la conocías bien!-dijo Nelly.
- ¿¿SOLO UNA NIÑA?? ¿¿SOLO UNA NIÑA??- dijo Daniela súper enfadada. Entonces pegó un grito enorme. Cerró los ojos y también los puños. Entonces pasó un milagro. ¡Un dragón de fuego salió del cuerpo de Daniela!. El dragón de fuego gruñó y persiguió a Nelly mientras le quemaba el trasero.
- ¡Vaya! ¡Me ha salido un dragón de fuego! ¡Nunca me había salido!-.
- ¡AHHHHHHHHH! ¡MALDITA SÚPER HEROÍNA! ¡AUAUAUAUAU!- gritaba Nelly. La policía agarró a Nelly y la llevó a la cárcel.
- ¡TE ODIO, RATITA!- gritaba Nelly mientras la ponían en el coche de la policía.
- Y..¡Ya está! ¡HE VENCIDO A NELLY!- gritó orgullosa Daniela. La gente le victoreaba. ¡Daniela se convirtió en la nueva súper heroína de la ciudad!. La gente le hizo una feria dedicada a ella. Dio un discurso a toda la ciudad y también la mantearon.
- ¡Estoy orgulloso de ti!- le dijo Mega Man dándole palmaditas en la espalda. Daniela le sonrió. Pero ella estaba bastante triste porque parecía que la pequeña Zoe se había muerto. Zoe estaba en el hospital y sus hermanos y su niñera esperaban en la sala de espera. Estaban muy nerviosos porque podía estar muerta. Pero Zoe...¡salió de la habitación con un médico sana y salva! ¡Todos la abrazaron y lloraron de emoción!.
- ¡ZOE ESTAS BIEN!- gritó Daniela.
- ¡Sí y felicitaciones, eres la nueva súper heroína de la ciudad!- le dijo Zoe. ¡Hasta Harry se enamoró de la súper niñera cuando le salvo de Nelly!

 FIN